Tenlo claro: la beta negativa no es igual para ti que para tu pareja

¡Y mucho menos en reproducción asistida! La manera de vivir una beta negativa es muy diferente en los dos miembros de la pareja.

Y sí, por supuesto, habrá excepciones…

Enhorabuena si eres una de ellas, ¡muchas mujeres te tenemos envidia!

 

Lo normal es que tanto si tu pareja es un hombre como si es una mujer la reacción que se tiene tras saber que:

  • Todas las ilusiones que se habían puesto en un tratamiento
  • Todo el dinero empleado
  • El tiempo invertido
  • Todo la salud desgastada
  • Los nervios destrozados 
  • Todo el stress para que en tu trabajo no se den cuenta
  • Los días de vacaciones gastados
  • Las terapias hechas
  • Whatsapps, llamadas, mails, foros
  • Todos los ánimos, las sonrisas y las lágrimas

sólo ha traído una beta negativa, va a dar la vuelta a tus creencias, máxime en un mundo como el actual en el que si uno

ACTUA—–>LOGRA

Desde luego en reproducción asistida esta secuencia no es una excepción, lo que pasa es que muchas veces tardan ocurrir y ya no sabes en qué creer ni en quién confiar.

Dudas hasta de tu objetivo incluso teniéndolo muy, muy claro porque a veces la sensación es casi de que nos estamos haciendo daño a nosotros mismos:

 

Además siempre hay personas que se van a encargar

 

de recordártelo. ¿Te suena?

 

Es tan personal la sensación de medicarse para tener más óvulos o que te transfieran un embrión y que sea tu cuerpo el digámosle responsable de que se quede o no (luego sabemos que hay mil cosas que influyen).

O por ejemplo, los síntomas que vas teniendo o no durante la betaespera, ese ir y venir al baño para ver si tus bragas están manchadas o no…

¡Hay que vivirlo para entenderlo!

Y tu pareja aunque haya estado contigo, aunque lo haya sufrido contigo, no está en tu cuerpo, no está en tu cabeza y no puede ser lo mismo.

¿Como lo vivís vosotros? Me gustaría mucho que lo compartieras con otros lectores del blog. Todos aprendemos y aplicamos :)

 

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

13 pensamientos en “Tenlo claro: la beta negativa no es igual para ti que para tu pareja

  1. Pingback: ¿Cómo afrontar un tratamiento de reproducción asistida? | Clínicas EVA

  2. Anuka

    Eva María me ha gustado ver tu video y pensar q no soy la única a quien pasan estas cosas…
    Tras mi quinto negativo después de dos fiv icsi y haber transferido los dos últimos embriones que me quedaban, nos toca recurrir a donante de semen. Tengo esa sensación de la que hablas, que estamos lejos, mi marido no habla es de los q se lo guarda, y quiere no pensar en ello, quiere q pensemos en las vacaciones nos vayamos y que esto no sea el eje de nuestra vida.
    No es q me parezca mal, pero es q a mi me cuesta, desconectar? Lo veo complicado, yo tengo la reproducción asistida las 24 h en la cabeza y organizo mi vida en torno a las fechas de reglas y el precisamente no quiere hablar del tema..
    En fin, q tengo la sensación de que el esta en el polo norte y yo en el sur.. Seguiré tu consejo de pedir apoyo fuera… Un beso y muchas gracias por tu página, es un gran consuelo.

    Responder
  3. Mou

    ¡Hola!

    Después de tres años y medio, el mes que viene me voy a hacer mi primera (y espero única) inseminación. Pasé mucho tiempo internet buscando información, y mucho tiempo hablando con gente, tratando de compartir mi dolor.
    Me decidí a escribir acá porque por primera vez, luego de recorrer foros y webs y todo lo que hay dando vueltas por ahí, sentí que verdaderamente me identifico con lo que leo y con lo que escucho. Sentí verdadera empatía. Cuando uno dice «Hay que vivirlo para entenderlo», los que no lo viven, y no lo entienden, creen que exageramos, que nos regodeamos en la desgracia, realmente cuesta mucho trabajo (y uno se pregunta si es necesario), que los demás, incluyendo la propia pareja, entiendan lo doloroso que es enfrentarse cada mes con el sangrado. El miedo, la ansiedad, la angustia, la esperanza. Tres días de duelo, siete de apatía, 15 de esperanza. Un ciclo interminable que nos toma por completo. Ahora con la IA en el horizonte siento que me enfrento a una nueva etapa, pero también con mucho miedo. No quiero que falle. Aunque entiendo que es parte del proceso, me siento cansada, quiero que se termine aunque sé que puede ser solamente el comienzo.

    En fin. Nada. Gracias por hacerme sentir menos sola.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Mou, qué bonito lo que me has dicho. Es mi idea que este sitio sea diferente y algunas de vosotras, así lo apreciáis… ¡Gracias de nuevo!
      te deseo mucha suerte y te sugiero que te suscribas al boletín semanal.
      Un abrazo

      Responder
  4. Rosa

    Me encantan tus videos! Me consuelan tus palabras y pensar que no estoy loca, que somos muchas que nos sentimos así…
    Te cuento un poco mi historial, 4 abortos, sin problemas ninguno de los dos, y aún así sigo sin lograr un embarazo a termino. Llevamos 4 IAC, la última íbamos para FIV pero se tuvo que quedar en otra IA porque mis ovarios no respondieron como hubieran debido a pesar de haber folículos antrales de sobras. Ahora empezamos en breve otra vez la FIV.
    A mi me pasa (no creo que sea la única) que a pesar de que mi marido me acompaña y lleva las malas noticias y las betas negativas tan mal como yo , cuando él me dice: es que yo también tengo lo mío… Pienso: vale tu estas mal, pero te jodes, yo soy una hormona con patas y estoy mucho peor! (Que conste que le quiero muchisimo, eh?)
    A veces es difícil explicar a nuestra pareja como nos sentimos durante el proceso y que entienda que seamos egoístas porque como bien has dicho, el proceso físico lo llevamos nosotras, y sólo te entiende quien lo ha vivido.
    La gente te dice que durante la betaespera intentes “desconectar” y hagas vida “normal” pero claro como se hace eso cuando te tienes que acordar (en mi caso por trabajo) de no hacer esfuerzos, de ponerte progesterona cada 12 horas, de pincharte heparina, de tomarte vitaminas… No puedes gastar porque todo lo que no sea gastos vitales de vuestros salarios se va directo para fertilidad y si intentas planear unas vacaciones porque estas hasta las narices de todo, aparece alguien que te dice: si te quedas, como te arriesgas?
    En fin, gracias por tu labor, ya que ayudas a muchas mujeres que estamos pasando por lo mismo.
    Besos!

    Responder
    1. Rosa

      Hoy me ha llegado un aviso sobre un nuevo comentario y me he acordado de este post y de como me sentía cuando escribí el comentario.
      Pero he querido volver a comentar porque finalmente lo conseguimos y tras nuestra segunda FIV conseguimos un embarazo a término,
      La verdad es que el embarazo ha sido menos relajado de lo que hubiera sido sin todo el historial a nuestras espaldas, pero tras un parto rapidísimo un poco antes de tiempo (nació en la semana 37) ya tenemos nuestro tesorito con nosotros y todo lo pasado se ha quedado en una pesadilla que se ha difuminado en nuestra mente.

      Responder
  5. Maria

    Tu comentario está pendiente de moderación.
    Hola buenas, veo todos los comentarios ya de fechas pasadas, pero hoy estuve leyendo vuestras opiniones que en cierta manera comparto. Hoy me dieron el resultado de mi segunda FIV negativa y a este malestar, tristeza y sensaciones mil hay que añadirle que todo este proceso lo estoy llevando yo sola dado que estoy buscando ser mama sola…pero con pareja. Tengo una relación de 1 año con un hombre que ya tiene hijos y no quiere tener más. Tener pareja y sentir que no quiere llevar esto a cabo contigo es difícil, no tengo con quien compartirlo todo y que tengo a alguien a mi lado que tampoco se quiere involucrar. Cada vez que voy a la clínica envidio a esas chicas que van con sus parejas y caritas de esperanza y complicidad…a mi hoy no me salen ni las lágrimas y no se hasta cuando me llegaran las fuerzas para seguir intentándolo. un saludo y felicidades por tú web y los videos.

    Mj.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Hola, María: Lo primero, siento mucho tu negativo. Por otro lado el tema de tener pareja y buscar un hijo con donante masculino ,me parece super complejo. Es mi opinión, por supuesto, espero no molestarte. Cuando crezca el niño ¿has pensado cómo lo gestionarías?
      Un abrazo fuerte

      Responder
  6. Versalles

    Después de dos abortos uno a las 12 semanas y el otro a las 18 semanas realizamos 3ICSI más y betas negativas. Tengo 41 años y el desgaste emocional es lo más duro. Mi marido, se que sufre pero no habla del tema y simplemente calla su discurso es si quieres lo probamos otra vez..y como estoy??? No lo pregunta supongo que pensará que si lo hace me hará más daño..no se que pensar…

    Responder
  7. Antonio

    ¿cómo lo vivimos nosotros? Imagina que el amor de tu vida se va derrumbando y consumiendo, que no puede salir de una depresión, ni con tu ayuda porqie tu formas parte del problema, que tienes que aguantar las lágrimas y el dolor para mantener a tu familia solo con el agua al cuello. Que tienes que ver como se marcha sola iritada por cualquier cosa y tú no puedas ir detrás porque debes cuidar de un niño pequeño, que tienes que ingeniártela para cuidar de un pequeño de ella, de la casa y el trabajo, que no tienes mas remedio que mantener conversaciones de adulto delante de un menor, ver que su deseo de tener otro hijo es más fuerte que lo que ya tiene. Es verdad que no lo vivimos igual, nosotros lo vemos un poco más desde fuera porque no es nuestro cuerpo aunque tambien tengamos la ilusión de tener un bebé, pero esa perspectiva también nos permite ver con más lucidez lo que está pasando, el dolor que está causando, ella está inmersa en su dolor, yo percibo todo el sufrimiento, lo vivimos de forma terrible.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Hola, ANtonio: es muy dolorosos lo que estáis viviendo… entiendo esa parte de ella que pierde la perspectiva porque yo también estuve así y se sufre mucho ya que la culpabilidad está presente en. Ada reacción que sabes que no deberías haber tenido. No pienses que le da igual, el problema es que ahora su deseo de volver a ser es como si la arrastrara.
      Me duele imaginar cuando dices que no puedes ir tras ella porque tienes que cuidar al peque. Querrías, pero alguien tiene que tener la cabeza fría en esta situación y efectivamente, ocuparse de quién está aquí ahora. Ella sabe que tú te vas a encargar, no lo tomes como un abuso, es que ahora no puede dar más. creo que hacer terapia la ayudaría mucho, de verdad. Un abrazo fuerte.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *