Etiqueta: positivo

¿Se puede tener un positivo a la primera?

Cuando uno empieza su camino en reproducción asistida, se plantea si es posible tener un positivo a la primera: en inseminación artificial, fecundación in vitro o incluso y ya que hemos renunciado a nuestro genes, ¿tendremos asegurado un positivo en la primera donación de gametos?

Vamos a ver el vídeo y luego te cuento:

 

Todos sabemos lo duro que es necesitar reproducción asistida para poder tener hijos salvo que seas una madre sola por elección o una pareja de mujeres ya que para estos dos modelos de familia, la reproducción asistida no es sino una bendición, si me permites la expresión.
En cualquier caso y como digo siempre, para todos, la reproducción asistida es nuestra aliada. Pero necesitarla implica un gran gasto económico, un estado un poco alterado de la conciencia :) y sobre todo tener que aprender a soltar las riendas de nuestra vida ya que a partir del momento en el que se entra en una clínica serán muchos los profesionales que intervendrán para que logremos el embarazo y podemos acabar teniendo la sensación de que no controlamos absolutamente nada.

 

Eva, al grano ¿Puedo lograrlo a la primera?

Mi respuesta es:

¡SIIIIIIII!

Claro que se puede lograr un positivo a la primera.

En mi caso he tenido positivo siempre que he cambiado de tratamiento excepto en la donación de óvulos. Vale, sí, por en medio tuve que hacer varios intentos de cada tipo de tratamiento antes de lograr el positivo, pero te insisto en que de cuatro tratamientos diferentes, tres fueron un embarazo a la primera.

 

Hablemos de porcentajes

No es fácil, pero tampoco el positivo a la primera es tan extraordinario. Quiero decir que el porcentaje no es un 1, 5 o un 8 % Es mucho más.

Claro que si te vas a las estadísticas de las clínicas, las expectativas que vas a tener de lograr un embarazo en el primer tratamiento de fertilidad pueden ser, a mí juicio, demasiado altas.

He buscado los datos (verídicos) de tres clínicas elegidas al azar y que no voy a nombrar, para revisar sus porcentajes:

Clínica A

FIV: 40 %
Ovodón: 60 %

Clínica B

FIV: +- 55 %
Ovodón: +- 69 %

Clínica C

FIV: 72 %
Ovodón: 63 %

Como veis según estas tres clínicas, todas ellas con datos auditados, las tasas de embarazo en el primer tratamiento son altísimas. Yo sinceramente la que veo más real de las tres es la primera y no obstante es un poco alta. El 72 % de éxito en una primera FIV que da la última, en fin…
Por supuesto que ellos tratan con muchísimos más pacientes afectados que yo. También es cierto que no todas las personas que están en reproducción asistida entran en foros o acuden a personas que acompañamos estos procesos.

No obstante, si me permites un consejo de peer to peer: pon las cifras tan altísimas que ofrecen en general las clínicas en cuarentena.

No digo que sus datos no sean verdad, sino que el día día te va a demostrar que la mayoría de los pacientes no siguen ese patrón.

 

¿Y si revisamos la tasa de éxito acumulado?

¿Ves? En esta estadística sí que creo firmemente. La mayoría de las clínicas están convencidas de que entre el tercer y cuarto tratamiento con ellos la tasa de embarazos ronda un 95 %.
Teniendo en cuenta que una fecundación in vitro o una donación de óvulos, no solo es la primera transferencia, sino todas las que puedas hacer con los embriones que se hayan obtenido, sí que creo que de esa media de entre tres y cuatro tratamientos más todas sus trasferencias, puede salir un embarazo.

 

Positivo a la primera

Hace tiempo le escuché al doctor Pascual Sánchez de la clínica Ginemed, entidad colaboradora de La comunidad (Únete ya :) !) que no se le puede pedir a la reproducción asistida más de lo que se le pide a la reproducción natural, o sea, más o menos un 60 % de éxito. Me pareció un gran acierto hacernos pensar con estos datos porque la mayoría de los pacientes vamos pensando que la tasa tendría que ser un 100 % ya que hay asistencia.

 

éxito en reproducción asistida

http://wp.me/p45aiK-2lu
A pesar de ello, tú cuenta con mucho menos porcentaje de éxito que esos 40-60 % que hemos leído ya que cuando llevas un tiempo en esto, ves qué es lo que más se acerca a la realidad.
En cualquier caso, incluso la cifra más pequeña que he encontrado y que es aproximadamente un 19 % en inseminación artificial con semen de la pareja, no es una cifra tan pequeña.

1 de cada 5 pacientes lo lograrán a la primera.

No es tan poco.

De verdad que no.

Recuerda que como me dijeron un día:

Esto es biología no son matemáticas

 

Conclusión

Que sí, que puedes lograrlo a la primera. Que vayas con ilusión, con ganas, con tu incertidumbre y tu temor, pero con la convicción de que PUEDE OCURRIR y que estás en un sitio en el cual confías a nivel médico y con la seguridad que da estar informada de todo el proceso (salvo si vas por la SS donde la opción de opinar y la información que recibirás serán muy, muy pequeñas) Puedes lograrlo, de verdad.

 

Y tú, ¿has logrado un embarazo a la primera? ¿a cuántas personas conoces que le haya pasado? 1000 gracias por compartir este artículo en caso de que te haya parecido interesante.

Testimonio de un embarazo por in vitro

Desde Uruguay, nos llega el testimonio de una pareja que tras ocho meses intentando tener un hijo por el método “diver” y asumir que así no llegaba, decide ponerse en manos de los ginecólogos de reproducción asistida. Afortunadamente, no sabían que iban a ser 21 meses con sus días y sus noches y qu el fecundación in vitro llamaría a su puerta.

Necesitaron un año de preparación para realizar su tratamiento de fecundación in vitro y fueron muy afortunados ya que lograron el embarazo en ese primer tratamiento.

 

florencia-embarazada-y-su-marido

 

Pero no olvidemos que fueron 21 meses luchando entre la ilusión y la desesperanza. Todos los que estamos aquí lo hemos vivido y sabemos que cada tarde a solas duele, cada llamada con malas noticias deja una marca, pero que también trae grandes certezas; en su caso, algo que felizmente me encuentro mucho, la de tener una pareja maravillosa.

Enhorabuena Florencia por ese bebé y esa pareja con la que pudiste hacer este camino. Y gracias por compartir vuestra historia con nosotros.

 

Os dejo su testimonio:

 

23 de octubre de 2014

Hoy luego de 8 meses de intentos y de sueños fallidos comienzo a plasmar en un papel las palabras que cada mes cierran mi garganta de dolor.

Los 28 días pasan en este intento cíclico de soñar con que ese rayito de sol, ese pedacito de mamá y papá venga a iluminarnos la vida…

Y no es así.
Por eso y para que esta angustia salga de mi cuerpo cada vez que el “día rojo llega” es que he decidido plasmar lo que pase por mi cabeza mes a mes; para que esto sea un proceso que solo acepto que termine con el final feliz que tanto deseamos.
Tengo al amor de mi vida, el hombre que toda mujer desea y lo amo con toda mi alma. Sé que en su silencio por miedo a decir palabras que me duelan, calla mostrando la fortaleza que trata de trasmitirme; y yo como mujer me pongo la coraza y lloro cuando nadie me ve, hasta que quedar seca de lágrimas. Luego levanto la cabeza y sigo pensando y creyendo que ya vendrán, que tal vez el próximo mes sea la oportunidad, deseándolo con el alma.

 

19 de marzo de 2015

Han sido meses difíciles desde que comencé a escribir mis pasos mes a mes… Han sido momentos de noticias para nada gratas para quienes desean con el alma que llegue el fruto del amor que sentimos.

Lo que la naturaleza hace en la mayoría de las personas, con nosotros no ocurre.

Tendremos que amigarnos con la ciencia y confiar en un médico… Una persona simple como nosotros, pero con el conocimiento que necesitamos para lograrlo.

Dios se ha manifestado en él y nos dará una mano de cerca.
Estamos como lo llamo yo, en el proceso, ya que tratamiento es una palabra para una enfermedad y no para un deseo, para un anhelo tan grande como este.

 

17 de junio de 2015

El momento tiene “fecha” ya que hoy, tras de meses de estudios, consultas al médico y evaluar los pasos a seguir, nuestro momento se acerca.
El camino ha sido difícil, amargo y por momentos muy duro, donde solo nace el sentimiento de llorar y preguntarnos porqué.
Hoy me miro, miro al hombre que tengo al lado y no puedo más que sentirme orgullosa, porque cuando todo esto pase, hoy ya tengo la seguridad de que tengo al mejor hombre a mi lado.

 

pareja-recorriendo-un-camino

@Unsplash

 

26 de agosto de 2015

Digamos que hoy no son las palabras que pensaba expresar las que tengo para contar. No se pudo comenzar con el proceso debido a que mis valores de TSH han variado y puede ser contraproducente realizarlo en esas condiciones. Hay que seguir esperando, nuestro angelito aún nos sigue probando, nos admira. Aunque no lo vemos, estoy convencida de que en algún lugar del Universo allí está… esperando el momento justo para llegar.

 

9 de Noviembre de 2015

El proceso ha comenzado… Hace ya 4 días que la primera parte de este viaje comenzó. Noche a noche seguimos los pasos recibiendo la medicación que se nos ha indicado. Sinceramente sin ninguna molestia, sin ningún dolor. Esto se me hace raro y ha causado mi asombro; pero nuevamente me doy cuenta de que el amor y el deseo de recibir a nuestro bebé puede más que cualquier situación o molestia ocasionada. He entregado mi cuerpo y mi alma a Dios, yo solo soy el vehículo para que él nos traiga a nuestro hijo / a.

 

12 de noviembre de 2015

Los días han pasado y todo avanza tal cual lo esperábamos. Luego de un par de controles se espera que en 4 o 5 días más se haga el proceso en Buenos Aires. Mucha ansiedad, pero sinceramente creo que Dios me está llevando de la mano; es ansiedad pero no desesperación.
Mi cuerpo ha ido reaccionando de acuerdo con lo esperado y no tengo más que agradecer; el profesional que nos controla y que nos guía en este camino es una persona idónea y con una dedicación que pocos tienen. 

 

25 de noviembre de 2015

Ya todo el proceso ha sido realizado. Ya viajamos, pasó el procedimiento de aspiración primero, luego el esperar unos tres días, y por último la tan ansiada, deseada y esperada transferencia.
Solo lo que pasa por mi cabeza es pedirle a Dios que por lo menos uno de esos dos “porotitos” (como los llamamos) se queden con nosotros y puedan recibir todo el amor del mundo que tenemos para darle
Lo más difícil es esta espera; siempre siendo positiva y con mucha fe de que todo va a salir bien; pero por otro lado con ese miedo que no quiero sentir pero que en una remota posibilidad siempre está.

 

7 de diciembre de 2015

El corazón no me falló cuando me dijo que todo iba a salir bien; luego de 12 días de espera, de nervios, pero sobre todo de mucho miedo al fracaso nos llegó la hermosa y ansiada noticia del POSITIVO!!!!!!!!
Ahora solo resta esperar, cuidar la pancita y seguir teniendo fe y confianza que todo va a seguir saliendo más que bien. El corazón se me sale del pecho y ya nada más interesa porque estoy embarazada; solo nuestra familia.

Ver la mirada de papá fue el momento más mágico que he pasado hasta ahora y el llanto de felicidad eran lágrimas que limpiaban el alma.
Son los primeros pasos, las primeras semanas, las de más cuidado. Pero por algo se empieza, ¿no?

De nuestra parte pondremos todo el corazón y el cuidado e iremos disfrutando de cada paso.

 

18 de diciembre de 2015

Y ha llegado ese día, el segundo día más importante de esta montaña rusa que estamos viviendo. La ansiedad está a flor de piel; pero como siempre tranquila con la mejor mente positiva que todo va a seguir bien.
La emoción más grande y el momento mágicamente indescriptible sucedieron en ese momento. Oímos el corazón de nuestro ángel latiendo fuerte al galope, tal como si aplaudiera la vida. Lágrimas de alegría, el pulso se acelera, el milagro de la vida se plasma en realidad.
La vida toma otro sentido, nuestra vida gira en torno a él/ella como lo será eternamente, ya que ahora nuestro ser no nos pertenece, sino que es por y para esa personita valiente que decidió quedarse con nosotros.

 

4 de abril de 2016

Ya son 24 semanas… Muchas ☺ y gracias a Dios todo ha marchado tal cual lo esperado. El inexplicable milagro de la vida se presenta nuevamente haciéndome sentir insignificante e ignorante sobre como día a día este milagro, este bebé que con ayuda nos ha elegido como papás, crece y se va formando.

 

21 de junio de 2016

33 semanas ☺… Lucianito está grandote; ya aproximadamente en 2 kg
Parece mentira mirar unos meses atrás y parece que fue ayer que todo comenzó… y ahora casi está culminando.

Han sido 7 meses y medio donde la vida me ha demostrado que todo se puede, y en los cuales he cambiado por completo el ver de las cosas. Ya no me interesa si el mundo se cae; porque solo me ha importado mi mundo; este mundo que hemos formado los tres con papá todos estos meses. Donde siento que ya lo conozco aun sin haber visto su cara; aun sin poder tocarlo más que por medio de la piel que nos separa.

 

9 de julio de 2016

Casi 36 semanas y la pregunta que todos hacen: si le tengo miedo al parto.
¿Miedo?
¿Cómo poder tenerle miedo al momento en que me va a traer frente a mis ojos al amor más puro que puede haber? ¿Quién temería a eso?

Solo quien sabe lo que es desear ser padres y dudar si será posible… solo esas personas saben lo que es el verdadero MIEDO. El dolor emocional de que hay algo que no podemos llegar a controlar y que no depende de nosotros como es la naturaleza, y que ella nos negara la posibilidad de ser papás… eso es MIEDO.

 

6 de septiembre de 2016

Luego de un par de meses encuentro un tiempito para volver: la vida nos ha mostrado de frente lo que verdaderamente importa; nos presentó a un ser libre de cualquier vicio de este mundo y tan naturalmente hermoso y puro como no podíamos imaginar existía.

Les cuento que el día tan esperado fue el 16 de julio. Fue todo tan mágico y tan perfecto que solo Dios pudo haberlo preparado así y hoy termina esta última hoja de la forma que lo dije en un principio; con nuestro hijo acá; llorando, riendo, acariciándonos y enseñándonos a ser padres.

Gracias, hijo mío, por enseñar que en la vida todo se logra; porque desde el primer minuto en que te deseamos y a pesar de todos los intentos fallidos SIEMPRE estuve segura de que ibas a llegar.
Hoy algo tan chiquitito que pesa 4 kilos es capas de hacerme entregar mi vida si fuera necesario… hoy y siempre serás mi prioridad. Ese pedacito de mamá y papá que es testigo de nuestro amor y sacrificio. Hoy y siempre serás nuestro tan anhelado, buscado, y LOGRADO HIJO.

 

florencia-y-su-familia

Si te ha gustado el testimonio de Florencia y su pareja que batallaron por tener a su hijo y lo lograron, te invito a compartirlo en tus redes sociales para que un poco de esperanza llegue a la persona que la necesita.

Afirmaciones positivas de fertilidad 19

La reproducción asistida tiene también momentos muy buenos.

Bueno, muchos, muchos, no, pero hay uno GRANDE:

 

Afirmaciones positivas de fertilidad 19

 

 

Esto, que al principio crees que es lo más natural que ocurra ya que has tenido que entregar en manos de médicos el tener hijos, con el tiempo te das cuenta de que es “nuestro auténtico milagro”

 


 

Es fascinante que algo que es perfectamente natural y es que nos reproduzcamos, lo acabamos sintiendo como si fuera un hecho extraordinario, y no por lo maravilloso es, sino por lo raro, por lo escaso.

Para ayudarte a creer que es posible tener un positivo se me ocurre que pienses en todas esas situaciones en las que has sentido qué tal cosa es lo que le sucede a los otros, no a ti.

 

Te cuento algo muy personal:

 

Yo que no tengo pareja espero tenerla algún día y siento que el amor es lo que les ocurre a los demás, pero tú que tienes pareja y que a lo mejor te viste sin ella mucho tiempo, me podrías decir: de verdad, es que un día de repente, pasa. Conectas con ese alguien especial  y resulta que es tu gran amor.

A cambio yo te podría decir que a pesar de todos los pensamientos negativos que te pueda surgir con respecto a conseguir tu positivo,

  • como que los embarazos son que les ocurre a las demás,
  • o que si estará escrito que tú no seas madre
  • o como  el otro día me preguntaron: ¿tú crees que yo tendré cara de ser madre?

Pues a pesar de todo eso y mucho más puedo asegurarte que sí que puedes tener un positivo y que conseguirlo es algo multifactorial: calidad genética del embrión, el médico, la clínica, tus hormonas, el dinero…

Pero que hay algo sin lo cual es imposible seguir luchando por alcanzar tu sueño:

Creer, aunque sea en lo más recóndito de tu corazón,

que es posible,
que tú puedes lograr tu POSITIVO.

Por favor, ¿alguna de vosotras que haya estado en esta situación y que pueda compartir como aun estando totalmente desesperanzada su positivo llegó a través de la reproducción asistida?)

El cuento de la lechera infértil

Hace poco, dentro de La Comunidad, el espacio privado de esta web y al qu eme encantaría que te unieras, alguien compartió con las demás mujeres que estamos allí (por ahora ningún hombre se ha animado), cómo su cabeza había creado una historia y ella misma descubrió su paralelismo con el cuento de la lechera.

Lo llamó:

El cuento de la lechera infértil

 

Ya en la vida cotidiana nuestra cabeza es un bulle-bulle en el que de nuestra casa lavándonos los dientes, acabamos en un aeropuerto desayunando después de haber discutido con un policía camino de Londres… en fin, fantasías que crecen y crecen y que nos llevan a donde quieren.

En infertilidad, lo mismo o más, por que es muy frecuente y nos desasosiega, este pensar en como arreglar, solucionar, elegir…

Dejádme que os cuente primero:

Tal y como os digo en el video, aquí van mis tres sugerencias por si vuestra mente irrefrenable crea este cuento:

1- Reconocer lo que estás haciendo: “Montarte una película” imparable, vamos, “el cuento de la lechera infértil”. Todo está en tu mente. Básicamente, creo que es el miedo a quedarnos sin tener a nuestro hijo lo que provoca todo esto.

2- Esperar al positivo o negativo si estás en betaespera. Lo de los síntomas es cierto, tenemos y no tenemos probables síntomas independientemente de si estamos embarazadas o no, así es que démosle una oportunidad.

3- Si tu cuento te ha convencido y vas a llevar a cabo algunas de las cosas que te han surgido, déjalas reposar un poco, no te precipites en tus decisiones ni en tus necesidades.

¿Te ha pasado a ti?¿Te has encontrado recreando una historia sin final o con mal final en varias ocasiones?

Si te ha gustado esta historia , por favor, comparte por donde quieras, Facebook, Twitter, foros, un + 1. Gracias

 

Por fin… ¡positivo!

 

Hoy quiero tocar un tema alegre. Es que en la reproducción asistida el tono suele ser más bien gris y yo quiero que podamos ir viendo luz por algún lado. Por que hay luz, os lo aseguro.

No vamos a hablar del proceso, ¿vale? ya ha acabado la betaespera.

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, haz CLICK AQUÍ:

Por fin… ¡positivo!

 

Es mediodía y fuiste esta mañana a hacerte el análisis de sangre a la clínica, así es que has pasado una mañana de aupa.

Recibes esa llamada gloriosa que tantas veces te habían contado. Has visto el teléfono en la pantalla de tu móvil y con el corazón saliéndose por tu boca has oído algo tipo:

-Hooola, XXX, ¿Cómo estás? Te llamo para darte el resultado de tu prueba. Ha sido positivo. Tienes que  seguir con la progesterona y pedir cita para una ecografía la semana que viene.

 

Pero tú ya desde… “Ha sido positivo”, no oyes nada.

Quizás lloras, quizás rías, quizás la cabeza te de vueltas. Flotas.

Eres tú. Te ha pasado a ti.

No es que no te lo creas. No. Es que esto le pasaba a otras, pero no a ti.

Esta vez tú has dado positivo y el mundo se ha parado. Flotas en una burbuja y puede tronar, granizar y caerse el cielo que

HAS DADO POSITIVO
Se dice y creo que es verdad, que sentirás que todo lo que has pasado ha valido la pena.
Ahora quiero pedirte algo:
Confía en tu embrión; está programado desde hace millones de años para hacer lo que le toca hacer. Nunca más volverá a ser un embrioncito de 4, 5, 6 semanas. No merece vivirlas con miedo.
El mundo entero está en ti, ¡disfrútalo!
Y si me permites una última sugerencia:
No lleves tu embarazo con dos médicos: se duplicarán tus dudas, miedos e inquietudes. Busca el que merezca tu confianza.
Ha llegado tu turno:

 El embarazo es tuyo

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en Facebook, Twitter , un +1, lo que quieras. ¡Gracias!