Sí, se puede ser mamá tras haber superado un cáncer

Desde Clínicas Eva nos explican cómo los tratamientos de reproducción asistida han logrado grandes avances que han llevado a facilitar la vida de muchas personas.

 

Lo que antes era impensable ahora es posible gracias a las técnicas más innovadoras y los tratamientos más punteros.

La medicina reproductiva se pone al servicio de todas aquellas personas que la necesiten con un claro objetivo: hacer realidad sus sueños.

¿Sabías que la reproducción asistida puede incluso ayudar a pacientes con un cáncer diagnosticado?

El cáncer es una de las enfermedades más comunes del siglo XXI. Es una realidad a la que se enfrentan mujeres y hombres sin distinción, pero afortunadamente, cada vez son más los luchadores que ganan la batalla a esta enfermedad.

Por este motivo, la medicina ha llevado a contemplar la posibilidad para estas personas, de tener familia tras superar el cáncer.

A día de hoy podemos decir que…

…SÍ, se puede ser mamá tras haber superado un cáncer

 

Los tratamientos de quimioterapia y radioterapia pueden producir una esterilidad definitiva cuando se realizan en mujeres en edad fértil, lo cual anularía la posibilidad de tener un bebé tras superar el cáncer.

Ahí entran en juego los tratamientos de reproducción asistida.

Uno de los últimos avances en técnicas de fertilidad es la Vitrificación de óvulos, y es el tratamiento idóneo para las mujeres con un cáncer diagnosticado y en edad reproductiva que quieran preservar su fertilidad con garantías.

 

vitrificar óvulos

 

¿Qué es la Vitrificación de óvulos?

La Vitrificación de óvulos es un innovador tratamiento que consiste en extraer los ovocitos mediante una sencilla técnica denominada punción folicular, se trata de una intervención indolora y rápida.

Tras la extracción, se procede a la congelación ultrarápida de ovocitos, en lugar de utilizar un método de congelación tradicional, con el objetivo de que los óvulos no sean dañados.

El procedimiento consiste en reducir la temperatura a la que se expone el ovocito, de 22º C iniciales a -196ºC de una manera súbita. Debido a su alta velocidad de enfriamiento, se evita la formación de cristales de hielo, que son los causantes de dañar el óvulo al lesionar las estructuras celulares.

Los óvulos extraídos se pueden conservar durante un tiempo indeterminado, pudiendo la mujer ser mamá cuando ella decida, y cuando se encuentre completamente recuperada.

En Clínicas EVA nos preocupamos por las pacientes con estas necesidades. Nuestro trato es muy personalizado, porque valoramos cada caso de forma individualizada antes de tomar una decisión, teniendo en cuenta las características y situación personal de la paciente.

  Lucía Manzano del Dpto. de Comunicación de Clínicas Eva

¿Qué te parece tener esta opción de preservación de la fertilidad cuando padeces cáncer? ¿Has necesitado recurrir a la reproducción asistida y la vitrificación de óvulos?

 

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *