Errores en reproducción asistida. El 2º: tema sexual

El error en reproducción asistida que te traigo esta semana no es mío: es el de una de vosotras. Y cuando veáis cuál es seguro que me decís que el de muchas.

El tema sexual:

Ajajá…

Un día llegó el amor y trajo consigo el sexo

o al revés, ¡Qué más da!

Sobre todo, si por fin trajo a tu vida la persona con la que ibas a querer formar una familia.

Pero una vez empezaron los problemas, el sexo empezó a ir digamos “raro”

 


No debes sentirte culpable por lo que está pasando en relación al sexo y seguro que racionalmente lo entiendes.

Pero, vale, vamos a suponer que así es cómo te sientes.

Quieres a tu pareja, recuerdas que te atraía sexualmente, que vuestros encuentros eran pura improvisación y pasión hasta que la infertilidad se instaló en vuestra vida.

O sea, del….

SEXO——>  Diversión

 

Pasásteis al…

SEXO——>  Procreación con DIVERSIÓN
SEXO——>  Procreación con OBLIGACIÓN

 

Uf, es que así a ver ¿a quién no se le va la líbido?

Si eres mujer, porque el óvulo que necesita ser fecundado está en ti y quieres estar sexual y fecunda a la vez.

Quieres estar serena y receptiva y a la vez conseguir no tener presente que no puedes moverte al terminar el acto sexual y mejor si dejas las piernas para arriba

Si eres hombre, porque el espermatozoide imprescindible para fecundar sale de ti y si no has eyaculado en dos días será mejor que si lo has hecho esta mañana y si bebes, por que bebes y si no duermes por que no descansas

En fin, todo un mundo delicado y al que hay que poner mucha atención pues tener un hijo es un proyecto de dos (si así se ha decidido) y la reproducción asistida tiene una peculiaridad: consigue sacar la verdad de las relaciones.

 

Puedes encontrar todas los errores que hemos ido revisando en reproducción asistida en este ALBUM de PINTEREST que he creado. ¡Pásate a verlo!

¿Te atreves a compartir cómo estáis llevando el tema sexual desde que estáis en reproducción asistida o incluso antes? Si quieres, dímelo por mail y yo lo pongo en los comentarios respetando tu anonimato, por supuesto.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *