Donación de gametos: Cambiando el discurso

El aumento de los pacientes que necesitan donación de gametos es una realidad en cualquier sociedad occidental. Buscando al azar una clínica española encuentro en sus resultados del 2015 que han realizado 4.480 inseminaciones y 11.890 ciclos de fecundación in vitro.

El total de ambos es 16.370.

¿Y cuantas donaciones de óvulos han hecho?

¡6.661! Alucinante.

Aproximadamente un 35 % de las personas que acuden a las clínicas de reproducción asistida no van a poder tener hijos de sus gametos.

Esto no hay hecho sino comenzar y creo que es el momento necesario de empezar a cambiar el discurso.

 


¿Por qué es importante que se hable de la donación de gametos?

Renunciar a nuestros genes no es una decisión fácil, pero una vez tomada, es necesario que estemos preparados para que sea parte de nuestra vida sin que suponga ningún conflicto emocional ni social.

 

¿Qué hago yo para cambiar el discurso?

Lo primero que hice es empezar por mí misma: nunca hubiera imaginado que iba a necesitar una donación de óvulos, pero cuando llegué al final de mi camino biológico, me di cuenta de que en realidad lo que yo quería era tener otro hijo y eso era independiente de si se podía parecer a mí o no. Logré crear un discurso interno para explicar cómo llegamos hasta ahí y poder transmitírselo a mi futuro hijo y a su hermano desde el primer momento.

En ese momento la donación de embriones estaba totalmente fuera de mi visión y así fue hasta que sentí que mi camino en donación de óvulos había terminado: me sentía incapaz de seguir gastando tanto energía y dinero (aunque lo hubiera tenido, no hubiera hecho una 4.º ovodón) y lo principal, había creado un discurso para ofrecer a mis hijos. De ese nuevo tratamiento nacieron mis gemelos, Martín y Aitana.

A partir de ahí podía seguir con mi vida, hablarlo con mis hijos y con las personas que surgiera de manera natural, pero fundé Creando una familia y decidí sacar a la luz este tema siempre que pudiera. No me refiero al caso de mis hijos en concreto, sino a la donación de gametos en todos sus aspectos.

 

you-are-lovely

 

Otras cosas que hago

 

¿Qué puedes hacer tú para cambiar el discurso?
  • Madura la decisión de saltar a donación de óvulos, semen o embriones madurar de verdad si es para ti. No debemos permitirnos que el ansia por ser madres o padres, nuble las consecuencias que esta decisión puede tener para los niños o para nosotros mismos.
  • Empieza a crear un discurso interno que una vez nacido el niño puedas empezar a verbalizar delante de él desde el momento de su nacimiento. Nunca recibí mejor consejo en todo mi proceso que este que leí en el libro “Single mothers by choice”
  • Háblalo con las personas más allegadas a ti, pero nunca como un secreto. No hay derecho que hagamos a los demás responsables de guardar esta información. No es un secreto, no es una vergüenza, es vuestra vida. Ya está. Si por cualquier cosa el tema sale de ese ámbito más cercano o si en un momento dado, el niño saca el tema cuando va creciendo, acéptalo, porque insisto, no es algo que haya que ocultar.
  • No ocultes el tema de los donantes. Son parte de nuestra vida porque gracias a ellos nacieron nuestros hijos. Existen y están en el mundo; cuando vayan creciendo, cada niño irá dándole el sitio que les corresponde en su vida.
  • Busca ayuda si la necesitas en profesionales o en otras personas que también hayan necesitado donación de gametos. Te prometo que bien elaborado, este camino que harás con tu hijo, se hará de manera natural

 

Este post está inspirado en las más de 30 maravillosas personas que se unieron a Rosa Maestro, Alfredo Guillén y a mí en un encuentro sobre donación de gametos organizado por Laura Alonso de la clínica Procreatec.
Si quieres ver nuestras intervenciones en video, haz CLICK AQUÍ.

Si quieres descargarte un PDF con la transcripción de los videos,

haz CLICK aquí.

 

Ellos, tú y yo representamos el cambio de discurso

 

cambiando-el-discurso


 
Me gustaría escuchar tu opinión respecto a la apertura de este discurso a la sociedad. También te invito a compartir el post y te lo agradezco mucho.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal