Etiqueta: alimentación

Tu Check List para acotar los problemas de fertilidad

Cuando hay problemas de fertilidad, lamentablemente nosotras no podemos darnos lujos que mujeres las mujeres que han tenido la suerte de quedarse embarazadas sin problemas, se pueden dar.

Así es que tengo un propuesta para ti: Vamos a acotar la infertilidad, vamos a ponerle un cerco.

 

Si prefieres ver el video:

Acotar los problemas de fertilidad

 

Si quieres escuchar y/o descargar el audio:

Tu Check List para acotar los problemas de fertilidad

 

¿Qué quiero decir con acotar la infertilidad?

Nosotras, las que vamos a vivir la consecuencias del éxito o fracaso de nuestros tratamientos, intentaremos poner todo de  nuestra parte para que los tratamientos se lleguen a hacer en las mejores condiciones posibles para nuestro caso.

Nuestras circunstancias pueden no ser las ideales, pero podemos lograr mejorarlas si trabajamos en ello 

 

Quiero que imagines un gran círculo en el que dentro está nuestra infertilidad junto a docenas de aspectos como: actitudes, pensamientos, acciones, valores en sangre, alimentación, sexo, creencias, familias, relaciones, tensiones y mucho más.

Ahora pon la infertilidad en el centro aunque seguramente ahí es donde ya la tienes colocada desde que descubriste que era parte de tu vida y vamos a ir aislándola, acotándola: intentarás solucionar todo lo de alrededor hasta que lleguemos al punto en el que el trabajo de los profesionales de la clínica de fertilidad sea imprescindible y se ocupen de ella durante el tratamiento  que estés haciendo.

 

Acotando la infertilidad

 

Hasta ahí, hasta ese momento en el que otros se ocupan de tus embrioncitos, hay que ponerse a trabajar. Y esa es la parte de la que tú te puedes ocupar:

Veamos cómo.

 

Sobrepeso

Sí, hay mujeres que con 8, 10 y 20 k de mes consiguen quedarse embarazadas, pero nosotras tenemos un problema de infertilidad y no nos podemos permitir ese lujo pues está demostrado que incluso 5 k de más influyen en el éxito de los tratamientos. Por favor, ponte en serio con ello porque ya no es sólo cuestión de tu salud, cosa que sabías desde antes sino que puede complicarte la llegado del ansiado positivo. Además estar en tu peso cuando logres el embarazo marca una diferencia a real en cómo vas a llevar el embarazo y post parto.

 

Estar en forma

Hoy en día ser una persona saludable significa también hacer ejercicio. El deporte no debe ser considerado como un capricho, como una frivolidad, como algo que “si tengo tiempo lo haré y si no es lo primero que me quito” Estar en forma te ayuda a que tu metabolismo funcione mejor, a que tu cabeza pueda desconectar de los problemas cotidianos e indirectamente te llevará a cuidar más tu alimentación.

Nuestros cuerpos están hechos para usarlos en todos su potencial; no te digo nada nuevo si te cuento que el sedentarismo es uno de los mayores peligros de nuestra sociedad actual.

 

Hemograma

Que todos tus valores estén dentro de la normalidad: glóbulos rojos, blancos, hierro, plaquetas. En fin, qué estés fuerte. El proceso de los tratamientos es muy estresante y lo último que necesitas es por ejemplo, una anemia que te deja sin fuerzas

 

TSH

Es imprescindible que tus hormonas tiroideas estén bien valoradas. Y aquí el QUID: si estás en infertilidad, el valor máximo de tu TSH es 2,5.

Para la vida normal podría ser más alto y encontrarte bien y hay mujeres que aun no teniéndola por debajo de esa cifra logran un embarazo, pero tú no te lo puedes permitir. Por debajo de 2,5, recuérdalo. Con medicinas se baja sin problemas.

Infertilidad controloda

 

Homosciteína

Este no es un valor que se revise siempre desde el principio. Pídelo. Ocurre los mismo que con la TSH: el valor máximo de la homosciteína en infertilidad es 10, pero para la vida normal puede ser más alto. Con medicinas también se baja sin problemas.

 

Alimentación

Sinceramente no creo que vayas a tener un positivo por comer más Omega 3 o más remolacha aun con las maravillosas propiedades que le da su color rojo, peeeero que tu cuerpo esté recibiendo los mejores alimentos (y si pueden ser ecológicos mucho mejor) y que a cada célula le llegue el combustible ideal, te permitir tener el mejor vehículo para hacer crecer tus óvulos y así, de manera indirecta puede ayudar a la implantación y albergar un embarazo.

Ahora me dirás que las mujeres en las guerras se quedan embarazadas, que las drogadictas, que en Africa, que en situaciones emocionalmente terribles… Sí, pero o te enfocas en tus propias circunstancias o no podrás ponerte a hacer lo que debes hacer.

 

Estado emocional

Queremos estar lo mejor posible, por supuesto, pero con la situación que estamos viviendo no debemos exigirnos más de lo que realmente podemos hacer. Cuando estamos en Reproducción Asistida acudimos a todo tipo de terapias que yo, y es una opinión muy personal, no creo que conduzcan al positivo pero sí nos van a permitir hacer un enfoque más holístico y así, conectados nuestro cuerpo y nuestra mente el proceso va a fluir mucho mejor.

 

Sistema inmunológico

La mayoría de nosotros no sabemos en qué situación está nuestra inmunología. Nos suena que cuando nos constipamos alguien dice que será porque tienes las defensa bajas.

Si llevas varios negativos o acumulas dos o más abortos, por favor, insiste e insiste hasta que te revisen este aspecto.

Igual conoces a alguien que enfermísima de una enfermedad inmunológica se embarazó porque sí, me lo creeré, pero no me vale. Que te lo revisen, hazme caso. Una vez que la fertilidad se complica… ay, los problemas surgen por todas partes.

 

Te invito a compartir con nosotras qué otros aspectos has cuidado durante tus procesos de Reproducción Asistida. Muchas gracias por compartir el videopost en tus redes.

Baby led weaning

Hoy os escribo desde otro sitio About.com… Pinchad esta foto de Martín comiendo espaguetis o los espaguetis comiéndole a él, no se sabe muy bien…

IMG_0438
Una vez superado el miedo ancestral de nuestras abuelas diciendo: ¡ese niño, que se atraganta! se puede, lo juro :)
¿Y vosotr@s? ¿Cómo lo hacéis?

Mi alimentación desde pequeñita hasta que logré tener a mis hijos

Siempre fui una niña que comió muy bien: daba golpes de alegría en la mesa cuando veía la comida, me gustaba prácticamente todo lo que me ponían y recuerdo que si me daban algo de dinero me iba corriendo a gastarlo en comida.

 

alimentación infantil

©Jjcwhicker

 

Llegué a los diez y siete años y cual adolescente de libro,
empecé con trastornos alimentarios en los que alternaba épocas de grandes comilonas con otros en las que todo era light. Como además era bailarina podía darme grandes palizas que me servían para quedarme más tranquila mientras manejaba como podía mis preocupaciones alimentaricias que en esa época sólo tenía un significado: comer era igual a tener más o menos peso. Nunca lo asociaba a la salud.

Hasta que un día entré en la consulta de un traumátologo por otro tema y al empezar a hablar me puse a llorar sin venir a cuento. Como nos quedamos todos un poco extrañados, él, muy perspicazmente, me mandó hacer un análisis de sangre y ahí estaba la causa: tenía anemia ferropénica provocada por mis regímenes.

Como me había ido quedando sin fuerzas estaba muy cansada y de ahí las lágrimas. Había adquirido una anemia ferropénica por alimentarme mal. Sentía tal bajón físico que algo hizo click en mi cabeza y por fin terminó esa época difícil.

No quería a volver a estar así.

Me costó muchísimo quitármela de encima y necesité hasta inyecciones de hierro que me petrificaban la pierna el día que me la ponían por lo que tenía que ponérmelas los días que no me tocaba bailar.

A partir de ahí me conciencié y empecé a preocuparme de comer lo más sano posible teniendo en cuenta que eran los años 80 y no se hablaba tanto de la importancia de la nutrición como hoy en día. Pero bueno, yo me cuidaba lo máximo posible.

 

Salud y alimentación

 Imagen cortesía de Fantasista © Freedigitalphotos.net

Eso sí, siempre dándome una alegría de vez en cuando y luchando permanentemente contra dos o tres kilos de más que yo consideraba que me sobraban.

Me fui a vivir sola y como no sabía cocinar ni me interesaba lo más mínimo, mi alimentación contenía de todo, pero muy, muy básico.

Eso sí, iba a casa de mi abuela a comer cosas riquísimas, tenía amigos que cocinaban maravillosamente y seguía disfrutando comiendo en buenos restaurantes.

Hasta que decidí tener un hijo: tenía 36 años y que mi cuerpo estuviera lo más sano posible se convirtió en prioridad.

Empecé a comprar alimentos ecológicos, a introducir la leche de soja, los productos integrales… ¡y un nuevo mundo se abrió ante mi!

Como además se complicó mucho la llegada de mi primer hijo me dió tiempo a ir leyendo e ir intentando cocinar comidas diferentes.

Cuando nació mi hijo mayor le di todos los productos ecológicos que pude, especialmente la carne y los huevos.

Tras empezar la búsqueda del segundo que duró tres años, me dió tiempo a ir a diferentes cursos de cocina, a depurar más todavía nuestra manera de comer y sobre todo a acudir durante unos seis meses a una nutricionista con la que hice una dieta depurativa muy dura, pero que me encantó hacer: Sin trigo, ni leche, ni lácteos, ni sal.

Llegué incluso a hacer un semiayuno de siete días controlado por ellos, pero por que a mi me lo pedía el cuerpo: había tenido un embarazo ectópico con estallido de trompa y operación urgente y llevaba ya la medicación de 4 FIV bestiales hormonalmente más unas 5 transferencia de vitrificados.

Necesitaba limpiarme y por eso lo hice.

Poco a poco fui suavizando mi alimentación y fui incluyendo lo que había quitado porque no quería ni quiero sostener nada tan restrictivo en el tiempo, me gusta ir adaptándome a lo que me pide el cuerpo y en mi caso cambia cada cierto tiempo.

 

Comer con conciencia

Imagen cortesía de Nenetus © Freedigitalphotos.net

 

La cocina vegetariana sería la más cercana a mi, pero teniendo en cuenta que como carne, pues nunca podré serlo.

La comida vegana me gusta también mucho, pero no me la haría yo, eso sí, voy a restaurantes que la tienen.

Probé la comida cruda y me encantó ese mundo de sabores increíbles.

Hasta que llegó el embarazo de mis mellizos y desde el día que empezaron las nauseas hasta casi año y medio después comí de todo y mucho. Lo que se dice guarrear, vamos.

Era lo que me pedía el cuerpo y estaba tan harta de trabajarme la alimentación que lo hice. Me preocupaba no volver a comer sano, pero no.

Un día de repente volvieron a apetecerme mis querido batidos verdes y la aguas volvieron su cauce.

Actualmente estoy en fase deportiva porque me apasiona correr, así es que además de disfrutar comiendo veo la comida como “combustible” para mi cuerpo y estoy atenta a ciertas cosas como comer más proteínas y no cenar hidratos salvo excepciones. Trigo lo mínimo y lácteos muy pocos desde hace más de 10 años. Verduras como muchísimas y frutas como menos por el azúcar que tienen ya que tengo los dientes muy sensibles.

Disfruto comprando, cocinando y sobre todo comiendo todos tipo de comida.

Creo que todo lo que cuidé mi alimentación durante las búsquedas de mis hijos, me ayudaron a tener mi cuerpo en condiciones óptimas para recibir un embrión y gestarlo aunque también es verdad que tras lograr el último embarazo, aflojé un poco las riendas porque cuando estaba en las noches más oscuras de las búsquedas llegué a ver productos químicos y peligrosos en todo lo que no fuera ecológico. Sinceramente creo que era por toda la angustia e inseguridad en la que estaba y que necesitaba buscar posibles culpables.

No obstante y como os digo siempre creo que prácticamente nada salvo el embrión y quizás el endometrio, es fundamental a la hora de lograr un embarazo (y seguro que muchos ginecólogos y embriólogos me dirían que tampoco, que han visto de todo). Es más bien un hecho multifactorial que en personas con infertilidad, convierte cada uno de los parámetros que pueden intervenir el lograr un embarazo en esas piedras que nos encontramos en el camino o por el contrario en puentes que nos dan paso hacia nuestro sueño: tener un niño sano en casa.

Así es que, si me permites la sugerencia, cuida tu alimentación, tu energía, tu espíritu, tu físico, cuídalo todo, pero no hagas de ninguno de esos aspectos lo fundamental en tu proceso.

Si estás aquí es porque necesitas reproducción asistida a tope, y la nutrición lo que va hacer es ponerte en el mejor estado posible para potenciar tu salud y que cuando llegue el momento estés físicamente preparada para un embarazo. ¡A por ello y no dudes en contratar a un nutricionista para que te ayude!

 

Si crees que este post sobre nutrición y fertilidad puede ayudar a alguien, te invito a compartirlo en sus redes sociales. Expande la información. :) ¡Gracias!

PicNic OnLine de Reproducción Asistida con la naturópata Virginia Ruipérez

Aquí tienes el audio del PicNic del 3º PicNic OnLine junto a Marian Cisterna.

En esta ocasión toca de nuevo invitada de lujo :

Virginia Ruiperez, naturista especializada en Fertilidad Natural y autora del libro del mismo nombre.

 

Este libro es muy, muy recomendable aunque nosotras ya estemos en la fertilidad asistida por que vamos a aprender muchísimas cosas de temas de alimentación y de nuestro cuerpo:

Fertilidad Natural – Método Naturista de Fertilidad Shantivir

Virginia también estuvo con nosotras en la feria InVitra 2013 (por cierto este año se celebra en Madrid y allí estaré con mi pequeño stand) y nos intercambiamos nuestros libros entre las tres.

Qué bonitas son las alianzas entre mujeres y el apoyo a personas que tienen las mismas inquietudes que tú. 

 

Todas queremos aprender de todas y seguro que tú también tienes mucho que conocer sobre tu cuerpo, la alimentación, nuestros ciclos y cómo el ser más conscientes de nosotras mismas nos ayuda también en Reproducción Asistida.

Y Virginia también tiene un regalo para una de vosotras:

¡Un ejemplar de su libro Fertilidad Natural!

 

3º PicNiC OnLine de Reproducción Asistida

PIC NIC virginia ruiperez

 

Un evento que se desarrollará en una sala de videoconferencias online durante hora y media.

Hablaremos de:
  •  Breve presentación de Marian y mía.
  • Virginia Ruipérez nos hablará de nosotras, nuestros cuerpos, qué acciones pueden ayudarnos en nuestro camino de Reproducción Asistida desde la perspectiva de la Fertilidad natural
  • Las tres responderemos a vuestras preguntas.

 

¿Cuándo?

Lunes 28 de abril a las 19:30 (hora de Madrid, España)

 

¿Dónde?

En mi sala de videoconferencias donde tendrás dos opciones de acceso:

1- Ese día entra a través de este link:

 https://global.gotomeeting.com/meeting/join/647675949

2- En caso de que tuvieras cualquier problema con Internet puedes llamar a este teléfono de Barcelona (no tiene costes) y podrías oírlo e incluso intervenir en el turno de preguntas:

931 81 6713

 

¿Cómo funciona eso?
  • No hay que hacer nada hasta el día del PicNic.
  • Entra con unos 15 minutos de antelación, para estar preparada.
  • Te pedirá que te descargues un pequeño software que es como una flor, no tengas miedo de hacerlo.
  • Después de eso, ya no tienes nada que hacer nada más; sencillamente vernos y cuando llegue el turno de preguntas y respuestas si te apetece hablar, te daremos paso y si prefieres escribirnos en el chat que habrá, también podrás hacerlo por ahí.

 

Cualquier duda que tengas, por favor escríbeme a eva@creandounafamilia.net y te lo aclaro.

 

¡Ven, lo vamos a pasar muy bien!

 

Grabraremos la sesión y se le enviará a todas las personas suscritas al boletín de Creando una familia.

Puedes hacerlo desde el casillero que tienes a la derecha. además recibirás de regalo un PDF muy, muy interesante y te irán llegando varias entrevistas con estupendos profesionales de Reproducción Asistida.

¿Puedo recomendarte algo? Familiy&food

Hoy mi post es algo diferente ya que unas compañeras de emprendimientos online, Gema Martinez de Espacio natural y Pilar Gómez San Miguel de Crianza en familia han desarrollado un programa especial para las familias preocupadas por la alimentación, por su relación con ella y creo que es muy interesante:

Captura de pantalla 2013-10-23 a la(s) 22.18.59

 

Mis compis de Family&Food piensan que es para ti si…

  •  Quieres acompañar a tus hijos de una forma respetuosa en la alimentación.
  • Necesitas nuevos recursos que te ayuden en el equilibrio en la mesa.
  • Deseas fomentar el respeto entre los miembros de la familia durante las comidas.
  • Tienes dudas sobre las necesidades nutricionales de tu hijo/a en las distintas etapas de su crecimiento.
  • Te gusta que la comida sea un momento agradable para compartir y disfrutar comiendo en familia.

Y esto es algo de lo ellas nos van a dar en este programa:

  • Recursos, herramientas y conocimiento sobre qué ofrecer, en qué etapa y de qué forma puede adaptarse al estilo y necesidades de cada niño y familia.
  • Una guía para entender cómo nos relacionamos con la comida, cuáles son las dependencias que podemos tener, para no repetirlas con los niños, para dejar de manipularlos a través de la comida. Además de muchas soluciones para la comida y los menús saludables. Family&Food es una oportunidad excelente para padres y madres de familia y para asesores de maternidad y profesionales que trabajen a menudo con la infancia.

También les pregunté  por qué los lectores no debían perder esta ocasión y me dijeron que…

Será un curso muy enriquecedor: aprenderán cómo organizarse, que alimentos fomentar y cuáles restringir, cambiar cosas que no nos gustan por otras que sean mejores en función de la biología y necesidades de cada uno… Les daremos información muy importante sobre la calidad de los alimentos que hoy se encuentran en el mercado, las necesidades reales de los niños en todas las etapas de su desarrollo y algunas sorpresas, como colaboraciones especiales de gran calidad profesional.

Aun cuando este programa acabe y tú llegues a este post, te las seguiré remendando a ellas, pues son dos mujeres y madres con grandes valores y que cuidan y crían a sus hijos de una manera preciosa.

Yo, que como tantas he tenido mi relación conflictiva con la comida, creo que es una gran oportunidad para sentar unas buenas bases familiares alrededor de este tema.

Revisa su web, pregúntalas si tienes dudas, ¡te gustarán! Family& food puede cambiar muchas cosas en tu familia.

Si te parece interesante, no dejes de compartirlo en la red que quieras, y un +1, estaría genial. Gracias!

¿Es posible la crianza con apego de gemelos?

¿Es posible teniendo gemelos y en mi caso uno más hacer una crianza digámosle “lenta” o sea, que mamen, que duerman con los adultos, que no usen chupetes, que se  les coja todo lo posible, que se les portee, que no lloren mucho más que un niño único,que dejen el pañal cuando quieran cada uno, que no duerman a la vez , que no estén más en un carro que un niño único…?

Sé que el título del post no le va a gustar a algunas personas, es que no sabía cómo titularlo para que se entendiera bien cual es mi pregunta…

 

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, haz CLICK aquí:

Crianza con apego de gemelos

 

NOTA TRAS LA PUBLICACION: Antes de que sigáis leyendo…

 

¡Mi respuesta es SÍ, SE PUEDE!

 

Por favor, os pido que veáis la ironía de mis palabras.

Gemelos bebés de pie
Imagen de Adrian Stoica

 

Continúo…
Perdonadme la expresión, pero muchas veces digo que si has nacido gemelo, según en qué casa te toque… tu vida puede ser más complicada… y en general, no tendrás opción a más de uno o dos de esos parámetros ¡y eso, con suerte!.
Aunque también los hay súper afortunados que los viven casi todos…

Yo, de todo lo que os preguntaba antes, practico casi todo aunque,por ejemplo, intento que si hay uno más cansado aguante un poco hasta que el otro lo está también y así duerman a la vez; de esta manera, yo tengo un ratito para descansar o trabajar como ocurre actualmente.
También he visto (recordando cuando “sólo” tenía a Rodrigo) y me da mucha pena, que lloran o protestan más que un niño único por una simple cuestión de brazos e intendencia haya otro adulto o no.
Debido a lo mismo, tienen un poco menos de contacto físico (incluso en aquellas familias en las que se les coge mucho, como en la mía).

Entonces el quid para mí está en al menos intentar darles todo lo que podamos, sin rayarnos por no poder desdoblarnos. Que en nuestra cabeza esté:

  • Voy a cogerles lo más posible
  • Voy a intentar acudir lo más posible a sus llamadas
  • Van a dormir conmigo
  • No van a ir tanrecolocados como otros niños
  • Aceptar que mi casa no va a estar tan limpia como otras con niños
  • Voy a hacer de la alimentación algo progresivo
  • Me aguanto si me manchan, son cuatro manos dos bocas y dos narices con mocos.

 

Tener gemelos es agotador, no hay duda,
 pero es increíble el privilegio de ese amor doble a la vez.

 

¿Te ves capaz de criar gemelos con tranquilidad? ¿Conseguirás no convertirte en la más estricta de las estrictas ? No dejes de compartir si te apetece, muchas gracias.