Respuestas para gente atrevida

Porque si tienes un problema de infertilidad y además estás en Reproducción Asistida sabes de lo que te hablo, vamos a revisar algunas de las frases que nos dedican con mayor o menor acierto algunas personas de nuestro entorno (cuñadas incluidas).

 

cotillas

© Scott Griessel

 
 

Cuando no te estás quedando embarazada

 

¿Y qué, vosotros para cuándo?: Nosotros por ahora no tenemos intención. Hay tiempo, hay tiempo: (Como no tienen ni idea de que a partir de los 35 la fertilidad empieza a descender)

Madre mía y yo que es mirarme mi marido y quedarme embarazada: Sonríe y vete. No merece respuesta (¿En el siglo XXI, presumir de fértil?)

Estar nerviosa es malo para quedarte embarazada: La gente se queda embarazada con nervios y sin nervios. ¿Que es mejor no tenerlos? Por supuesto, pero… (Por no decirle, habría que haberos visto a vosotros si al 3º mes no lo hubierais conseguido)

Yo creo que te estás obsesionando con tener hijos: No, tranquil@, estoy bien. Punto (Podrías decirle también lo del punto anterior)

Con la guerra que dan los niños, así estáis muy bien: Respira hondo. Sí, estamos muy bien, pero queremos tener hijos. (Seguramente quien te lo dice tiene dos o tres)

 

Cuando ya estáis a reproducción asistida:

 

¿Y por qué no adoptáis mejor?: Si te atreves pregúntale si ellos se platearon adoptar o querían tener hijos biológicos. (La medicina está para ayudarnos, gracias)

¿Qué quieres un tercer hijo?: Sí, siempre he querido familia numerosa y no me importa hacerme más tratamientos. (Mujer osada que no te conformas con uno ni con dos sino que quieres…¡TRES! ayyyy)

¿Tú estás segura de que esas clínicas son de fiar?: Sí, buscamos a fondo cuál era la mejor para nosotros  (Que no te generen dudas, para ello es necesario que verdaderamente hayas buscado la que más te conviene)

 

MITOS

Imagen cortesía de Stuart Miles © Freedigitalphotos.net 

 

Mujeres sin pareja:

 

¿Y tú sola vas a ser capaz? Sí, la mayoría de las madres pasan mucho tiempo encargándose solas de sus hijos. (Como dice Laura Gutman, las madres solas estamos la mayoría de las veces más acompañadas que las que están en pareja y a las cuales se les supone el soporte a su lado)

¿Por qué no te vas a una discoteca a conocer alguien? Por salud y porque quiero poder mirar a la cara de mi hijo sabiendo que no engañé a un hombre para que él naciera. (Me sigue sorprendiendo esta broma que le encanta hacer a la gente)

Creo que tu decisión es muy egoísta: Las decisiones tomadas como mujer sin pareja son muy reflexionadas y creo que un niño puede crecer sin un padre (Eso sí, para mí hace falta una figura masculina en su vida)

 

Si ya necesitas donación de gametos:

 

¡Pero entonces el niño no va a ser tuyo!: El niño va a ser mío por que lo voy a parir, a criar. (Y aun sin parirlo sería “tuyo”)

Uy, a ver si te va a salir de otra etnia: Salvo un error en el laboratorio, es imposible. Si eso ocurriera una demanda me salvaría de cualquier disgusto posterior :) (El imaginario es increíble)

Madre mía, cómo conozcan a sus hermanos y se enamoren: Todo es posible y más hoy en día con Internet, pero como yo se lo voy a contar todo, estará más atento y puede hacerse pruebas genéticas (Mucho documental hemos visto)

¿Y si de adolescente te dice que no eres su madre/padre? Le diré que menos los genes todo lo demás es mío o como oí en un encuentro a una madre adoptante: Yo le digo a mi hija adolescente… ¿tú te crees que si no fuera tu madre yo te iba a aguantar?. (¡Es genial!)

 

Conclusión

 

Personas atrevidas vas a encontrarte algunas a lo largo de tu proceso y años después si has decidido ser abierta con tu decisión por lo que te sugiero que al menos aquellas preguntas que te preocupen más saber contestar, te las prepares.

Hace unos años una mujer que conozco y que había decidido decir abiertamente que su niño había nacido por donación de óvulos tuvo que aguantar que alguien le dijera… ¡pero entonces no es nada tuyo! Desde ese día, dejó de hablarlo con naturalidad y pasó a ser una especie de secreto de los que ya lo sabían.

Quizás si hubiera tenido una respuesta preparada hubiera podido “enfrentarse” a esa persona que puede que incluso sin mala intención la puso en esa situación.

 

Estoy segura de que tú también has vivido alguna de estas situaciones u otra que puedas compartir. ¿Por qué no nos cuentas como reaccionaste y que dijiste?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal