Etiqueta: miedo

¿Cómo te sentirás si dejas los tratamientos de fertilidad?

La posibilidad de abandonar los tratamientos de fertilidad porque no puedes más, es algo que está ahí desde el momento en el que los negativos o los abortos empiezan a sucederse. En esta situación es muy habitual perder la perspectiva.

Solo vemos el aquí y el ahora, el sufrimiento en el que estamos, pero es importante pensar en cómo vamos a sentirnos si los abandonamos por una cuestión emocional.

 

imaginar el futuro sin hijos

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio del artículo, haz CLICK AQUÍ:
Te invito a un juego: imaginar tu futuro

 

Tu momento actual

Hablemos un poco de hoy mismo ya que cuando una está viviendo el tsunami de los tratamientos es muy difícil salir del momento presente. Si miramos más allá e imaginamos un futuro sin hijos; solo vemos un pozo, solo vemos oscuridad.

El miedo se instala en ti y…

◦ Temes empezar
◦ Temes cómo va desarrollándose
◦ Temes la betaespera
◦ Temes cómo sobrevivir si es negativo
◦ Temes un positivo, por si lo pierdes

 

La famosa positividad

Muchos terapeutas, muchos psicólogos, en libros y revistas te van a recomendar que salgas, que no hagas de esto tu prioridad; te dirán que hay más cosas en tu vida como gente que te quiere, pareja o amigos. Que tienes trabajo e incluso sobrinos a los que adoras.
Y tienen razón, ¿pero eso cómo se hace?

Por mi parte, me parece envidiable que haya personas que consigan disociar este proceso y no hacer de él, el núcleo de su vida actual; la razón de su existencia durante meses o años.
Honestamente no creo que esa actitud esté en las manos de la mayoría de nosotras, porque tenerla es algo innato. O se tiene esa actitud o no se tiene.

Es como ser una persona positiva o negativa:
Puedes hacer un esfuerzo por no dejarte arrastrar por el desánimo y algunas personas lo conseguirán al menos en parte, pero la realidad es que al que tiende a aceptar lo que le va sucediendo y actuando en consecuencia, buscará soluciones (aunque le cueste mucho esfuerzo, pero es su tendencia natural) y al que se paraliza por el miedo o no sabe buscar recursos, salir de ahí le supondrá algo que está fuera de su naturaleza y puede ser una tarea ímproba.

 

Lanzarse o Abandonar la reproducción asistida

 

Entonces,
¿qué hacer para no abandonar los tratamientos de fertilidad?

Quiero invitarte a un juego: Verte en el futuro. Un futuro a medio plazo,
sin vuelta atrás.

Seguramente tu pensamiento actual es algo parecido a esto:

Estoy fatal, creo que lo voy a dejar porque no puedo más. Vivo con un miedo constante que cada vez me hace más daño, así no se puede vivir… Además, ya no me reconozco.

Ahora, hazte estas preguntas y se honesta contigo misma:
1- ¿Tener un hijo sigue siendo mi objetivo?
2- ¿Cómo me imagino dentro de unos años?
3- ¿Hay niños en mi hogar? ¿Cómo sería estar sola con mi pareja o sola con amigos?
4- Cuando ya tenga unos 48 o 49 años y se haya acabado el tiempo para intentar reproducción asistida o adopción, ¿miraré atrás y lamentaré no haber hecho algo más?
5-¿Hice de verdad todo lo que podía para tener un hijo?
6- ¿Lamentaré que por miedo y sobre todo por no haber pedido ayuda para superar mis dificultades quizás haya perdido mi oportunidad?

El miedo es un sentimiento muy respetable y al que no hay que negar, pero: ¿no te parece una pena perderte la opción (que no la certeza) de tener un hijo por no lograr salir de la parálisis que puede traer?

Porque dentro de esos 5 o 10 años el miedo habrá pasado y ya no habrá vuelta atrás.

Por favor, busca cómo superarlo

Conmigo o con quien quieras, pero hazlo. Tu objetivo vale este esfuerzo.

Haz ahora este ejercicio y repítelo cada vez que sientas que flaqueas. Imagínate en el futuro y descubre si te gusta lo que ves.

 

¿Abandonaste los tratamientos de fertilidad? ¿Temes quedarte sin fuerzas para poder continuar? Anímate y compartir tu experiencia, seguro que necesita oír tu voz.

¿Qué tiene que ver Australia y la Reproducción asistida?

Australia como metáfora del camino a tu hijo, ese camino que no te está llevando por donde tú pensabas. La infertilidad llamó un día a tu puerta y te ha hecho descubrir la importancia de la adaptación en cualquier situación de la vida. Y especialmente en Reproducción Asistida.
Desde hace años circula por Internet un texto que es un clásico en los foros de infertilidad.
La verdad es que cuando llevas un tiempo en esto y se te está resistiendo, lo lees y parece que lo han escrito para ti.
El autor es anónimo.

 

del sexo a la reproducción asistida

 

Si prefieres escuchar el videopost, haz CLICK AQUÍ

¿Qué tiene que ver Australia con la Reproducción Asistida?

 

Decidir tener un niño es como planificar un viaje a Australia.

Has oído que es un lugar maravilloso, has leído muchas guías y te sientes preparado para ir.

Todo el mundo que conoces ha viajado allí en avión y comenta que puede ser un vuelo turbulento con ocasionales aterrizajes forzosos, pero tú sabes que vas a ser mimado en ese viaje, por lo tanto vas al aeropuerto y pides en el mostrador un billete para Australia.

Parece que no hay sitio para ti

Tendrás que esperar al siguiente vuelo.
Impaciente pero a sabiendas de que será un vuelo maravilloso.Tú esperas, esperas y esperas…
Continuamente llegan y salen aviones.

La gente te dice cosas como:
¡Relájate, te embarcarás pronto! o verás como otros que ya estaban embarcados deciden a última hora cancelar su vuelo, ante lo cual llorarás y gritarás: ¡no es justo!

Después de mucho tiempo de espera la agencia te dice: Lo siento, pero nos va a ser imposible conseguirle un vuelo a Australia, quizá debiera pensar en ir en barco.

¡En barco! te dices, pero ir así me llevará mucho tiempo y será muy caro y he puesto todo mi corazón en ir allí en avión.

Triste te vas a casa y piensas que a lo mejor es una buena idea no hacer el viaje.

Un viaje a través de la infertilidad

Image courtesy of Ohmega1982 at FreeDigitalPhotos.net

Te preguntas si Australia va a ser tan bonita si vas allí en barco, pero has soñado tanto con ese viaje que al final decides ir hasta allí por mar.
Es un viaje largo y difícil y nadie te mima.
Te llegas a preguntar si alguna vez verás la costa y mientras tanto tus amigos han realizado allí varios vuelos hablando maravillas del lugar.

Entonces, un glorioso día, el barco atraca en Australia

Es más exquisita de lo que te habías imaginado y su belleza se magnifica después de un viaje tan largo. Has hecho buenos amigos en la travesía y te has encontrado a ti misma comparando tu historia con la de otros pasajeros.

La gente continuará volando a Australia tan a menudo como quiera, pero tú solo podrás navegar hasta allí una vez, quizás dos y tendrás que seguir oyendo cosas como:
¡Qué afortunada! ¡Tú no tuviste que volar! Mi vuelo fue horrible, mejor ir en barco.
Mientras, tú te preguntas cómo hubiera sido tu vuelo a Australia.

Pero ya sabes que has sido bendecida con una nueva visión del lugar y que la belleza de Australia no reside en el modo en el que vas hasta allí, sino en el lugar mismo.

FIN

La verdad es que me sigue impresionando ver lo inocentes que somos al principio: la ilusión que le ponemos a ese primer tratamiento y cómo posteriormente entramos en una lucha para ir recobrándonos negativo tras negativo. Y no sé cómo… ¡pero lo conseguimos!

El texto nos enseña que si conseguimos adaptarnos, si nuestras tripas y nuestras cabezas lo entienden ¡se puede ser mamá!
El texto detalla muchas de las situaciones que nos encontramos en nuestro camino de reproducción asistida

• Gente que entra y sale
• Amigas que al poco de intentarlo se quedan embarazadas.
• Adaptación a los procesos
• Incredulidad
• Esperanza

 

Recuerda que si necesitas resolver dudas sobre tus tratamientos, encontrarás la respuesta en mi servicio de asesoramiento. Tienes toda la información AQUÍ

 

¿Ya conocía este texto? ¿Hay algo en concreto con lo que te hayas sentido identificada? Si sientes que el videopost da fuerzas y ayuda a entender el camino a nuestro hijo, te invito a que lo compartas donde quieras. Expande la información :) Muchas gracias

Afirmaciones positivas de fertilidad 9

Te traigo otra de mis afirmaciones positivas para cuando estás viviendo el problema de la infertilidad.

Ya he contado en varias ocasiones que yo creo que sobreviví a mis tres años de tratamientos de reproducción asistida sólo para la búsqueda del segundo, gracias a que hice terapia durante ese tiempo.

Muchas veces me escriben personas preguntándome:

No sé si necesitaría ir a un psicólogo o podría trabajar contigo.

Yo siempre digo que una uno debe sentir qué es lo que necesita porque yo no soy un médico: acompaño, asesoro, oriento. Pero si estás mal emocionalmente o estás deprimid”, necesitas ayuda de un psicólogo clínico.

Yo puedo ayudarte si lo que buscas es una solución para continuar con tus tratamientos; si tu infertilidad no te tiene hundida, sino que buscas soluciones para ella.

En nuestro caso: la reproducción asistida.

Pues bien, en esta terapia que yo hacía una de las grandes frases que me llevé cuando terminó el proceso fue la siguiente:

Afirmaciones positivas en infertilidad 9

 

Miedo. Ese sentimiento que nos acompaña desde que nacemos, con el que se nos educa en esta sociedad y que cuando la infertilidad aparece en nuestra vida y necesitamos reproducción asistida llega a sus más altas cotas.

 


 

Decían y  yo así le entendí que cuando sentimos miedo, cuando el terror casi nos paraliza lo que de  verdad nos puede sacar de ahí, es sentir el amor de otras personas, un abrazo.

Y yo añadiría, que sobretodo cuando los miedos no son “reales”. Me explico:

Temer un negativo, por supuesto es algo real pero durante el proceso de la betaespera, nosotras lo agrandamos todo y muchas caemos casi en el pánico, en el descontrol. Yo la primera, lo confieso.

Yo creo que para acompañar esos miedos que nos dejan tan frágiles son inherentes a la infertilidad, es para cuando más necesitamos amor, compañía, abrazos. 

Búscalos, pídelos si hace falta. Si sientes vergüenza, piensa en los niños pequeños cómo piden las cosas cuando las quieren; a veces las cosas consigue y a veces no, pero eso no les hace dejar de pedir lo que desean o necesitan.

Puedes encontrar todas las afirmaciones positivas de fertilidad que puedes utilizar si estás en reproducción asistida en un tablero que he creado en PINTEREST. ¡Pásate a verlo! 

Afirmaciones positivas en fertilidad 8

Afirmación para la vida, para la fertilidad, contra el miedo. Sí, confieso que me encanta Alejandro  Sanz y que de vez en cuando le cojo alguna de sus frases por que me tocan directamente.

Y esta no pude por menos que compartirla con vosotros cuando preparé el taller sobre el miedo. Seguro que él nunca pensó que este verso le serviría a una persona en reproducción asistida para agarrarse a ella y atreverse .

Y desde aquí te digo, Alejandro Sanz, si me estás leyendo, que sí que me ayudaste, que muchas gracias. Que tu pensamiento dió en el clavo conmigo.

 

Afirmación 8

Y es que el miedo, me toca bastante la fibra y me altero, sí, esto también lo confieso.

 


 

Entre la precaución que cada uno llevamos inscrita en nuestros genes más la que la sociedad, la familia, los amigos, la televisión, todo consiguen generarnos, vivimos en una alerta constante y en un “no sé si atreverme”.

Y es que estar vivo es estar ahí, en la cuerda floja, en el punto de mira; te pasan cosas, buscas otras, provocas lo que deseas…

Pero, por supuesto, también puedes quedarte en casa; esa es tu elección. Tienes dos opciones:

1-Vivir en la famosa zona de confort, en la que estás tranquilo, no pasa nada o lo que pasa es muy previsible, donde te sientes seguro, calentito.

2- Salir ahí, buscar lo que más deseas, revolver cielo y tierra para conseguir lo que tú quieres, y sí, lo vas a pasar mal, es bastante probable, pero tienes claro tu objetivo y lo aceptas como parte del proceso.

Puedes encontrar todas las afirmaciones positivas de fertilidad que puedes utilizar si estás en reproducción asistida en un tablero que he creado en PINTEREST. ¡Pásate a verlo!

Cesárea innecesaria

Hace años me uní a la Asociación El parto es nuestro quizás por que los míos no lo han sido. Quería aportar y estar cerca de unas mujeres increíbles que han conseguido que se hable de parto en España. 

He tenido a mis tres hijos por cesáreas que no digo que no fueran necesarias, pero a mí me lo parecieron, especialmente en el caso de Rodrigo.

Como usuarias de reproducción asistida que llevamos meses, si no años de temor e incertidumbre, le añadimos al quedarnos embarazadas, “el sistema” o sea… miedo, miedo y más miedo.

Y como nos ha costado tanto hay mujeres que piden cesáreas para estar más tranquilas.

La cesárea es una cirugía mayor con posibles complicaciones (como toda operación) no sé cómo han conseguido vendérnosla como un nacimiento más seguro para nuestros hijos.

Y sí, lo sé , salvan muchas vidas y loadas sean en esas ocasiones.

Os dejo un video muy simpático con una canción dedicada a estas cesáreas innecesarias.

Cesáreas innecesarias

¿Has tenido una cesárea innecesaria o por el contrario afortunadamente te la hicieron?

Crees que las embarazadas por reproducción asistida tenemos más miedos?

No dejes de compartir si te apetece, ¡muchas gracias!

He tenido un Negativo

Negativo. No. Negación. No está ocurriendo. Me niego. No. No a mí. No a nosotras. No a nosotros.

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, pincha aquí:

He tenido un Negativo

Recibes una llamada:

Hoooola, XXX:

-Soy la enfermera de la clínica xxx, te llamo para darte el resultado de tu beta. Mira, lo siento ha sido negativo. Tienes que dejar la medicación y esperar a que te venga la regla. Si quieres, llama para pedir cita con tu médico.

El mundo se para. O se derrumba. Y sí, hay dramas mucho más grandes, tristezas más infinitas, pero tu corazón ahora mismo está roto. Te han dado una bofetada en la cara y con la mano abierta.

Quizás has tenido muchos síntomas y por eso el golpe ha sido mucho más duro.

De cualquier manera, tenías todas tus esperanzas y tu futuro a medio y largo plazo puesto en este tratamiento.

Al  dolor emocional es muy probable que haya que sumarle el dolor económico: Cuando tienes un negativo y además sabes que para poder continuar vas a tener que pagar entre 1.500 a 9.000 € el golpe es mucho más duro y con esto no quiero minusvalorar el dolor de los afortunados cuyos seguros o la Seguridad Social les cubre los tratamientos. El dolor también es muy grande. Pero no es lo mismo, no.

Si te transferiste un embrión y además te lo enseñaron en la clínica, quizás viste en él a tu hijo en potencia pues te entregaron una fotito de sus primeras células y ahora te dicen que te olvides de ellas cuanto antes para ir a por los siguientes embriones o tratamientos.

toritos

¿Cómo afrontarlo? ¿Cómo comunicarlo? ¿Qué decirle a tu pareja o a tus amigos? Todo se te hace una gran montaña.

Te doy cuatro ideas que ojalá te sirvan en esos momentos:

1- Antes de saber si saber si es negativo o positivo: piensa cómo deseas recibir la llamada, si estando tú sola o en compañía. Depende de tu manera de ser o del punto en el que estés te vendrá bien uno u otro, especialmente cuando es negativo. Hay personas que se hacen la beta, pero piden que no les llamen para dar el resultado y lo hacen ellos cuando están en compañía de su pareja o de quien decidan.

2- Llora. La ocasión lo merece. No es que por tener un positivo, una vaya vaya a ser madre, pero está muy encaminada y a tí podía haberte pasado. Pero no esta vez.

3- Tendrás la tentación de buscar culpables, pero recuerda algo que os digo en mi libro Mi maternidad asistida y que fue una de las grandes frases que me dijeron en mis ocho años de tratamientos:

Esto es biología, no matemáticas.

 

4-Transforma el Miedo en Acción para poder continuar hacia adelante.

ACOMPAÑAMIENTO

Si te apetece AQUÍ, puedes ver el video que hice sobre la betaespera negativa. He querido ampliar este tema por que sé que es nuestro Vía Crucis particular y a pesar del tiempo…no se olvida.

¿Y tú? Recuerdas los tuyos? ¿Hubo alguno particularmente doloroso? ¿O quizás todo esto te parece un poquito exagerado? De verdad, da tu opinión con cariño pues a todas nos puede valer.

Gracias por compartir este post en el red social o foro  te apetezca.

 

¿Cómo es una FIV?

Quiero contaros una FIV sencillamente, que se entienda y que tengáis una idea de lo que os podéis encontrar. A muchas personas el salto de la inseminación a la FIV se les hace inmenso, pero para animaros os cuento un secreto:

¡Son muchísimas las mujeres que se quedan embarazadas

en su primera FIV!


No os asustéis. Sí, es más complicado, pero el día que te hacen la transferencia y tienes a tu embrioncito dentro sentirás que merece la pena.
¿Cómo lo has vivido tú? ¿Tienes miedo? Comparte este tu experiencia y este videopost si te apetece. ¡Gracias!

Vivir sin miedo el embarazo, el parto y la crianza tras los tratamientos

La razón principal por la que creé este blog dentro de Creando una familia fue por que quiero animaros, ayudaros y empujaros si hace falta a dejar atrás el miedo que nos ha acompañado durante los tratamientos.
Hemos necesitado ayuda. Sí. Hemos pasado miedo. Sí. Pero como decía en esta afirmación:

Afirmacion12

Es tu momento. Escucha lo que tengo que decirte:

¿Cómo estás viviendo estos momentos? ¿Sientes miedo o estás pudiendo disfrutar de que tu sueño es casi una realidad o lo es ya? Cuéntanos y comparte si te ha gustado.