Historia de mi porteo

Hace unas semanas Margaret González, que está al frente de la web Tela de abrazos me pregunto si quería compartir mi historia con el porteo de mis hijos.

Me encantó la idea porque el tema de coger a los niños siempre, fue todo un descubrimiento cuando por fin fui madre.

Soy de la generación en la que todavía se decía que a los niños no se los debía coger demasiado porque se mal acostumbraban.

  • Que si no ibas a tener que llevarlos siempre a cuestas.
  • Que te van a torear como sigas así.
  • Que duerman en su cuna, que vaya en su coche.

Recetas de crianza que aunque yo nunca las cuestioné durante el embarazo o antes, al nacer Rodrigo cayeron todas por su propio peso y me dirigí hacia el modo de atenderle que yo podía hacer, vamos que

No es que pensara que fuera mejor o peor, es que era de la única manera que a mí me salía de dentro.

 

A pesar de lo a favor que estoy del contacto de los niños con sus adultos de referencia, y de lo, insisto, maravilloso que es el contacto con el bebé o con el niño cuando va creciendo, cada historia es un mundo y el mío no es el ideal de una mamá pro, pro, pro porteo.

Hice y hago lo que puedo teniendo en cuenta mis 50 y tantos kilos de peso, las horas que descanso y los tres niños que tengo.

Os dejo aquí el link del artículo, yo creo que está muy bonito y refleja muy bien mi historia.

Haz click en la foto
Historias de porteo

Teniendo en cuenta además que la llegada de los mellizos rompió mis planes idílicos de niño de la mano y de bebé porteado, yo creo que lo he llevado bastante bien.

¡Venga, te animo a que compartas parte de tu historia de porteo!

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *