Etiqueta: beta negativa

Seguir o descansar tras una beta negativa

¡Cuántas veces nos habremos hecho esta pregunta! Te aseguro que a mí me llega cada cierto tiempo y creo que es el momento de que os de mi recomendación acerca de seguir o parar tras una beta negativa.

 


 
En el video revisamos los 2 aspectos que tenemos que analizar:

Tema Emocional:

Como siempre os digo tenemos que escuchar a nuestros médicos. Habitualmente tras haber tenido una beta negativa, te citarán para hablar con tu ginecólogo, analizar qué ha podido pasar y ver por dónde vais a continuar. También podría ocurrir que si estás realizando inseminaciones o tienes embriones vitrificados del tratamiento del que acabas de dar negativo, directamente te llamen para programar la siguiente inse o la siguiente transferencia.

¿Pero que pasa cuando tu médico te dice que podéis continuar y tú estás pidiendo ya una segunda opinión en otra clínica y te dicen que habría que parar y hacer más pruebas?

¿O cuando tu ginecólogo te dice que es mejor dejar descansar el cuerpo un ciclo o dos antes de continuar y a ti en esa segunda opinión que estás pidiendo en otra clínica, te dicen que por ellos podéis empezar cuando tú quieras?
Ayyyyy, ¡nos volvemos locas!

¿A quién hacer caso?

Y lo peor de todo: Empieza la desconfianza.

¿Y si no me hicieron bien el tratamiento?
¿Y si me equivoqué al elegir mi clínica?
¿Y si en esta nueva clínica solo quieren hacer negocio?
¿Y si mi clínica no tiene los mejores medios?

Ante todo este mar de dudas tengo 2 cosas para decirte:

He llegado a la conclusión de que todos los protocolos pueden ser válidos en un momento dado. En TU momento dado. Pero también es que hay que tener en cuenta la manera de trabajar de cada médico. Ellos, observan, analizan, ponen en práctica, prueban y llegan a sus propias deducciones que son las que les llevan a aconsejar una cosa y que puede ser la contraria a la que otro profesional le está recomendando a esa misma paciente al mismo tiempo. Honestamente no creo que uno sea mejor que otro; de todo tipo de tratamiento, de todo tipo de clínica y de toda manera de trabajar, salen niños de las clínicas (partiendo siempre de que tengan un buen estándar de calidad).

Lee este post que escribí y que te puede ayudar cuando te debatas en ese mar de dudas:
Las decisiones en Reproducción Asistida ¿y si me estoy equivocando?

Tema Emocional:

Puedes ir a mil y un foros, puedes preguntar a un psicólogo, a un terapeuta, a mí.
Puedes bucear en Internet buscando historias parecidas a la tuya.
Leerás personas a las que un descanso les va muy bien para coger fuerza, estar despejada y volver a centrarse en su vida (ese pequeño reducto que nada tendría que ver con la infertilidad).
Verás como otras muchas encadenan un tratamiento con otro porque los tiempos de espera “las matan”.
Pacientes que según les viene la regla, ya tienen todo el protocolo del siguiente intento en su correo electrónico.

Tú te conoces mejor que nadie; piensa en como te encuentras y revisa estas preguntas que puedes hacerte ante de tomar la decisión:
¿Te sientes capaz de ilusionarte con un nuevo tratamiento?
¿Confías en quien te lo está haciendo?
¿Quieres acabar con esto cuanto antes?
¿Quieres continuar aun sin apenas ilusión porque crees que el comienzo no necesita que tú estés como unas castañuelas?
¿Estás en un buen estado físico?
¿Quieres despejarte un poco o prefieres seguir ya, en tu siguiente ciclo puede que con mucho trabajo pero inasequible al desaliento?
Y por supuesto si tienes pareja es algo que debéis hablar entre los dos.

De verdad, en cuanto al tema emocional, haz lo que te pida el cuerpo y eso no pasa siempre por la cabeza, por lo racional, sino por lo que sientes en tu corazón y casi en tus tripas.

Espero que te haya gustado y sobre todo que te haya servido este post si no sabes si seguir o descansar tras tu beta negativa, te agradecería que lo compartieras en tus redes sociales. Otras personas pueden verse beneficiadas.

 

He tenido un Negativo

Negativo. No. Negación. No está ocurriendo. Me niego. No. No a mí. No a nosotras. No a nosotros.

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, pincha aquí:

He tenido un Negativo

Recibes una llamada:

Hoooola, XXX:

-Soy la enfermera de la clínica xxx, te llamo para darte el resultado de tu beta. Mira, lo siento ha sido negativo. Tienes que dejar la medicación y esperar a que te venga la regla. Si quieres, llama para pedir cita con tu médico.

El mundo se para. O se derrumba. Y sí, hay dramas mucho más grandes, tristezas más infinitas, pero tu corazón ahora mismo está roto. Te han dado una bofetada en la cara y con la mano abierta.

Quizás has tenido muchos síntomas y por eso el golpe ha sido mucho más duro.

De cualquier manera, tenías todas tus esperanzas y tu futuro a medio y largo plazo puesto en este tratamiento.

Al  dolor emocional es muy probable que haya que sumarle el dolor económico: Cuando tienes un negativo y además sabes que para poder continuar vas a tener que pagar entre 1.500 a 9.000 € el golpe es mucho más duro y con esto no quiero minusvalorar el dolor de los afortunados cuyos seguros o la Seguridad Social les cubre los tratamientos. El dolor también es muy grande. Pero no es lo mismo, no.

Si te transferiste un embrión y además te lo enseñaron en la clínica, quizás viste en él a tu hijo en potencia pues te entregaron una fotito de sus primeras células y ahora te dicen que te olvides de ellas cuanto antes para ir a por los siguientes embriones o tratamientos.

toritos

¿Cómo afrontarlo? ¿Cómo comunicarlo? ¿Qué decirle a tu pareja o a tus amigos? Todo se te hace una gran montaña.

Te doy cuatro ideas que ojalá te sirvan en esos momentos:

1- Antes de saber si saber si es negativo o positivo: piensa cómo deseas recibir la llamada, si estando tú sola o en compañía. Depende de tu manera de ser o del punto en el que estés te vendrá bien uno u otro, especialmente cuando es negativo. Hay personas que se hacen la beta, pero piden que no les llamen para dar el resultado y lo hacen ellos cuando están en compañía de su pareja o de quien decidan.

2- Llora. La ocasión lo merece. No es que por tener un positivo, una vaya vaya a ser madre, pero está muy encaminada y a tí podía haberte pasado. Pero no esta vez.

3- Tendrás la tentación de buscar culpables, pero recuerda algo que os digo en mi libro Mi maternidad asistida y que fue una de las grandes frases que me dijeron en mis ocho años de tratamientos:

Esto es biología, no matemáticas.

 

4-Transforma el Miedo en Acción para poder continuar hacia adelante.

ACOMPAÑAMIENTO

Si te apetece AQUÍ, puedes ver el video que hice sobre la betaespera negativa. He querido ampliar este tema por que sé que es nuestro Vía Crucis particular y a pesar del tiempo…no se olvida.

¿Y tú? Recuerdas los tuyos? ¿Hubo alguno particularmente doloroso? ¿O quizás todo esto te parece un poquito exagerado? De verdad, da tu opinión con cariño pues a todas nos puede valer.

Gracias por compartir este post en el red social o foro  te apetezca.

 

Lo más temido: Beta negativa

Uno de los momentos más tristes de todo este camino. La beta negativa. La tememos, la imaginamos, nos atormenta y sí, a veces ocurre.
Pero un día, nuestra suerte cambia y creédme…¡puede pasar!

 

 

Toda beta necesita sus horas, sus días, algo de duelo, no lo olvides…

Tú qué haces cuando tienes una beta negativa ¿Cómo reaccionas?