¿Me estaré haciendo “mala”? ¡Bienvenida a la reproducción asistida!

Seguro que te has hecho esta pregunta alguna vez y si no has llegado al punto de preguntarte si te estarás haciendo “mala” porque es duro reconocer la evolución de nuestros sentimientos, al menos debes estar viviendo de una manera encontrada el tsunami que se está produciendo en tus sentimientos.

Quizás antes de descubrirte como parte del mundo de la infertilidad, tú eras una mujer digamos tranquila, que miraba el mundo sonriente, con esperanzas y estas viendo como poco a poco todo eso se está dando la vuelta:

¡bienvenida a la reproducción asistida!

 

 

Que mundo tan complejo el que nos ha tocado vivir, ¿verdad?

 

Como dice la gente: no se lo deseo ni a mi peor enemigo.

 

Igual que otras muchas situaciones duras de la vida, la infertilidad hay que vivirla para entenderla…

Eso no quiere decir que personas que no la hayan sufrido no nos puedan ayudar de alguna manera, pero esos sentimientos de:

  • estar partida por dentro
  • sentirte vacía
  • perder la perspectiva de tu vida (que probablemente sea buena)
  • sólo ver desolación
  • querer creer y no saber cómo

Es difícil entender, porque incluso en el mundo de la reproducción asistida hay mujeres y parejas que consiguen vivirlo de otra manera.

 

 

¡Olé por ellos!

Yo, aunque pude continuar a pesar de todo lo que me fue pasando, siempre lo vi tal y como os lo estoy describiendo aquí.

Pero, créeme, tal y como te digo en el video no eres mala, estás padeciendo los efectos secundarios de la reproducción asistida: la revolución de los sentimientos

¿Te animas a comentarnos cuál es tu visión? ¿consigues aceptar lo que está pasando sin luchar con ello o intentas ver el lado más amable de la vida?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

8 pensamientos en “¿Me estaré haciendo “mala”? ¡Bienvenida a la reproducción asistida!

  1. Alejandra

    Agradezco inmensamente haber encontrado este sitio y a tí Eva, porque soy una de esas mujeres que ha pasado y sigo pasando por muchas de las etapas que cuentas, me hice una icsi en octubre pasado, negativa, y decidí luego del pertinente “luto” con rabia,deseseperanza, depresión, y toda mi nube negra, que quería intentarlo de nuevo, esta vez por la sanidad pública ya que no podemos permitirnos en este momento otro intento por privado…
    He sentido todo lo que describes, he tenido y sigo teniendo esos sentimientos “oscuros” hacia otras mujeres y me tranquiliza mucho recordar que no soy realmente yo. Estoy en tratamiento psicológico para ayudarme a lidiar con tantas emociones y empecé este año renovada por dentro y con una actitud positiva, siento que este será mi año.
    Me llena de esperanza leerte y saber que aquí estaré acompañada por alguien que realmente me entiende y no me dirá palabras aprendidas de consuelo. Es dura la realidad pero saber que al final hay luz me empuja a seguir caminando. ¡Gracias!

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Hola y muchas gracias por compartir tu caso con nosotros. Hay que estar aquí dentro para entenderlo, verdad? enhorabuena por haberte decidido a pedir ayuda cuando la has necesitado. Claro que hay que seguir, una vez hecho duelo, renovada hasat donde se puede y con las esperanzas de nuevo, hay que seguir. Un abrazo

      Responder
  2. Irene

    Hola!
    Yo llevo, junto con mi compañero, casi 4 años buscando a nuestro bebé… Llevamos haciendo intentos de FIV-ICSI desde hace un año y medio… He pasado por tres ICSI pero solo por una betaespera ya que en las otras dos no hubo embriones que transferir… Tengo 30 años… bueno… en un par de meses 31… y siento que no salgo del estado de ¿por qué a mi?, ¿no puedo hacer nada?. De adolescente me decía “si no puedo quedarme embarazada y parir me da algo”, y… aquí estoy… con el “jamacuco” correspondiente a tan inoportunos pero ciertos pensamientos del pasado… Tengo la sensación de ser un número más, tanto en el primer intento que ue en una clínica privada, como en los dos últimos que estoy en la seguridad social… No sé qué hacer para descubrir cual es nuestro problema, porque yo tengo amenorrea hipofisiaria desde hace 4 años (dicen que a causa de falta de peso o estrés, pero ya no sufro estrés, me despidieron improcedentemente en el trabajo, y siempre he pesado poco y nunca he tendio problemas y no consigo subir de peso…) y mi compañero tiene pocos espermatozoides pero por lo demás bien y siempre nos han dicho que al ser ICSI (porque las FIV a secas no funcionan…) no es importante este hecho… La cuestión es que estan sangrando todas mis esperanzas… trato de hacerme a la idea de que soy fuerte y que puedo seguir intentándolo… pero con 27 años me decían “eres joven, tranquila, sigue intentando engordar”, esperaron a que mi hipófisis se restableciera sola y no funcionó y ya tengo casi 31… Ea… la vida va a su rollo, no al nuestro, y hace de tus planes una bola que lanza al aire cada dos por tres… A mi me tiene un poco harta el jueguecito, pero espero poder atrapar y alisar la hoja algún día. Gracias por este espacio divino, Eva!

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Ay, Irene, suena muy duro lo que estáis pasando. Es importante dar con buenos médicos para casos que se salen aparentemente tanto de las infertilidades típicas de hoy en día (sobre todo tema edad de la mujer) … siendo joven, mentalmente puede ser más duro todavía. te deseo mucha, mucha suerte. Una brazo y gracias por compartir

      Responder
  3. Sarai

    Yo he llegado a llorar de rabia cuando alguna amiga/conocida etc se quedaba embarazada, con el consiguiente sentimiento de culpabilidad de no alegrarte. Es mas, mi hijo tiene ya 16 meses, encima en mi primera fiv, pero aun hoy cuando alguna persona cercana se queda embarazada aun me sigo sintiendo mal. Porque yo no puedo? Porque a mi me tienen que “embarazar” los medicos?? En fin, que si, que es muy duro y solo lo entiende el que lo sufre en sus propias carnes.

    Responder
  4. Alejandra

    Después de un año y 8 meses de haber escrito el primer comentario en este post, me ha llegado un correo de esta página con una entrada nueva a los comentarios,y al leer lo que escribí, me doy cuenta de que todo lo que sufrí buscando a mi bebé, aunque sigue en mis recuerdos, ya no me duele, lo digo porque como te comenté aquella vez, después de una icsi fallida lo intentamos por la seguridad social con una inseminación artificial en junio del 2014 y me quedé embarazada a la primera. Hoy mi niño tiene casi 7 meses y su presencia ha borrado todo lo malo que pasé, no más análisis, hormonas, inyecciones, calendarios, betaesperas, psicólogo…
    A lo que voy es que somos mujeres increíbles las que pasamos por esto, porque no nos rendimos, sufrimos, lloramos, y pasamos las que nadie se imagina, somos capaces de hacerlo sabiendo las consecuencias y no nos acobardamos, y cuando por fin logramos nuestro sueño, es como si con nuestro bebé naciera otra “yo”, así que nada, solo quería compartir mi experiencia y dejar un poco de ánimo a quién le pueda servir, así como a mi me animó leerte a tí y a muchas otras mamás.
    Un saludo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *