El shock de un aborto diferido

Si te explico técnicamente qué es un aborto diferido, diría que es un aborto que sucede en un momento indeterminado y del cual tenemos constancia más adelante. Así de crudo y de duro.

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio del artículo, haz CLICK AQUÍ:

El shock de un aborto diferido

 

El shock de un aborto diferido

Haz CLICK para ver el video

 

Síntomas de un aborto diferido

 

Quizá todavía tenías síntomas de embarazo o habían empezado a suavizarse; a lo mejor sentiste una contracción con la que tu cuerpo inició el proceso de expulsión, pero como no habías sentido nunca una, no la reconociste.
Puede que ya estuvieras pendiente porque la beta fue muy baja o porque en la primera ecografía, el embrioncito era más pequeño de lo que correspondía o estabas sangrando un poco… Pero tú sabes que esos síntomas no tienen porqué conducir irremediablemente a un aborto. Hay embarazos así y a ello te agarrabas.

No sabes en qué momento ocurrió y eso te desespera.

 

Cómo afecta emocionalmente un aborto diferido

 

Sinceramente, es que como si una piedra gigantesca te aplastara.

Porque tú estabas embarazada de 7, 8, 9 semanas (las semanas más “exigentes” para el embrión hasta que llega la semana diez y puedes empezar a respirar) y te sentías plena, feliz.

A ti estas cosas no te podían pasar porque estás sana, le has puesto positividad, y hasta has leído “El secreto”

 

Y entonces, un día vas feliz a tu 2ª o 3ª eco, te acompaña tu pareja o una amiga o un familiar y cuando meten el ecógrafo, la cara de tu ginecólogo cambia.
Lo más habitual es ver que el embrión no haya crecido lo suficiente y eso demuestra que se ha parado o lo va a hacer de manera inminente.

El momento es terrible para todos: por supuesto para ti, para quien más, pero no pienses que es fácil para el personal médico comunicarte que has sufrido un aborto diferido por mucho que ese sea su trabajo. Para tu pareja o tu familiar es también un shock. De otro tipo, pero un shock.

Saben que se ha roto un sueño, un proyecto.
Como personas con historiales de infertilidad o de lucha para lograr un embarazo este final es (casi) más complicado.
Pero has de saber que el aborto en reproducción natural o asistida tiene unas tasas de aproximadamente un 20% y lo más importante:

 

Un embrión que se para, es un embrión que no tenía potencial

para seguir creciendo

 

Lo que pasa es que para nosotras nada de eso tiene sentido en ese momento.

 

Las emociones tras un aborto diferido

Iniciaremos el proceso del duelo allí mismo debido al shock, negando el dolor que nos produce y queriendo tirar p´alante.

Yo tuve mi propio aborto diferido y recuerdo perfectamente el momento; se ha quedado como suspendido en el tiempo

 

¿Qué pasa entonces?

 

Te retirarán todas las medicinas que estés tomando y normalmente te recomendarán un legrado. Pero recuerda:
No siempre es necesario hacerlo.
Es una manera rápida de terminar, pero la intervención puede tener consecuencias en forma de adherencias. También hacer un manejo expectante del aborto, puede tenerlas pues en ocasiones hay que acabar haciendo el legrado, pero al menos se intentaría una expulsión natural y si lo logras será mucho mejor para tu cuerpo.
También a nivel emocional, no hacer legrado te permite reconectar con el proceso.
Lo más importante es que tomes la decisión que sientas que es la correcta para ti.

 

¿Por qué ocurren los abortos diferidos?

 

Aunque ahora no lo entendamos, un embrión que se para “a tiempo” hace lo que le toca. Detener su crecimiento porque no está bien.
Lo más habitual son los problemas genéticos al unirse los cromosomas del padre y de la madre y no, no tienen por qué repetirse, aunque según las estadísticas, las mujeres que hemos tenido abortos, somos más proclives a sufrir otro.
Pero de verdad, se puede conseguir.
Cuando uno tiene hijos valora al máximo la salud de ellos y un embrión con problemas que consigue salir adelante puede ser un niño con problemas graves para siempre.

 

Si este artículo te ha resultado interesante o crees que alguien lo necesita, por favor, compártelo. Te animo a dejarme un comentario contando tu experiencia.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal