He tenido un Negativo

Negativo. No. Negación. No está ocurriendo. Me niego. No. No a mí. No a nosotras. No a nosotros.

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, pincha aquí:

He tenido un Negativo

Recibes una llamada:

Hoooola, XXX:

-Soy la enfermera de la clínica xxx, te llamo para darte el resultado de tu beta. Mira, lo siento ha sido negativo. Tienes que dejar la medicación y esperar a que te venga la regla. Si quieres, llama para pedir cita con tu médico.

El mundo se para. O se derrumba. Y sí, hay dramas mucho más grandes, tristezas más infinitas, pero tu corazón ahora mismo está roto. Te han dado una bofetada en la cara y con la mano abierta.

Quizás has tenido muchos síntomas y por eso el golpe ha sido mucho más duro.

De cualquier manera, tenías todas tus esperanzas y tu futuro a medio y largo plazo puesto en este tratamiento.

Al  dolor emocional es muy probable que haya que sumarle el dolor económico: Cuando tienes un negativo y además sabes que para poder continuar vas a tener que pagar entre 1.500 a 9.000 € el golpe es mucho más duro y con esto no quiero minusvalorar el dolor de los afortunados cuyos seguros o la Seguridad Social les cubre los tratamientos. El dolor también es muy grande. Pero no es lo mismo, no.

Si te transferiste un embrión y además te lo enseñaron en la clínica, quizás viste en él a tu hijo en potencia pues te entregaron una fotito de sus primeras células y ahora te dicen que te olvides de ellas cuanto antes para ir a por los siguientes embriones o tratamientos.

toritos

¿Cómo afrontarlo? ¿Cómo comunicarlo? ¿Qué decirle a tu pareja o a tus amigos? Todo se te hace una gran montaña.

Te doy cuatro ideas que ojalá te sirvan en esos momentos:

1- Antes de saber si saber si es negativo o positivo: piensa cómo deseas recibir la llamada, si estando tú sola o en compañía. Depende de tu manera de ser o del punto en el que estés te vendrá bien uno u otro, especialmente cuando es negativo. Hay personas que se hacen la beta, pero piden que no les llamen para dar el resultado y lo hacen ellos cuando están en compañía de su pareja o de quien decidan.

2- Llora. La ocasión lo merece. No es que por tener un positivo, una vaya vaya a ser madre, pero está muy encaminada y a tí podía haberte pasado. Pero no esta vez.

3- Tendrás la tentación de buscar culpables, pero recuerda algo que os digo en mi libro Mi maternidad asistida y que fue una de las grandes frases que me dijeron en mis ocho años de tratamientos:

Esto es biología, no matemáticas.

 

4-Transforma el Miedo en Acción para poder continuar hacia adelante.

ACOMPAÑAMIENTO

Si te apetece AQUÍ, puedes ver el video que hice sobre la betaespera negativa. He querido ampliar este tema por que sé que es nuestro Vía Crucis particular y a pesar del tiempo…no se olvida.

¿Y tú? Recuerdas los tuyos? ¿Hubo alguno particularmente doloroso? ¿O quizás todo esto te parece un poquito exagerado? De verdad, da tu opinión con cariño pues a todas nos puede valer.

Gracias por compartir este post en el red social o foro  te apetezca.

 

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

2 pensamientos en “He tenido un Negativo

  1. Olga

    Yo no he tenido uno, he tenido 7. A mi no me llaman para decirme que lo sienten mucho, lo cuelgan en mi “portal del paciente”. No me dice nadie que deje de tomar la medicación, lo hago yo porque supongo que ha de ser así, porque ya no tiene sentido seguir tomándola. Esta es la “suerte” de las que vamos por la Seguridad Social, que quizá es nuestro único camino posible y que vemos con angustia como se acerca inexorablemente nuestra tercera y ultima intentona. No, no es lo mismo, pero no es más fácil, ni mucho menos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *