Agarre espontáneo de un bebé al pezón ¡fascinante!

Cuando empecé a mi grupo de lactancia con mi hijo mayor, oí hablar por primera vez del agarre espontáneo de los bebés.

 

El comienzo de mi primera lactancia 

A pesar de que mi lactancia fue muy bien y duró mucho tiempo, las primeras horas no fueron de libro: no fue doloroso y tampoco fue complicado, pero al haber sido una cesárea y separarnos unos 40 minutos, que visto lo que pasó en mi segunda lactancia ese fue realmente problema, o sea la separación, no la operación, pues el agarre de Rodrigo a mi pezón fue de todo menos espontáneo.

¡Al pobre le pegué una paliza para que empezara a mamar! Parecía un saltimbanqui, le puse en todo tipo de posiciones, pobrecito mío…

Estaba completamente grogi, así es que yo le abría la boca y le ponía los labios en la posición que ya sabía que era la correcta, él no hacía nada, pero así pasamos las primeras horas y en un momento dado sentí… chup, al cabo de otro ratito, chup, chup y así comenzó a mamar.

 

El descubrimiento 

Y luego voy a la reunión y me cuentan que esto sucede en ocasiones, que el instinto es bestial si se les deja:

 

¿Por qué?

¿No te parece increíble cómo si se dan las condiciones adecuadas, si se deja a los bebés, si no hay un montón de gente a nuestro alrededor mirando, tantas cosas mágicas puede suceder?

También creo que esto no es tan habitual, pero sobre todo porque no lo conocemos, y desde luego no se fomenta en ningún hospital.

Quizás haga falta también un buen parto, gente especial que te rodee, que no haya habido anestesia…

Realmente no lo sé, pero que la naturaleza haya dado a los bebés esta fuerza desde que salen del útero para buscar su comida y que esté completamente arrinconada me parece una tristeza.

Si existe un agarre espontáneo por parte del bebé… ¿por qué no lo dejamos que suceda o que se intente?

¿Cómo fue el comienzo de tu lactancia, te animas a compartirlo?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Un pensamiento en “Agarre espontáneo de un bebé al pezón ¡fascinante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *