De tal padre, tal hijo. No va de reproducción asistida, pero nos afecta

Ayer conseguí por fin ir a ver esta película que no va de reproducción asistida, pero que nos toca a todos los que necesitamos donación de gametos o adoptamos.

 

Cine

No es fácil para mí organizarme una salida de casa de unas cuatro horas, pero la ocasión lo merecía, se mezclaba dos de mis pasiones:

  • Este trabajo
  • El cine

Es complicado explicaros los sentimientos que me produjo la película sin estropearos lo que va sucediendo:

 

¿De qué va la película?

Sobre si la cuestión genética es realmente tan importante a la hora de amar a un niño o el ser madre compadre tiene más que ver con criar y acompañar a un hijo

 

¿Cuál es argumento?

Dos familias japonesas reciben una llamada cuando sus hijos mayores tiene seis años. En ella les comunican que algo ocurrió en el hospital cuando nacieron y que posiblemente los niños fueran intercambiados.

 

¿Cómo se desarrolla la historia?

Sin estropearos la película, sí os puedo decir que, como en la vida misma no todos los personajes implicados tienen la misma reacción y en cualquier caso el director parece empatizar con los cuatro progenitores implicados y, claro, al final yo me sentía igual… ¡entendía a todos!

Me pasé toda la película pensando: que difícil, qué difícil… ¿Quién tendrá razón?

 

¿Algo que resaltar?

Sí. La primera frase que dice uno de los padres al enterarse de lo que ha sucedido, es exactamente lo que me dijo mi terapeuta en una ocasión en que la pregunté que decían muchas personas cuando se enteraban siendo ya adultas que habían sido adoptadas.

Unas dicen exactamente esa frase y otras, las que están unidas a sus familias adoptivas, intentan recolocar la relación.

 

¿Cual fue mi conclusión?

Yo salí del cine con mis ideas reforzadas más todavía a la hora de haber elegido la donación para tener a mis hijos. Me gustaría mucho saber qué piensan los especialistas de esta situación.

 

¿A quién se la recomiendo?

Especialmente a las personas que tengan dudas sobre que sentirán con respecto a un hijo que no hubiera nacido de sus genes.

Cada uno somos un universo, pero recrear situaciones así pueden ayudarnos a visualizarnos también a nosotros.

 

Hoy sigo pensando en lo que ví y lo que me produjo. La verdad es que el sentimiento que tengo es tristeza, pero por que lo que ocurría era muy complicado para las familias.

 

Aquí te dejo un pequeño reportaje sobre la película:

Haz click aquí

Esta película no es de fácil acceso; ojalá lo consigas si estás interesada y si logro encontrar alguna web donde se pueda alquilar (no descargar), la pondré aquí.

 

Si consigues verla por favor, pásate por aquí y déjame tus comentarios, eso sí, sin spoilers, :)

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *