Pareja heterosexual

Para las parejas formadas por una mujer y un hombre el llegar a la reproducción asistida no es el comienzo de un camino.

parejas heterosexuales con infertilidad

 

Es más bien el final de una época en la que estuvisteis buscando el embarazo con ilusión y confianza, y que al ir pasando los meses y no lograr un embarazo, trajo inquietud y una gran preocupación.

Quizás habéis buscado el tiempo perfecto, la casa ideal o el trabajo más estable.

 En muchos casos, la mujer ha estado utilizando métodos anticonceptivos para no quedarse embarazada y se encuentra con que cuando quiere, el embarazo no llega. 

Podéis ser jóvenes y tener alguno de los dos un problema inesperado o estar ya ambos más allá de la edad que en fertilidad se considera un barrera tras la que la fertilidad empieza a caer: los 35 años de la mujer.

 Aunque por un lado, el estar dos personas embarcadas en este proceso hace que el sostenerse sea más fácil, por otro lado hay que manejar las emociones propias y las del otro. Puede ser realmente duro cuando no se está en la misma sintonía. Es un hecho que hombres y mujeres lo viven de una manera muy distinta.

Los hombres desean tener hijos, pero las mujeres en general, lo quieren más apasionadamente y ese desequilibrio puede hacerlo más complicado.

Es muy importante estar juntos en este camino, convencidos y dándole los dos el mismo sitio en vuestra pareja.

Además está el hecho de que la fertilidad es algo intrínseco a nuestra especie... o eso creemos, porque la realidad es que somos una de las especies menos fértiles que hay.

¿Por qué nosotros no?

¿Quién no se ha hecho esa pregunta? Además, parece que el mundo entero tiene hijos, ¿verdad?

Enfrentarse a la infertilidad puede ser algo muy difícil de aceptar y aquí de nuevo surgen la diferencias, ya que en general, en la pareja heterosexual la mujer se adapta mejor a una situación de infertilidad que el hombre.

La presión ancestral hacia la fertilidad masculina sigue todavía muy presente… aunque ¡tenemos que conseguir cambiar eso entre todos!

 Animo a todas las parejas a vivir esta situación con toda la “naturalidad” posible dentro de lo inesperado, a no dejarse desbordar por ella, pues sois dos personas luchando por un sueño en común y podéis conseguirlo.

¡Se puede!

 Moverse juntos, buscar juntos. Que ninguno se quede al margen de lo que está pasando, que sea un buen equipo con una meta clara y que nadie se quede solo a medio camino.

 También hay que hablar de hasta donde se está dispuesto a llegar, pues cuando empiezan los tratamientos como siempre existe la posibilidad de que esa vez, pueda ser “la vez”, es difícil planificar y nos podemos encontrar que tras un negativo haya que dar un paso más allá y uno de los dos no esté dispuesto a ello.

Mucho amor, mucho entendimiento, apoyo y mucha paciencia, pues el camino es duro.

Quizás prefiráis vivirlo a solas o a lo mejor lo compartís con naturalidad en vuestro entorno, en cualquier caso podéis apoyaros en personas que os van a entender perfectamente: mujeres y hombres que están pasando por lo mismo que vosotros.

Todos aquí nos movemos y pasamos por lo mismo: necesitamos inseminaciones, necesitamos donantes o DGP independientemente de cual sea nuestro modelo de familia.

Por eso te invito a tomar acción, que pases esto con nosotros y únete a La Comunidad, nuestro espacio privado de encuentro. 

 

¡No dudes más!

 

  • La inversión es de 12,97 € mensuales.
  • Si una vez dentro deseas continuar, puedes hacer un pago trimestral cuyo coste serían 33 €; es decir, obtendrías un ahorro de más de un 15%.
  • Y si por circunstancia tienes que estar aquí más de dos años (¡puedes sentirte tan a gusto que no nos quieras dejar! o ya has tenido a tu hijo pero te gusta el blog de crianza) tendrás tu membresía de por vida sin pagar nada más.

 

Únete, tienes mucho por ganar y si pasado un mes, no deseas seguir, sólo tienes que darte de baja y no se te cobrará más.

Más información AQUÍ

 

Botón únete