Las comparaciones

Las de los rubios con los morenos, los altos con los bajos, los feos con los guapos, los listos con los tontos…
¡SOS! ¿por qué ese ansia de comparación? Los niños son bellos por dentro, dejemos las guapuras aparte, dejemos de comparar tanto belleza exterior y sus comportamientos.

¿Qué os parece este tema? ¿Alguna anécdota de comparaciones descaradas?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *