Afirmaciones positivas de fertilidad 16

Las afirmaciones positivas de fertilidad podrían sorprenderte en cada rincón que tú quisieras, en tu cartera, en tu agenda…

Búscalas su sitio; necesitan estar justo donde tú mirarás cuando por ejemplo sientas que nadie en el mundo entiende lo que te está pasando y que eso te trae una soledad con un peso insoportable.

No, de verdad. Mira.

 

afrimaciones positivas de fertilidad

 

 

Cuando no estás logrando un embarazo o los tratamientos dan negativo, cuando te ha sucedido algo con lo que no contabas como un aborto, es posible que te sientas pequeñita, pequeñita…

 


 

Tu cabecita traicionera, esa mente que ya no sabe a qué agarrarse para seguir adelante, que aunque le han dicho 1000 veces que todo lo que estás sintiendo es absolutamente normal en las personas que sufren infertilidad, no sabe cómo coger aire y levantarse, cómo seguir creyendo que es posible.

Pero, escúchame.

NO ESTAS SOLA

 

Tanto si tienes pareja, como si eres una mujer que va sola en busca de la maternidad, hay muchas personas que te acompañan. 

Puede ser tu pareja, tus amigos, compañeros de trabajo. Hay personas que te quieren y que desean apoyarte. A veces no es fácil ni para ellos ni para ti expresar y acertar con lo que te ofrecen, pero guíalos, lo están deseando.

¿Que hace un niño cuando se cae? Pide ayuda, no duda y no tiene vergüenza .Extiende su mano a la persona que tiene al lado para que le ayude a levantarse. Eso quiere y eso espera.

Actúa tú así, pero antes procura que la gente que te rodee, sean personas que te quieran y en quienes realmente puedes confiar por que si no, acabará siendo más doloroso.

En el hipotético caso de que realmente estuvieras haciendo los tratamientos con muy poco apoyo a tu alrededor, voy a contarte algo: 

Internet te abre las puertas hacia el infinito

 

  • Está lleno de mujeres como tú compartiendo su historia buscando apoyo y dándolo.
  • Tienes profesionales de todos los ámbitos que te pueden ayudar.

 

Generalmente estamos tan enfrascados en los gastos puramente clínicos que infravaloramos nuestras emociones y nuestro estado psicológico que al fin y al cabo van a ser los que nos van a permitir continuar o no cuando esto se pone feo. No queremos gastar nada en algo que erróneamente nos parece superfluo o manejable por nosotros.

Por mi experiencia puedo asegurarte que los tres años que hice terapia mientras buscaba a mi segundo hijo fueron los que hicieron que no “me perdiera” por el camino. Fue un gran gasto, pero o lo hacía o era imposible aguantar.

¿Quieres compartir con nosotros cómo te sientes? ¿reconoces esta sensación y si es así como la combates?

Puedes encontrar todas las afirmaciones positivas de fertilidad que puedes utilizar si estás en reproducción asistida en un tablero que he creado en PINTEREST. ¡Pásate a verlo!

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *