¿Por qué si sabe que no puedo tener hijos me dice algo así?

Seguramente a ti también te ha pasado que desde que estás en reproducción asistida tu sensibilidad está en su grado máximo, ¿verdad?

Y claro, todo parece llevarnos hacia nuestro mono tema. Porque eso sí, debemos reconocer que basamos en ello el 75% de nuestros pensamientos diarios.

A mi no me extraña, aunque algunas personas intentan darnos ideas para que esto no sea así por que ellas han conseguido vivirlo sin hacer de ello un pensamiento NON STOP. ¡Afortunadas!

¿Cuál es la consecuencia de pasar TODO por el tamiz de los embarazos, los niños, la infertilidad, y la reproducción asistida? Algo así:

 

 

Todo lo que cuento en el video es real y a pesar de los años trascurrido y que después llegaron Martín y Aitana, siguen escociéndome aquellas palabras.

Los comentarios que nos hacen las personas, no siempre tienen que ver con nosotras sino con ellos mismos y sus vivencias pero no es fácil ser tan racional, tan adulto como a veces requieren esas palabras ya que luchamos día a día por conseguir un sueño que a nosotras se nos ha negado y para otras es “pan comido” .

Como me dijo un día una persona que estaba en reproducción asistida y que tras tener a su primer hijo fue encadenando embarazos y embarazos de manera natural: ¡He descubierto que la gente, va, se acuesta y se queda embarazada!

Pues sí, y además la fertilidad extrañamente sigue siendo motivo de vanidad:

  • Entiendo que una persona esté muy feliz y digamos “orgullosa” del funcionamiento de su cuerpo cuando no le queda cuesta nada quedarse embarazada.
  • Entiendo hasta que lo comente.
  • No entiendo que se lo comente a alguien que lo está pasando mal por este motivo.

Otra cosa es si eres de las personas que ha decidido no compartir que tienes problemas de fertilidad ni a tus círculos más cercanos por que eso llevará a que accidentalmente puedas acabar oyendo cosas que no te van a gustar nada.

 

Y lamentablemente es así como se acaba haciendo el círculo vicioso en el que como tú no dices nada, los demás comentan lo que surge acerca de la infertilidad y la reproducción asistida. Y como nadie les ha explicado que lo que dicen puede doler, ellos siguen y tú ya no te atreves a parar aquello.

 

¿Te animas a contarnos alguno de estos comentarios inocentes o no que te han hecho tus amigas que sí sabían que estabas en Reproducción Asistida?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal