Etiqueta: embarazo

La ecoespera: Cómo sobrevivir en 8 pasos

Una cree que cuando da positivo tras un tratamiento de fertilidad, se acaban todos los problemas pero, compañera, quiero adelantarte que ahí empieza otra tensa situación: la ecoespera

 

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio del post, haz CLICK AQUÍ:

La ecoespera ¿y te la querías perder?
Ramita flor
 

Hace poco L. una de las mujeres a las que he asesorado y acompañado en su proceso de reproducción asistida lograba su ansiado embarazo. El problema es que por protocolo de su clínica, no le iban a hacer ecografía hasta casi la semana 8. ¡Imagínate!

Seguramente pensarás que tú no esperarías tanto  ¡Ay…  a mí me hubieran matado con esa aecoespera!

De hecho no pude por menos decirle lo orgullosa que estaba de ella por aguantar ese tiempo sin intervenir porque sé lo eterno que puede hacerse hasta saber que el embarazo sigue su curso y máxime en su caso que ignora si se implantaron uno o dos embriones.

L. me sugirió que hiciera este videopost para poder ayudaros en este tiempo que suele oscilar entre una y tres semanas ¡y aquí está!

 

¿Cómo sobrevivir a la ecoespera?

Si aparentemente todo está bien, por que no estás teniendo manchados o contracciones estas ideas seguro que pueden ayudarte. En caso de reposo por amenaza de aborto  o has tenido una vista baja que haya que controlar, la situación va a complicarse y necesitarás mucha fuerza mental y apoyo de los que te rodean hasta que pase el riesgo.

 

1.º Estás embarazada

¡Créelo! Una cosa es que tengas miedo, y otra que te niegues a ti misma el placer de tu embarazo incipiente. ESTOY EMBARAZADA. Dílo cuántas veces lo necesites e incluso escríbelo en un cartón que puedas ver en tu casa. Es tu nuevo mantra Disfruta por qué ahora estás al otro lado de esa línea imaginaria que te separaba del mundo de los que lograban tener un hijo.

 

2.º Esto hay que pasarlo sí o sí

Hay que pasarlo y la buena noticia es que… ¡Pasa! Llegará el día que te dirijas hacia la clínica que te confirmará si el embarazo está progresando. No me llames aguafiestas pero, tampoco pienses que a partir de ahí ya estarás tranquila porque lamentablemente lograrlo puede ser un proceso paulatino. Estamos demasiado inversa hace en las inseguridades de la infertilidad y necesitamos un poquito de tiempo.

 

3.º No te hagas más pruebas de embarazo

Por favor, no sigas gastando esa bolsa con 20 pipitest. Estás embarazada y eres una mujer adulta. Da un paso adelante y conquista tu propia serenidad. Eso está en ti y nadie más puede dártelo. Respira hondo. Sí, tu pequeño está aquí.

 

4.º No vayas a urgencias para que te hagan un ecografía

Que nos conocemos. Igual has sonreído porque ya lo has hecho ¿verdad? Esta es la típica fantasía en la que caemos casi todas aunque la mayoría conseguimos controlarnos, pero te aseguro que hay un porcentaje de embarazadas de reproducción asistida que acude a urgencias con algún temor físico cuando realmente es más un temor emocional lo que tienen, por lo que por mucho que les digan que el embrión está bien, que ya hay un saco vitelino o directamente que no se ve nada porque es demasiado pronto,  esto no va a conseguir parar sus miedos, dado que la inquietud está en ellas.

Cómo sobrevivir a la ecoespera en 8 pasos

Imagen cortesía de Ambro © Freedigitalphotos.net

 

5.º Actúa como una mujer embarazada cualquiera

¡Es que ya lo eres! Cuídate como lo hacen las embarazadas. Actúa como ellas. En realidad no es que hagan nada especial, simplemente son más conscientes de la importancia de su estado físico y mental para el bienestar del bebé y de ellas.

Eso las lleva a intentar cuidarse lo más posible y eso es lo que te pido a ti, pero sin exageraciones. Sencillamente dormir, comer, pasear y trabajar pero todo con esa nueva conciencia adquirida.

 

6.º Contrala esa cabecita:

Todos tus miedos, TODOS pueden aflorar. Porque ya está aquí, porque es una realidad dentro tuyo. Imaginar en perder lo que tanto te ha costado, quizás te haga entrar incluso en ligero estado de pánico.

Sal a pasear, haz respiraciones. Recuerda lo que te dije en el punto número uno. ¡Estás embarazada!

No tiene porqué pasar nada. Olvídate de ectópicos, bioquímicos, etc… Salvo que hayas tenido ya abortos, eres virgen en estas preocupaciones, disfruta esa inocencia.

 

7.º Confía en tu embrioncillo

Y, lógicamente, no por que así se vaya a quedar o no, sino por que él sabe lo que tiene que hacer. Si está bien y las condiciones son óptimas, se multiplicará, se dividirá, crecerá. Está programado para ello.

Es la vida y ella sabe funcionar sola.

 

8.º Si te notas con ansiedad

Si a pesar de todos tus esfuerzos, la ayuda de tu pareja o amigos y la lectura de ideas como las que yo te he propuesto, ves que empiezas a entrar en una zona peligrosa de ansiedad, no lo dudes y acude a tu médico de cabecera, al psicólogo, a un terapeuta o a quien consideres necesario que pueda ayudarte a sobrellevar tu estado actual.

No se trata de solucionar tus problemas emocionales de fondo, sino de ayudarte a vivir este tiempo en el que estás.

 

Ojalá estas 8 sugerencias te ayuden a sobrellevar la ecoespera. Y si es así, por favor pásate y comenta como lo has aplicado.

 

La betaespera tras un tratamiento de fertilidad

Betaespera es el nombre que le hemos dado las pacientes al tiempo que transcurre entre que nos hacen un tratamiento de fertilidad hasta que nos hacen la prueba de embarazo.

Beta viene del término “Beta HCG” y  nos indica si ha habido embarazo y qué valor de hormona gonadotrofina coriónica hay.

Espera, lógicamente, vienes del término esperar, aunque en nuestro caso es más bien desesperar, ayyyy.

Emocionalmente es otra cosa: un momentazo de nuestra vida que inexorablemente nos acompañará tratamiento tras tratamiento hasta que consigamos el ansiado embarazo.
Analicémoslo un poco con sus momentos de gloria y de pena…

 

 

¿Cuánto dura la betaespera?

Dependiendo del tratamiento que te hayas realizado y del protocolo de la clínica será un día u otro:
Inseminación- 16 a 18 días post inseminación.
Al ser un proceso menos asistido, no se sabe con exactitud en qué momento se va a producir la implantación ya que primero debe producirse la fecundación, después el descenso por las trompas y por último, la anidación. Quizás sea esa la razón por la que nos tienen tanto tiempo en betaespera. Aunque también dado que algunas clínicas no hacen ellos mismos el análisis beta HCG y piden a la paciente que se haga un test de orina, si no se ha dejado pasar el tiempo suficiente, podríamos tener un falso negativo.

Transferencias de embriones- 10 a 15 días post transferencia
Si te han transferido en embrión de 3 días lo habitual es que esperes entre 12 a 15 días
Si tu embrión era un blastocisto de 5 o 6 días, serás de las afortunadas que incluso en 10 días, sepas ya el resultado del tratamiento.

 

¿Cómo podrías sentirte durante la beta espera?

Por mi experiencia personal y la vivida con todas mis compañeras primero y mis clientes actuales voy a hacerte un esquema con el que podrías hacerte una idea:

  • Día de la transferencia: un día emocionante, feliz. Incluso si llevas ya varios tratamientos, aunque te resistas, sabes que ahí tienes una nueva oportunidad, ese embrioncito podría ser tu futuro hijo. Disfruta mucho ese momento como digo yo de “gallina empollando”
  • El día después: quieres mirar el futuro con optimismo así es que sabiendo que todavía no ha llegado el momento de la implantación sigues disfrutando de la esperanza de tenerlo ahí, esperando el momento correcto para implantarse.
  • 48 horas post transfer: esto ya es otra cosa. No sientes absolutamente nada y además que probable que si no trabajaste ayer, empieces a hacerlo hoy. Pareces una persona normal y corriente, ¿verdad? Pero no, tú sabes que podrías estar embarazada y estoy incertidumbre echa sus primeras raíces para el resto de días que te quedan de betaespera
  • Una semana después: La betaespera es dura. Es probable que hayas buscado ya información en todo tipo de webs y especialmente en los foros de Internet.Piensas que tendrías que haber estado ya sintiendo algo y si no ha sido así (sea real o no) empiezas a sumirte en la desesperanza. Aunque también puedes estar sintiendo un montón de cosas y eso estar haciéndote pensar que sí, que esta vez estás embarazada. Quiero insistirte una vez más en que ambas percepciones, no son prueba ni de un positivo ni de un negativo; es muy difícil que las pacientes aceptemos esta idea, pero es absolutamente real.
  • 2 o 3 días antes de la beta HCG:
    Estos días son muy difíciles entre otras cosas porque algunas mujeres tienen un sangrado de implantación y tú, que te has releído 1001 post, lo sabes. Pero además, si no estás embarazada, puedes estar sufriendo algo de síndrome premenstrual por lo que tu estado emocional está tocado. Ay, ya queda poco, aunque parezca un tiempo insalvable.

Te cuento algo personal: en los dos embarazos que trajeron a mis hijos, lloré como una desesperada dos o tres días antes porque estaba convencida de que no había funcionado.

 

Entonces, ¿Cómo sobrevivir a la betaespera?

Distracción: esto te lo va a decir desde tu médico pasando por terapeutas, psicólogos, a tus amigas, Internet, yo misma, y todo el que te encuentres. Pero ¿cómo puede una distraerse de algo tan fundamental? Te sugiero que tú lo intentes y lo intentes.
¿Qué vienen los pensamientos, los bajones, etc? Muy bien, pero en cuanto puedas escapar de ellos, vuelve a tu tarea: distraerte.
Consentirte: Mujer, mímate todo lo que puedas y más. Si consigues organizarte en el trabajo, quítate todas las responsabilidades que puedas de encima. En tus horas libres, haz aquellas cosas que sabes que te harán sentir bien (y que no tienen porqué costar dinero)
Lectura: acércate hacia el tipo de libros que sabes que te reconfortarán. Libros de humor, novelas, autoayuda, lo que necesites. Es el momento de leer lo que tú necesitas para sentirte bien.
Paseos: ¿Ha visto Forrest Gamp? Soy fan absoluta de esa película y de su filosofía sobre el hecho de caminar. De verdad, caminar lo arregla todo (o casi)
Aceptación: al final todo se reduce a entender nuestro lugar en el mundo. Y actualmente este es el tuyo: un lugar de tierras movedizas que debes saber flotar. Y se puede, de verdad.

 

Recuerda algo muy, muy positivo, somos afortunadas por tener acceso a la reproducción asistida tanto si estás por la Seguridad Social como si te la estás pagando tú.

 

¿Cómo vives tú la betaespera? ¿Tienes algún truquillo o te lanzas sin paracaídas a esos días de incógnita? Me encantaría qu ese animaras a comentar aquí abajo. ¡Gracias!

Testimonio de un embarazo por in vitro

Desde Uruguay, nos llega el testimonio de una pareja que tras ocho meses intentando tener un hijo por el método “diver” y asumir que así no llegaba, decide ponerse en manos de los ginecólogos de reproducción asistida. Afortunadamente, no sabían que iban a ser 21 meses con sus días y sus noches y qu el fecundación in vitro llamaría a su puerta.

Necesitaron un año de preparación para realizar su tratamiento de fecundación in vitro y fueron muy afortunados ya que lograron el embarazo en ese primer tratamiento.

 

florencia-embarazada-y-su-marido

 

Pero no olvidemos que fueron 21 meses luchando entre la ilusión y la desesperanza. Todos los que estamos aquí lo hemos vivido y sabemos que cada tarde a solas duele, cada llamada con malas noticias deja una marca, pero que también trae grandes certezas; en su caso, algo que felizmente me encuentro mucho, la de tener una pareja maravillosa.

Enhorabuena Florencia por ese bebé y esa pareja con la que pudiste hacer este camino. Y gracias por compartir vuestra historia con nosotros.

 

Os dejo su testimonio:

 

23 de octubre de 2014

Hoy luego de 8 meses de intentos y de sueños fallidos comienzo a plasmar en un papel las palabras que cada mes cierran mi garganta de dolor.

Los 28 días pasan en este intento cíclico de soñar con que ese rayito de sol, ese pedacito de mamá y papá venga a iluminarnos la vida…

Y no es así.
Por eso y para que esta angustia salga de mi cuerpo cada vez que el “día rojo llega” es que he decidido plasmar lo que pase por mi cabeza mes a mes; para que esto sea un proceso que solo acepto que termine con el final feliz que tanto deseamos.
Tengo al amor de mi vida, el hombre que toda mujer desea y lo amo con toda mi alma. Sé que en su silencio por miedo a decir palabras que me duelan, calla mostrando la fortaleza que trata de trasmitirme; y yo como mujer me pongo la coraza y lloro cuando nadie me ve, hasta que quedar seca de lágrimas. Luego levanto la cabeza y sigo pensando y creyendo que ya vendrán, que tal vez el próximo mes sea la oportunidad, deseándolo con el alma.

 

19 de marzo de 2015

Han sido meses difíciles desde que comencé a escribir mis pasos mes a mes… Han sido momentos de noticias para nada gratas para quienes desean con el alma que llegue el fruto del amor que sentimos.

Lo que la naturaleza hace en la mayoría de las personas, con nosotros no ocurre.

Tendremos que amigarnos con la ciencia y confiar en un médico… Una persona simple como nosotros, pero con el conocimiento que necesitamos para lograrlo.

Dios se ha manifestado en él y nos dará una mano de cerca.
Estamos como lo llamo yo, en el proceso, ya que tratamiento es una palabra para una enfermedad y no para un deseo, para un anhelo tan grande como este.

 

17 de junio de 2015

El momento tiene “fecha” ya que hoy, tras de meses de estudios, consultas al médico y evaluar los pasos a seguir, nuestro momento se acerca.
El camino ha sido difícil, amargo y por momentos muy duro, donde solo nace el sentimiento de llorar y preguntarnos porqué.
Hoy me miro, miro al hombre que tengo al lado y no puedo más que sentirme orgullosa, porque cuando todo esto pase, hoy ya tengo la seguridad de que tengo al mejor hombre a mi lado.

 

pareja-recorriendo-un-camino

@Unsplash

 

26 de agosto de 2015

Digamos que hoy no son las palabras que pensaba expresar las que tengo para contar. No se pudo comenzar con el proceso debido a que mis valores de TSH han variado y puede ser contraproducente realizarlo en esas condiciones. Hay que seguir esperando, nuestro angelito aún nos sigue probando, nos admira. Aunque no lo vemos, estoy convencida de que en algún lugar del Universo allí está… esperando el momento justo para llegar.

 

9 de Noviembre de 2015

El proceso ha comenzado… Hace ya 4 días que la primera parte de este viaje comenzó. Noche a noche seguimos los pasos recibiendo la medicación que se nos ha indicado. Sinceramente sin ninguna molestia, sin ningún dolor. Esto se me hace raro y ha causado mi asombro; pero nuevamente me doy cuenta de que el amor y el deseo de recibir a nuestro bebé puede más que cualquier situación o molestia ocasionada. He entregado mi cuerpo y mi alma a Dios, yo solo soy el vehículo para que él nos traiga a nuestro hijo / a.

 

12 de noviembre de 2015

Los días han pasado y todo avanza tal cual lo esperábamos. Luego de un par de controles se espera que en 4 o 5 días más se haga el proceso en Buenos Aires. Mucha ansiedad, pero sinceramente creo que Dios me está llevando de la mano; es ansiedad pero no desesperación.
Mi cuerpo ha ido reaccionando de acuerdo con lo esperado y no tengo más que agradecer; el profesional que nos controla y que nos guía en este camino es una persona idónea y con una dedicación que pocos tienen. 

 

25 de noviembre de 2015

Ya todo el proceso ha sido realizado. Ya viajamos, pasó el procedimiento de aspiración primero, luego el esperar unos tres días, y por último la tan ansiada, deseada y esperada transferencia.
Solo lo que pasa por mi cabeza es pedirle a Dios que por lo menos uno de esos dos “porotitos” (como los llamamos) se queden con nosotros y puedan recibir todo el amor del mundo que tenemos para darle
Lo más difícil es esta espera; siempre siendo positiva y con mucha fe de que todo va a salir bien; pero por otro lado con ese miedo que no quiero sentir pero que en una remota posibilidad siempre está.

 

7 de diciembre de 2015

El corazón no me falló cuando me dijo que todo iba a salir bien; luego de 12 días de espera, de nervios, pero sobre todo de mucho miedo al fracaso nos llegó la hermosa y ansiada noticia del POSITIVO!!!!!!!!
Ahora solo resta esperar, cuidar la pancita y seguir teniendo fe y confianza que todo va a seguir saliendo más que bien. El corazón se me sale del pecho y ya nada más interesa porque estoy embarazada; solo nuestra familia.

Ver la mirada de papá fue el momento más mágico que he pasado hasta ahora y el llanto de felicidad eran lágrimas que limpiaban el alma.
Son los primeros pasos, las primeras semanas, las de más cuidado. Pero por algo se empieza, ¿no?

De nuestra parte pondremos todo el corazón y el cuidado e iremos disfrutando de cada paso.

 

18 de diciembre de 2015

Y ha llegado ese día, el segundo día más importante de esta montaña rusa que estamos viviendo. La ansiedad está a flor de piel; pero como siempre tranquila con la mejor mente positiva que todo va a seguir bien.
La emoción más grande y el momento mágicamente indescriptible sucedieron en ese momento. Oímos el corazón de nuestro ángel latiendo fuerte al galope, tal como si aplaudiera la vida. Lágrimas de alegría, el pulso se acelera, el milagro de la vida se plasma en realidad.
La vida toma otro sentido, nuestra vida gira en torno a él/ella como lo será eternamente, ya que ahora nuestro ser no nos pertenece, sino que es por y para esa personita valiente que decidió quedarse con nosotros.

 

4 de abril de 2016

Ya son 24 semanas… Muchas ☺ y gracias a Dios todo ha marchado tal cual lo esperado. El inexplicable milagro de la vida se presenta nuevamente haciéndome sentir insignificante e ignorante sobre como día a día este milagro, este bebé que con ayuda nos ha elegido como papás, crece y se va formando.

 

21 de junio de 2016

33 semanas ☺… Lucianito está grandote; ya aproximadamente en 2 kg
Parece mentira mirar unos meses atrás y parece que fue ayer que todo comenzó… y ahora casi está culminando.

Han sido 7 meses y medio donde la vida me ha demostrado que todo se puede, y en los cuales he cambiado por completo el ver de las cosas. Ya no me interesa si el mundo se cae; porque solo me ha importado mi mundo; este mundo que hemos formado los tres con papá todos estos meses. Donde siento que ya lo conozco aun sin haber visto su cara; aun sin poder tocarlo más que por medio de la piel que nos separa.

 

9 de julio de 2016

Casi 36 semanas y la pregunta que todos hacen: si le tengo miedo al parto.
¿Miedo?
¿Cómo poder tenerle miedo al momento en que me va a traer frente a mis ojos al amor más puro que puede haber? ¿Quién temería a eso?

Solo quien sabe lo que es desear ser padres y dudar si será posible… solo esas personas saben lo que es el verdadero MIEDO. El dolor emocional de que hay algo que no podemos llegar a controlar y que no depende de nosotros como es la naturaleza, y que ella nos negara la posibilidad de ser papás… eso es MIEDO.

 

6 de septiembre de 2016

Luego de un par de meses encuentro un tiempito para volver: la vida nos ha mostrado de frente lo que verdaderamente importa; nos presentó a un ser libre de cualquier vicio de este mundo y tan naturalmente hermoso y puro como no podíamos imaginar existía.

Les cuento que el día tan esperado fue el 16 de julio. Fue todo tan mágico y tan perfecto que solo Dios pudo haberlo preparado así y hoy termina esta última hoja de la forma que lo dije en un principio; con nuestro hijo acá; llorando, riendo, acariciándonos y enseñándonos a ser padres.

Gracias, hijo mío, por enseñar que en la vida todo se logra; porque desde el primer minuto en que te deseamos y a pesar de todos los intentos fallidos SIEMPRE estuve segura de que ibas a llegar.
Hoy algo tan chiquitito que pesa 4 kilos es capas de hacerme entregar mi vida si fuera necesario… hoy y siempre serás mi prioridad. Ese pedacito de mamá y papá que es testigo de nuestro amor y sacrificio. Hoy y siempre serás nuestro tan anhelado, buscado, y LOGRADO HIJO.

 

florencia-y-su-familia

Si te ha gustado el testimonio de Florencia y su pareja que batallaron por tener a su hijo y lo lograron, te invito a compartirlo en tus redes sociales para que un poco de esperanza llegue a la persona que la necesita.

9 meses con Samanta: Maternidad y Reproducción Asistida

Samanta Villar es una famosa periodista española que ha decidido compartir los nueve meses de su embarazo logrado tras cuatro años de tratamientos de reproducción asistida.

En el programa no habla de ellos más que ocasionalmente, pero a cambio solamente en el primer pudimos ver como una pareja de mujeres intenta su embarazo utilizando un tratamiento que no gusta nada a los médicos: la inseminación casera.

A raíz de ello, Samanta viaja a Dinamarca y allí tiene una entrevista con un donante que además comparte que va a ser no anónimo, lo que para mí lo hace más interesante todavía. Su hermana es madre sola por elección y eso junto con un último impulso de su madre le hizo decidirse a donar.

Aviso de que se llora… y mucho.

 

Captura de pantalla 2016-05-09 a las 11.44.39

 

Aquí tenéis el 2º capítulo de 9 meses con Samanta: Ya no hay referencias a la Reproducción Asistida más que de pasada. Y también está bien, no? Cuando nos quedamos embarazadas ya somos como todas la mujeres que se han quedado embarazadas de manera natural y ella como muchas, empiezan a preocuparse por lo que está por venir, ya que el parto se ve más cerca.

Sí, como dije un día, la infertilidad y lo vivido no se olvida, pero hay que intentar empezar a vivir sin miedo…

 

Samanta VIllar y su pareja

 

En el 3º capítulo entran en el tercer trimestre del embarazo y junto a la historia de Samanta, vamos a conocer a una pareja que tuvo a su hijo por gestación subrogada y logró algo que quizás muchas desconozcáis y es que una mujer aunque no haya dado a luz puede conseguir dar el pecho a su hijo y esta mujer lo logra.

También va a salir una mamá bastante tardía concretamente tuvo a su hijo con 51-52 años. Esto caso es un ejemplo de que el acuerdo que existe en España de no hacer tratamientos por encima de los 49-50 años es un acuerdo entre clínicas, no algo que marque la ley.

Y bueno, ya se acerca el momento de nacer los mellizos de Samanta. Podría deciros solamente que ha sido muy emocionante especialmente siendo unas niñas que nacieron como los nuestros, de reproducción asistida tras 1.001 luchas  pero no me puedo callar: todo ese proceso de contracciones pasado encima de una cama sentada o tumbada debió ser terrible. ¿Porqué no se movía? ¿Se los recomendaron, lo eligió ella? Me encantaría saberlo…

 

9 meses con Samanta 3

 

Si os animáis, estaría genial que comentarais aquí qué os ha parecido 9 meses con Samanta. Ah, y si os apetece ver mi propio 9 meses con Eva, aquí lo tenéis,  jY si os apetece compartir ¡Bienvenido sea!

 

Afirmaciones positivas de fertilidad 20

Por fin has conseguido tu embarazo por reproducción asistida.

Es el momento de grabarte a fuego esta frase, que sea tu mantra, que te levantes con ella, que te acuestes con ella:

 

afirmaciones positivas de fertilidad 20

 

Por que tú y yo sabemos lo que ha costado llegar hasta aquí:

  • Si estás en pareja heterosexual, meses o años de intentos infructuosos por vuestra cuenta antes de dar el paso a la reproducción asistida
  • Si eres una mujer sin pareja o una pareja lesbiana, haber decidido tener un niño a pesar de lo que todavía significa eso para una parte de la sociedad.
  • Quizás has necesitado la ayuda de donantes.
  • Has tenido algún aborto anterior.
  • Te has tenido que medicar tanto que no quieres ni recordarlo, tú que eras una persona que no tomaba nada ni cuando se encontraba fatal.
  • Puedes haber llorado, haberte ilusionado, haber necesitado ayuda, haber conocido personas maravillosas.
  • Haberte atrevido a dar pasos que te daban pánico pero que era lo único que podías hacer si querías lograr tu embarazo (viajar a otro país, ponerte dos embriones)

Pero ya por fin sí, ha llegado este momento:
 

 

¡ESTÁS EMBARAZADA!

 

Y puede que de nuevo toda tu estructura interna vuelva a tambalearse y el pánico regrese.

Pero ahora sí que es el momento de mirar tu situación con alegría, con ilusión, ahora sí que tienes el mundo por delante.

Cuando has tenido ya un aborto, esto es más complicado y puede que necesites semanas o incluso meses antes de disfrutar tu embarazo, suena tan lógico,¿no? no te castigues por tus miedos.

Pero si nunca te ha pasado, hazte un favor y sobre todo, dale a ese embrioncito la posibilidad de desarrollarse sin un ambiente de miedo y estrés.

 

Tu embarazo va a seguir adelante:

  • Dílo
  • Grítalo
  • Siéntelo
  • Grábalo
  • Escríbelo

 

Recuerda lo de que la vida tiende a vivir y si no te quieres poner tan metafísica, piensa en plan científico que:

el conjunto de células que es tu embrión, saben perfectamente lo que tienen que hacer para seguir desarrollándose. 

 

¡Confia en él!

 

Puedes encontrar todas las afirmaciones positivas de fertilidad que puedes utilizar si estás en reproducción asistida en un tablero que he creado en PINTEREST. ¡Pásate a verlo!

¿Será que quedarse embarazada sólo les ocurre a otras?

Quedarse embarazada, gran misterio… Al menos para nosotras, ¿verdad?

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, haz CLICK AQUÍ:

¿Será que quedarse embarazada sólo les ocurre a otras?

 

Debo confesaros que a mí como mujer sin pareja, que he tenido varias relaciones antes de empezar el camino de la maternidad y que no han funcionado como a mi me hubiera gustado, cuando veo cómo surge el amor en otras personas, cómo se establecen las parejas también tengo esa sensación:

como de que el amor es lo que le sucede a los demás.

Pues bien, el quedarse embarazada tiene algo de eso:

  • Ves a tus amigas
  • Tus compañeras de trabajo
  • Hasta las conocidas de Facebook
  • Las que tienen infertilidad pero empezaron más tarde que tú
  • Tus primas, las vecinas, las conocidas
  • Todas, todas parece que lo están consiguiendo

El mundo entero es un complot hacia ti…

 

O al menos eso parece.

Recuerdo una amiga mía que tuvo que hacer varias inseminaciones y dos FIV con tres transferencias en total, antes de conseguir quedarse embarazada de su primer hijo. Su problema era la infertilidad de origen desconocido y tal y como sucede en muchas ocasiones con este tipo de infertilidad, el segundo mes que se pusieron a intentar tener a su segundo hijo de manera natural, lograron el embarazo.

Me llamó y me dijo: o sea que la gente, va, se acuesta y se queda embarazada. Hala, así, como el que no quiere la cosa. Sin tristeza, sin que te cueste. ¿No moco cervical, no piernas para arriba, sin tener que hacer nada especial más allá de disfrutar el momento?. Estaba alucinada.

Pues sí, quedarse embarazada para la mayoría de las mujeres en edad fértil, no es un problema, pero esa no es nuestra situación.

Cuanto antes lo aceptemos, antes tomaremos las riendas del proceso al que nos enfrentamos. Una vez lamidas nuestras heridas, hay que actuar.

No dejar que el miedo a la incertidumbre de saber si lo vamos a lograr o no y desconocer el coste que puede tener en nuestra vida, nos paralice.

Pero ¿qué pasa cuando descubrimos nuestra infertilidad o vemos que quedarse embarazada no es tan sencillo o estamos teniendo negativos o algún aborto?

¿Se te ha pasado por la cabeza que a lo mejor tener hijos no es para ti? Venga, confiesa…

 

Lo doy por seguro si crees en:

  • Religiones que ¿Será que quedarse embarazada sólo les ocurre a otrasno aceptan la reproducción asistida porque no nos entienden.
  • Filosofías de vida tan naturales que creen que si la naturaleza no da hijos, no hay que hacer nada.
  • Empiezas a verte como esas personas que miras de reojo y que han tenido que dejar atrás el  proyecto de formar una familia.
  • Buscas y a la vez temes encontrar una indicación casi divina por la que tú no puedes-no debes tener un hijo.

Desde luego si crees en uno de los primeros puntos (religión o naturaleza) y eres infértil, va a ser muy complicado que llegues a tener hijos. Aunque quedarse embarazada no es matemática pura y un buen embrión en el momento justo podría traerte un embarazo sin necesidad de acudir a la reproducción asistida.

Pero si tu problema son los dos últimos puntos, permíteme intentar tranquilizarte.

Es muy duro ver a personas que han intentado tener hijos y no lo han llegado conseguir, bien porque no encontraron fuerzas, bien por dinero o porque no pudieron dar el salto a la donación o adopción. Pero si tú tienes el objetivo claro y consigues buscarte la vida para tener el dinero y hacer los tratamientos, como me dijo una gran doctora:

en reproducción asistida quien aguanta es el que logra tener un hijo.

El último punto: el karma, las señales, el destino, como lo quieras llamar. Este es el más peligroso por que eres tú misma boicoteándote:  pues a lo mejor es que tener un hijo no es para mí.

¿Qué voy a decirte?

Si quedarse embarazada o no, hoy en día tuviera que ver con algo místico, kármico, más que con las dificultades médicas que te puedes ir encontrando… ¿Dónde estaría por ejemplo yo?

Si tras cada negativo, cada aborto, cada dificultad para encontrar el dinero, me hubiera planteado que a lo mejor esto no era para mí, o que la vida me estaba mandando señales, me hubiera quedado sin tener a mis tres hijos.

Por supuesto que había indicaciones, había que saber leer para averiguar hacia dónde ir, pero eso no significaba que me llevarán hacia el final, sino que eran pistas para llegar hasta los niños.

De verdad, nada en el mundo que no seas tú, tu pareja y por supuesto un médico en el que confíes debe darte una indicación de que quedarse embarazada no sea para ti.

Somos mujeres, y las mujeres gestan niños. No te pongas en duda.

¿Y tú? ¿Ya ha pasado por tu cabeza este pensamiento? Anímate a compartirlo.

Afirmaciones positivas en fertilidad 6

¿Cómo explicarte qué se siente cuando un bebé dentro tuyo empieza a darte patadas? Y si además es tan, tan buscado como los nuestros es como la confirmación de un milagro.

Mucho antes, tu positivo y sobre todo al ver el latido te traerá una sensación de compañía que yo reconocí tras mi primer aborto: no sabía lo acompañada que me había sentido hasta que ese primer embrión se fue.

Por eso cuando alguien te dice que eso apenas era nada por no llevar más de dos o tres semanas de embarazo a ti se te cae el alma por que se te ha ido parte de la vida, pero casi nadie lo entiende…

Recuerda que te puede pasar, que estás luchando por ello y créelo por que va a ser increíble:

Afirmación 19

El día que te veas con tu barriga gordota sentirás que la felicidad está en ti, que no hay que buscar nada fuera por que tú lo posees todo. Ya lo verás.

 


 
Puedes encontrar todas las afirmaciones positivas de fertilidad que puedes utilizar si estás en reproducción asistida en un tablero que he creado en PINTEREST. ¡Pásate a verlo!

 

Vivir sin miedo el embarazo, el parto y la crianza tras los tratamientos

La razón principal por la que creé este blog dentro de Creando una familia fue por que quiero animaros, ayudaros y empujaros si hace falta a dejar atrás el miedo que nos ha acompañado durante los tratamientos.
Hemos necesitado ayuda. Sí. Hemos pasado miedo. Sí. Pero como decía en esta afirmación:

Afirmacion12

Es tu momento. Escucha lo que tengo que decirte:

¿Cómo estás viviendo estos momentos? ¿Sientes miedo o estás pudiendo disfrutar de que tu sueño es casi una realidad o lo es ya? Cuéntanos y comparte si te ha gustado.

Trombofilias y reproducción asistida

¿Sabías que tras muchos negativos y abortos de repetición se esconde un problema con ellas?
Para entendernos fácilmente, las trombofilias son enfermedades de la sangre. En realidad es algo muy complejo, con múltiples valores por revisar y muchos más todavía desconocidos. Os voy hablo sobre ellas, sobre todo para que las tengáis presentes si el proceso se complica.

¿Te descubrieron alguna trombofilia tras múltiples tratamientos? ¿Conseguiste tu embarazo?

Comparte este video y si te apetece, por favor, cuéntanos tu caso.