Quimioterapia y fertilidad, ¿una pareja incompatible?

Necesitar quimioterapia y temer que ello afecte a nuestra fertilidad es una de los cientos de aspectos que tiene plantearse una persona enferma de cáncer.

Vitrificar óvulos y semen antes de empezar el tratamiento oncológico es hoy en día, una posibilidad real y se ha convertido en la la solución más innovadora para la más que posible esterilidad que suele traer consigo la quimioterapia.

Gracias a entre otras entidades, la Fundación IVI y dentro de su programa de preservación de la fertilidad, la vitrificación puede llegar a ser una realidad maravillosa y gratuita para los enfermos oncológicos.

El primer embarazo fue hace menos de diez años. Hay que tener en cuenta que es una técnica bastante novedosa y que hasta el año 2012 fue considerada en fase de experimentación.

Pero hoy en día es un tratamiento bastante sencillo dentro de todo el proceso que viven las personas que tienen cáncer.

Aquí tienes  el link de la Fundación Ivi para que te pongas en contacto con ellos si lo necesitas.

 

Recuerda informarte bien sobre qué es lo que puedes hacer con respecto a tu fertilidad antes de someterte a quimioterapia 

 

Por supuesto que lo más importante es que te cures, pero recuerda que una vez pase ese tiempo tienes toda la vida por delante y  lo más habitual es que quieras que en ella haya niños.

Sandra Ibarra  de la que te hablo en el video, es una luchadora que decidió no sólo enfrentarse a la enfermedad sino ser proactiva con respecto ahí a ella…¡Y ya sabes que a mí eso me encanta! La conocí hace poco en #emprendeandtweet.

Mira cual es su gran reto ( párrafo extraído de La contra de la Vanguardia)

quimioterapia y fertilidad

Yo también tengo mi propia historia con respecto al cáncer: 

Hace 14 años me detectaron células precancerosas en el cuello del útero en una revisión rutinaria. Mi fertilidad podía quedar seriamente dañada.

Unos días después me realizaron una conización, o sea, quitaron un trocito de cuello, lo que suponía la posibilidad de perder embarazos o en el caso de intentarlo por vía natural, que los espermatozoides no consiguieran entrar.

Afortunadamente descubrieron la enfermedad a tiempo (CIN III) y no tuve consecuencias: Como mujer sin pareja fui a reproducción asistida directamente y como el cuello del útero se me quedó tan enrevesado y estenosado,  aguantó incluso el embarazo de Martín y Aitana.

Recuerda siempre hacerte todas las revisiones oportunas y si eres paciente de cáncer, infórmate bien, por favor, que el shock no te impida ver tu vida de dentro de unos años.

Quimioterapia y fertilidad pueden entenderse.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *