¿Es posible la crianza con apego de gemelos?

¿Es posible teniendo gemelos y en mi caso uno más hacer una crianza digámosle “lenta” o sea, que mamen, que duerman con los adultos, que no usen chupetes, que se  les coja todo lo posible, que se les portee, que no lloren mucho más que un niño único,que dejen el pañal cuando quieran cada uno, que no duerman a la vez , que no estén más en un carro que un niño único…?

Sé que el título del post no le va a gustar a algunas personas, es que no sabía cómo titularlo para que se entendiera bien cual es mi pregunta…

 

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, haz CLICK aquí:

Crianza con apego de gemelos

 

NOTA TRAS LA PUBLICACION: Antes de que sigáis leyendo…

 

¡Mi respuesta es SÍ, SE PUEDE!

 

Por favor, os pido que veáis la ironía de mis palabras.

Gemelos bebés de pie
Imagen de Adrian Stoica

 

Continúo…
Perdonadme la expresión, pero muchas veces digo que si has nacido gemelo, según en qué casa te toque… tu vida puede ser más complicada… y en general, no tendrás opción a más de uno o dos de esos parámetros ¡y eso, con suerte!.
Aunque también los hay súper afortunados que los viven casi todos…

Yo, de todo lo que os preguntaba antes, practico casi todo aunque,por ejemplo, intento que si hay uno más cansado aguante un poco hasta que el otro lo está también y así duerman a la vez; de esta manera, yo tengo un ratito para descansar o trabajar como ocurre actualmente.
También he visto (recordando cuando “sólo” tenía a Rodrigo) y me da mucha pena, que lloran o protestan más que un niño único por una simple cuestión de brazos e intendencia haya otro adulto o no.
Debido a lo mismo, tienen un poco menos de contacto físico (incluso en aquellas familias en las que se les coge mucho, como en la mía).

Entonces el quid para mí está en al menos intentar darles todo lo que podamos, sin rayarnos por no poder desdoblarnos. Que en nuestra cabeza esté:

  • Voy a cogerles lo más posible
  • Voy a intentar acudir lo más posible a sus llamadas
  • Van a dormir conmigo
  • No van a ir tanrecolocados como otros niños
  • Aceptar que mi casa no va a estar tan limpia como otras con niños
  • Voy a hacer de la alimentación algo progresivo
  • Me aguanto si me manchan, son cuatro manos dos bocas y dos narices con mocos.

 

Tener gemelos es agotador, no hay duda,

 

¿Te ves capaz de criar gemelos con tranquilidad? ¿Conseguirás no convertirte en la más estricta de las estrictas ? No dejes de compartir si te apetece, muchas gracias.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

26 pensamientos en “¿Es posible la crianza con apego de gemelos?

  1. Ana Solano

    Chica, yo he críado gemelos (tienen ahora 9 años) y nunca he tenido esas sensaciones tan tristes. Y nunca, jamás, lo he dejado llorar. Han estado en mis brazos, en mis piernas, en la cama, sobre una manta en el suelo… cuando no podía tenerlos a los dos en brazos (y se puede, yo bajaba y subía las escaleras de mi casa con ellos en brazos varias veces al día). Pero lo fundamental para una crianza con apego no son los brazos, ni la teta, ni el colecho. Es el respeto. Respeto a ellos como individuos que son (diferentes personas con diferentes necesidades) y respeto a nosotras mismas.
    Es indudable que se necesita una buena organización, pero también muchísima flexibilidad. ¿Que es la hora de comer y están dormidos? Pues come tú y descansa hasta que despierten.¿Que la casa está manga por hombro? Pues se busca quien la limpie o se saca del medio todo lo que estorbe.
    Pero, aunque, hay que tener en cuenta que todo en la crianza es difícil, y más con dos (o tres o más), no es imposible criar con apego. Ya ves. Las que te hemos contestado lo hacemos desde que dejamos de escuchar a otros y nos dedicamos a escuchar a nuestro corazón y a nuestros hijos. No se trata de ser la madre perfecta, sino de ser la madre perfecta para nuestros hijos. Y ahí es donde creo que está tu error.

    Responder
  2. Sol

    Es posible. Simplemente, las prioridades varían. La casa no es una prioridad, ni ir relimpios o planchados. Con tener eso claro, la crianza con apego con gemelos está chupada. Estricta sólo con lo necesario: sillas en el coche, no meter los dedos en el enchufe y cosas así.

    Responder
  3. Mina

    Como madre de mellizos, te agradezco tu preocupación, pero permiteme que te devuelva la pregunta:

    Seas mellizo, gemelo, hijo único, hermano de en medio, ¿Es posible que disfrutes de una verdadera crianza con apego si tu madre se olvida de la palabra más importante que debe regir la crianza con apego?

    Y esa palabra no es teta, ni contacto, ni porteo, ni tiene nada que ver con ir relimpios. Esa palabra es RESPETO.

    ¿Es posible criar a unos mellizos con respeto? Por supuesto que sí. Y antes de proclamar que los pobrecillos llorarán más, o dudar de si podrán tener una lactancia materna, te recomiendo que te informes un poco.

    ¿Y qué tiene que ver el ser estrictos con el número de hijos? Ahí te confieso que me he perdido. Muchas madres de múltiples estarán encantadas de contarte que si algo te da esta visión de la maternidad es… flexibilidad

    Un saludo, sigue formandote, que vas bien

    Responder
  4. Reina

    Muy de acuerdo con Mina. A mi tambien me gustaria saber que tiene que ver el ser estrictos con el numero de hijos.

    Eva, que tu estes siendo incapaz de criar asi a TUS mellizos, es TU problema por tus circunstancias, caracter, que quizas estes saturada…. pero no algo intrinseco a tener 1+2. Por favor, no generalices tu situacion y tu manera de criar a todas las madres de multiples.

    Responder
  5. Sara Silvestre Anglès

    Hablar de lo que no se sabe desde un pedestal de experta es un poco osado. Y hacerlo con tan poco respeto, es desagradable. ¿Por qué no buscas información antes de lanzarte a escupir tópicos? Gente como tú hace mucho daño a las futuras madres de gemelos que intentan hacer crianza respetada, infundiéndoles miedos, inseguridades, pena por no poder ser puras, y vergüenza porque las expertas de la crianza respetada menosprecian a sus hijos. Y el respeto por nosotras. Por qué hablas DE nosotras, y no CON nosotras? Por qué no nos preguntas? Cambia en tu texto la palabra gemelo por la palabra gitano, síndrome de down o moro e igual te das cuenta de la condescendencia y superioridad con las que estas hablando.

    Responder
  6. Judit

    Soy lo que probablemente tú consideras una madre muy poco estricta, impongo límites para garantizar la supervivencia de mis hijos y la convivencia familiar y poco más.
    Porteo a mis hijos cuando es necesario o me apetece, el cochecito de paseo lo usamos como mucho una vez al mes, porque si no se deshinchan las ruedas.
    Mis hijos tienen todo el contacto físico con nosotros que desean y piden; para mi marido y para mí es fácil acostumbrarse a estar siempre abrazando al menos a uno de nuestros hijos. Duermen con nosotros,cada uno de ellos dejará el pañal cuando quiera y esté preparado y no se me ocurriría obligarles a dormir a la vez, quitando que duerman por la noche, como todos, y, si alguna vez se desvela alguno, se duerme cuando le viene el sueño. ¿Cómo se obliga a alguien a dormir?
    Van muy limpios siempre. Tal vez no con toda la ropa planchada, pero limpios. Para eso hay lavadoras.
    La clave está en el amor, la paciencia y, como te han dicho, el respeto. No comparto en absoluto tu idea de que si naces al mismo tiempo que tu hermano estés jodido. El amor no se divide, se multiplica.

    Responder
  7. Ana Solano

    A mí me chirría mucho esto: “Perdonadme la expresión, pero muchas veces digo que si has nacido gemelo… estás jodid… no tendrás opción a más de uno o dos de esos parámetros ¡y eso, con suerte!”.
    Se lo he enseñado a mis gemelos y se han quedado con los ojos como platos. “¡Mamá, si tener un gemelo es lo mejor del mundo, un hermano y un amigo a la vez!”, me han dicho. Si les da pena cuando alguno de nuestros amigos ‘solo’ se queda embarazado de uno…
    Y respecto a “No pasa nada por dar voz a estas madres que somos menos seguras, ya que precisamente somos este tipo de personas las que necesitamos apoyo, empatía y la labor que Eva nos ofrece”, me parece estupendo. De hecho, participo en un foro de crianza de múltiples con apego desde que tuve a mis hijos donde he recibido buenísimos consejos sin que nadie me juzgara, donde todas entendemos que criar a un hijo con amor y respeto es lo mejor del mundo, y aceptamos que habrá tropiezos, cosas que podrían estar mejor hechas, decisiones que no fueron bien pensadas…
    Claro que todas/os tenemos mil dudas, diez mil problemas y un millón de miedos y es bueno exteriorizarlos. Pero sí me parece ofensivo decir que nacer gemelo es estar jodido, la verdad y, si lo piensas, seguro que esa convicción acaba llegando a tus hijos de una manera o de otra.
    Ninguno de mis hijos se sienten menos que el otro: han tenido lo que cada uno ha necesitado, hemos sido equitativos (que no igualitarios) en su crianza, en su educación y en la forma de relacionarnos con ellos. De hecho, son dos niños con una empatía brutal hacia los sentimientos ajenos , porque les hemos enseñado a respetarse y a respetar lo que siente el otro. ¿O acaso tengo que coger a uno en brazos porque ya he tenido al otro un rato le apetezca o no?

    Responder
  8. Miss Thirty

    Perdonadme pero no entiendo el tono “airado” de las que comentáis arriba. Creo que el texto es simplemente una forma de poner por escrito las dudas o angustias de quien se preocupa o duda sobre la crianza de sus mellizos. Además del respeto (que no veo que Eva olvide en absoluto), lo que a veces necesitamos las mamás que no lo tenemos todo tan súper claro como otras es un poco de empatía y que no sea tan “ofensivo” para nadie el poder exteriorizar estos miedos. No pasa nada por dar voz a estas madres que somos menos seguras, ya que precisamente somos este tipo de personas las que necesitamos apoyo, empatía y la labor que Eva nos ofrece. No he leído nunca en este blog que quien lo escribe se autodenomine “experta”, sino precisamente alguien como nosotras que ha pasado por una serie de experiencias y quiere compartirlas.

    Me parece bien que quien tenga todas las respuestas (sus) respuestas no necesite hablar de estas dudas (genial si nunca habéis tenido miedo a no hacerlo bien, a no cubrir al 100% la entrega que queréis darle a vuestros hijos) pero hay otras mujeres que si hemos tenido esas preocupaciones y en este caso precisamente es cuando más necesitas que esas otras madres que son tan estupendas muestren esa “flexibilidad” de la que habláis, no sólo para la crianza propia, sino también para ser tolerante con las dudas ajenas. Porque haberlas, haylas. 

    Responder
  9. Eva María Bernal

    Chicas, aquí hay un malentendido muy triste… O yo me h sabido explicar o no me habéis entendido…
    Crio con apego y con respeto…
    No habéis visto la ironía de algunas de las cosas que he dicho?
    Dejadme que me recupero un poco , me habéis tocado.

    Responder
  10. Hana Kanjaa

    Pues si, yo flipo con los comentarios…¡que agresividad! ¿Y sabeis qué? Que yo solo tengo una hija, y estoy hasta las trancas de trabajo, y con SOLO una, a veces me cuesta poner en práctica esto que se llama Crianza con Apego. Pero, claro, mi problema es que no soy una super-mamá, que le vamos a hacer…(ironía)

    De todas formas, siempre que pasan cosas de estas, me asalta la duda de ¿por qué muchas de las mamás mas “apegadas” luego son las que faltan más al respeto?

    Responder
  11. Ana Solano

    “Ana por favor, ya se que han pasado 9 años y lo has idealizado en tu cabeza. se sensata. nunca te ocurrio de estar cambiando el pañal a uno, con caca hasta arriba y otro te pidiese teta? y como esta mil millones de situaciones, en las que es imposible cubrir las necesidades de los dos. o porteabas a los dos a la vez y le dabas teta a los dos a la vez en el fular??? con año y medio? pues ya me puedes contar como lo hacias”.
    Pues te voy a contar. Lamentablemente, no pratiqué la santa trinidad de la CN porque ni la conocía ni pude. Mis bebés nacieron prematuros, estuvieron casi un mes en la UVI de Neo. No me subió la leche por el estrés. No porteé con fulares, ni meitais ni nada por el estilo. A brazo, a la espalda y al coliño, como dicen en Galicia. Y con los dos. Y hasta hacía la comida con un niño en brazos y el otro en la hamaca, ya ves. Y me he metido en la bañera con dos bebés de apenas seis meses para poder bañarles a la vez, he corrido tras dos críos de 10 meses que salían disparados cada vez que pisaban la calle… y sigo cuerda, oye.
    Y sí, he pasado muchas tragedias sola. Un niño con una gastro infernal, vomitando y cagando como un mar y con fiebre, y el otro, pobre, con nueve meses y gateando al lado haciéndome caricias en la mano mientras cambiaba a su hermano. Simplemente, les explicaba lo que pasaba desde recién nacidos. Y, no sé por qué, me entendían. ¿Respeto, quizá?
    Y sí, les he dado mil voces, he llorado con la comida porque comían poquísimo, he pasado noches sin dormir pendiente de si respiraban o no por una neumonía, he cambiado pañales con una mano mientras que, con la otra, ayudaba a montar un puzzle…
    No, no se me ha olvidado ABSOLUTAMENTE nada de lo que he hecho con ellos y por ellos (y espero que nunca se me olvide, sería la mayor tragedia de mi vida). Por eso me chirría que se viva la maternidad múltiple como un castigo: castigo para la madre que quiere ser perfecta y no puede y castigo para los hijos porque, pobrecitos, no podrán tener lo mismo que uno solo.
    Los hijos vienen. Algunos por sí solos, a otros tenemos que ir a buscarlos al otro lado del mundo, otros son gracias a un tratamiento médico. Pero todos, absolutamente todos, deberían venir a este mundo no para ser un castigo, sino una recompensa, un milagro.
    Y sí, yo participo en Criando Múltiples (ni idea de quiénes son las otras personas que comentan, ni me importa). Y no, NUNCA, JAMÁS, habrás podido ver un post fuera de lugar, un insulto, un mal gesto. Creemos en el respeto y lo ejercemos. Y, como dices, Eva puede expresarse como quiera, y yo también. Pero es un poco incongruente que se publicite con el respeto y la crianza con apego y crea que ser dos es estar jodido. Lo dicho, cambia gemelo por negro, gitana… y verás.

    Responder
  12. pilar

    Eva, yo te he entendido perfectamente, aqui el que no te entienda es porque no quiere, o porque es tonto. las de arriba que decidan cual de las dos cosas son.
    Mina. En ningun sitio leo que Eva falte el respeto a sus hijos. Ahora te lanzo yo la pregunta. que frase te hace pensar eso exactamente?
    Reina. te lo voy a explicar como si tuvieras tres añitos vale?. si fueras una mama a la que le gusta todo limpio y bonito debes pensar que es muy probable que con dos no puedas. Ahora lo has entendido? Hay un recurso que usamos los adultos que es la ironia, y hay veces que hay que saber leer entre lineas.
    Por otro lado te informo que un blog, es un espacio personal, y Eva puede habalr y generalizar lo que le de la gana. si no te gusta ya sabes donde esta la puerta.
    Ana por favor, ya se que han pasado 9 años y lo has idealizado en tu cabeza. se sensata. nunca te ocurrio de estar cambiando el pañal a uno, con caca hasta arriba y otro te pidiese teta? y como esta mil millones de situaciones, en las que es imposible cubrir las necesidades de los dos. o porteabas a los dos a la vez y le dabas teta a los dos a la vez en el fular??? con año y medio? pues ya me puedes contar como lo hacias.
    no flipemos por favor. que en ningun momento ha dicho nada que sea una faltar al respeto a sus hijos.
    Eva sigo como hasta ahora..genial¡ ni caso. que pena de no estar en cn.

    Responder
  13. Ana Solano

    “No habéis entendido nada del post y sería demasiado trabajo explicarlo porque tampoco es lo que queréis… Realmente está dedicado a las personas con miedos a no poder hacerlo (especialmente a las de reproducción asistida que es a quien me dirijo) y que quieran ver ideas para creer que sí, que se puede.
    Os había leído muchas veces en el foro de Criando múltiples hablando mal de mucha gente que si os dicen u os dejan de decir y esta vez me ha tocado a mí…”
    Pues, hija mía, revisa tu estilo literario. Aparte de las faltas de ortografía y sintaxis (entre otras cosas, es quid, no quiz -juego de preguntas, en inglés-), lo que expresas es una queja, no que se puede aplicar la CN a múltiples. Te quejas de mil cosas y no das ni una solución. Dudo mucho que, quien te lea, pueda entender que sí, que se puede criar con apego a dos (¡y a más!) sin ser una madre desquiciada ni tener la casa como un basurero. Se puede si se quiere. Se puede si dejas a un lado tanto estereotipo (parece mentira que tengas mellizos) y disfrutas de tus hijos, de cada uno de ellos, con lo mejor de ti misma.
    Y me parece muy feo que mientas respecto a ese foro. Y mientes. Y, lo peor de todo, lo sabes.

    Responder
  14. Eva María Bernal

    Hola, he estado releyendo los comentarios por última vez, pues son tan hirientes, tienen tanta inquina que voy a intentar olvidarme de ellos, pero no los voy a borrar, prefiero que se os pueda leer…
    No habéis entendido nada del post y sería demasiado trabajo explicarlo porque tampoco es lo que queréis… Realmente está dedicado a las personas con miedos a no poder hacerlo (especialmente a las de reproducción asistida que es a quien me dirijo) y que quieran ver ideas para creer que sí, que se puede.
    Os había leído muchas veces en el foro de Criando múltiples hablando mal de mucha gente que si os dicen u os dejan de decir y esta vez me ha tocado a mí…
    No sabía que tenía una “profesión” de riesgo…hasta hoy.
    Gracias Miss Thirty, Hanna y Pilar…

    Responder
  15. Opiniones incorrectas

    Creo que no os habéis enterado mucho de lo que dice Eva ó no captáis el mensaje.
    Me pasman estos movimientos maternos que parecen una pugna inquisidora por quién es mejor madre que otra.
    Parece que está mal visto exponer las debilidades humanas porque hay que ser relimpias, tener cuarenta manos y no fallar en nada.
    Como siempre, zancadillas entre mujeres.
    Lamentable, chicas, lamentable.

    Responder
  16. Reina

    Pilar, hombre y si una madre le dice a dos de sus hijos que estan jodidos, pues eso muy respetuoso no me parece la verdad. O eso es tambien ironico? Pero claro como tu bien has dicho, a los de 3 a~nos solo nos deberian dejar ver pocoyo y no leer este tipo de ironias que son muy complejas para mentes de esa edad.

    Eva, aunque tu post ha mejorado algo con tu comentario extra sobre la ironia, el post te sigue sin cuadrar xq te contestas tu misma con un no a un par de las preguntas que haces arriba. Yo creo que tu forma de ver la crianza de mellizos se debe a que tu estas sola ante ello y no tienes otras manos que te ayuden a limpiarles los mocos, cogerlos, portearlos, recoger la casa…..

    Responder
  17. Ana Solano

    ¿Quién eras en ese foro? Solo por curiosidad… Te puedo asegurar que todas somos muy majas siempre que no nos metan un dedo en el ojo, claro :).
    Y me parece muy bien que me agradezcas una corrección ortográfica que solo necesita mirar un poquito el diccionario… Ojalá corregir una opinión tan equivocada como la tuya fuera tan sencillo.
    Dicho esto, espero y deseo que vivas tu maternidad múltiple y numerosa con toda la felicidad del mundo. Pero esa visión de la vida con gemelos/mellizos me apena. Quizá todas ponemos muchas expectativas en nuestro embarazo, en nuestro futuro hijo, y cuando nos dicen que son dos (o más) nuestro castillo de arena mítico se derrumba. Y es difícil reajustar esas esperanzas. Pero, como te he dicho antes, se quiere si se puede.

    Responder
  18. Maite

    Qué agresividad… Se me ha puesto mal cuerpo de leeros lanzar bilis por las teclas a diestro y siniestro. No sé si hay un objetivo desacreditador o simplemente formáis parte de ese cliché tóxico tan habitual en el mundillo de la crianza con apego. Alguien debería escribir una tesis sobre ese fenómeno de mujeres.

    Ánimo Eva

    Yo he “sentido” el post . Podría cambiar segundo hijo por mellizo, gemelo… Mi amor se multiplicó. Mi energía, no. Y podré decir que los dos fueron criados desde el apego, con amor y blablabla pero también que el segundo iba a remolque, que la jodió siendo el segundo y blablabla… Y de nuevo que no lo cambiaría por nada del mundo.

    Escudos. Escudos y armas.

    Buenas noches

    Responder
  19. Maite

    Qué agresividad… Se me ha puesto mal cuerpo de leeros lanzar bilis por las teclas a diestro y siniestro. No sé si hay un objetivo desacreditador o simplemente formáis parte de ese cliché tóxico tan habitual en el mundillo de la crianza con apego. Alguien debería escribir una tesis sobre ese fenómeno de mujeres.

    Ánimo Eva

    Yo he “sentido” el post . Podría cambiar segundo hijo por mellizo, gemelo… Mi amor se multiplicó. Mi energía, no. Y podré decir que los dos fueron criados desde el apego, con amor y blablabla pero también que el segundo iba a remolque, que la jodió siendo el segundo y blablabla… Y de nuevo que no lo cambiaría por nada del mundo.

    Escudos. Escudos y armas.

    Buenas noches

    Responder
  20. Ana Solano

    Pues yo me he leído tu blog de cabo a rabo y, chica, parece mentira que seas madre de dos. Kilo y medio de topicazos. Parece que, en lugar de tocarte la lotería con tus mellizos, te cayó una desgracia (en un post enumeras las posibles tragedias que ocurren en un embarazo gemelar, hablas incluso de que tus transfers siempre fueron de uno en uno por el riesgo). Sí, evidentemente, no se crían como un niño único porque no lo son. Han estado juntos, compartiendo el mismo espacio, desde su concepción. Si esto no es un milagro, ya no sé lo que es. Son muy diferentes a los hijos solos. Sí, en pocas ocasiones (eso dices tú) tendrán a su madre/padre en exclusiva; tendrán pocos brazos (los míos, en concreto, se criaron en brazos y siguen pidiéndolos cuando quieren mimos); tendrán poco contacto verbal y desarrollarán mal y tarde el lenguaje (no es verdad, se ha demostrado que lo adquieren con la misma velocidad que los hijos únicos siempre que se les hable mirándoles a la cara; los míos hablaban perfectamente con un año, sin lengua de trapo)… Una colección de tópicos que, aún siendo madre de dos, no has superado.
    Sí, sé que la CN dice que los niños mejor de uno en uno, mejor con una diferencia entre ellos de entre 3 y 5 años… pero yo sigo sin ver qué problema hay por nacer con menos diferencia de tiempo ni la supuesta pérdida del cariño, el amor y la dedicación de mamá. De verdad, creo que es mucho más probable que dos hijos solos, separados por varios años, se sientan solos, abandonados, rechazados o celosos que el que lo haga un gemelo o un mellizo por esa conexión tan especial que tienen entre ellos. Es que ellos no son él-mamá, como con un hijo único, son niño-niño-ellos-mamá. El círculo que los define es muy diferente. Cualquier libro de psicología puede explicártelo. Y, si lo ves desde el punto de vista genético, pasa lo mismo (Lawrence Wright).
    Y, sí. No todos los gemelos son criados con apego, ni lo son todos los niños del mundo. ¿Y? Cuando mis amigas embarazadas se encuentran con la sorpresa de tener dos (en mi círculo cercano somos 9 familias con gemelos/mellizos, algunos ‘naturales’, otros gracias a la ciencia) solo les digo que han tenido la mejor suerte del mundo. Ellos y sus hijos. Nos han visto criar a nuestros hijos y saben que se puede hacer con respeto y con apego, sin seguir a Estivill, dando teta, colechando y porteando, incluso sin hacerlo. Ellos, ahora, son los transmisores de lo que nosotros empezamos y que todo el mundo criticaba por imposible. Pero, claro, nosotros no nos ganamos la vida con esto, ni damos lecciones. Acompañamos a nuestros amigos y a sus hijos porque, simplemente, les queremos.

    Responder
  21. Judit

    No suelo entrar en guerras de este tipo, expongo mi opinión y ya, pero hay algunas alusiones a lo que dije. Y expongo mi opinión porque un blog es un espacio público diseñado para que la gente opine. De ahí que haya esta casilla para poner comentarios. Si escribes en público y das voz a tus lectores, no deberías quejarte cuando la gente opine.
    Mis thirty y Eva consideran que el post no contiene nada ofensivo. Si alguien dice que por nacer al mismo tiempo que tu hermano estás jodido me ofende, muchísimo, porque dice que mis hijos están jodidos. Si esto fuera cara a cara mi reacción hubiera sido mucho más dura. ¿Acaso pensáis de verdad que vuestros hijos están jodidos por nacer a la vez y que han tenido muy mala suerte? Hablad con mellizos y gemelos adultos, preguntadles. Yo lo he hecho y ninguno, ninguno, se siente jodido por haber vivido con su hermano. Al contrario, todos dicen que es una gran suerte. Y antes las madres no se preocupaban tanto por criarles con respeto y apego.
    En cuanto al enfoque del post, da por sentado que no es posible la crianza con apego teniendo dos hijos o más a la vez. Es triste ver algo así en un blog que se supone sirve para dar apoyo emocional y estratégico. Eva, si tu post está dedicado a las personas con miedos, parece que tu intención sea potenciarlos diciéndoles que no van a poder criar a sus hijos como desean.
    No es posible una crianza idealizada, pero es algo que también sucede con un hijo, como reconoce Hana Kanjaa. Mientras no lo intentes, no sabrás si se puede dar la teta a los dos a la vez, si se puede portear a dos niños de año y medio a la vez, tener contacto físico suficiente con dos niños a la vez. Busca, pregunta, investiga, prueba, no te ciñas a manuales y a ideas estereotipadas. Prioriza, sé flexible. Te sorprenderá lo que puedes llegar a hacer, y sin ser ninguna supermamá.

    Responder
  22. Eva María Bernal

    Por favor, que era una ironía…ya no sé cómo decirlo…
    De todas maneras creo que sabéis perfectamente que no todos los gemelos son criados así…
    Y repito, lo hago todo, por eso tengo un blog de crianza de este estilo, pero como no os habéis molestado en saber nada más…habéis llegado, habéis dicho de todo y seguís leyéndome sin querer entender qué decían mis palabras…
    Último mensaje.

    Responder
  23. Mina

    Estimadas opinadoras (¿hay algún término más específico para designar a quienes intervienen en los comentarios de un blog?)

    A mi me sorprende y me preocupa que, tanto la autora del blog como las que parecn defender opiniones afines a la suya, nos acusen a las que discrepamos de insultar o hablar sin respeto.

    Esto es una falacia, cuando no una difamación.

    Analizad el texto. La única persona que ha dicho palabras malsonantes ha sido la autora del blog, que ha empezado su artículo confesando que sabe que sus palabras no van a gustar, para a continuación afirmar que los gemelos están jodidos.

    Después expone los motivos por los cuales están jodidos y propone soluciones para intentar paliar semejante desventaja en la vida:

    -Voy a cogerles lo más posible
    -Voy a intentar acudir lo más posible a sus llamadas

    Al aconsejar esto, la autora está dando por supuesto que esa madre va a querer atender a las llamadas de sus hijos y no va a poder, porque eso es imposible, y que lo único que le queda es conformarse con minimizar el daño producido por el desgraciado accidente de haber tenido un hermano gemelo.

    Tanto la cabecera del artículo, como esta suposición, nos resultan ofensivas a todas las madres que consideramos que tener gemelos o mellizos es, por encima de todo, una suerte, una ventaja en la vida. Y que, a pesar de la carga de trabajo familiar, los principales afortunados son los niños.

    Y por otro lado ¿cuando os hemos insultado nosotras? Por la parte que me toca, se me ha acusado de decirle a la autora que cría a sus hijos sin respeto.

    Nada más lejos. Yo no se si la autora tiene hijos, y no me importa, estoy opinando sobre su artículo, y no sobre su vida.

    Y en el artículo no aparece la palabra respeto (salvo que ahora decida editarlo e incluir esta corrección, cosa que yo le agradecería). En nigún momento habla del respeto por las necesidades de los niños ni de ningún concepto equivalente.

    Eso sí, la autora nos ofrece como consejo unos buenos propósitos de “madre con apego”.

    Francamente, a mi cuando alguien me aconseja coger más a mis hijos me suena como cuando me aconsejan comer más fruta ¿Más fruta que quién? Para que Vd. crea que yo debo comer más fruta, primero debería saber lo que como, a lo mejor lo que debo comer son más legumbres.

    Para poder dar un consejo tan concreto, primero hay que diagnosticar, y no dar por supuesto que a nadie le apetece la fruta.

    Y por último, querida Eva, si no se te entiende, si estas voces airadas nos equivocamos y tú en realidad querías decir otra cosa, te ruego que reflexiones sobre tu forma de exponer tus ideas. A lo mejor todos ganaríamos mucho

    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *