¿Hay que hacerse siempre la beta tras un tratamiento de fertilidad?

Aunque algunas clínicas de reproducción asistida no hacen un análisis de sangre beta HCG para comprobar si se ha producido un embarazo, la mayoría de ellas sí lo hace y hoy quiero darte las tres razones por las que me parece imprescindible hacerse la beta tras un tratamiento de fertilidad:

 



 

1) Valores de implantación

 

Es muy importante saber cuál es el valor del que partimos. No es lo mismo una beta de 200 que una de 37, aunque después, la realidad nos enseña que incluso las mejores betas pueden no terminar bien y betas de 63, de embriones fecundados hace 15 días pueden dar lugar al nacimiento de un niño.

Con esto quiero decir que la información que nos brinda hacernos la beta no es definitiva, no nos asegura el que el embarazo continúe o no, pero sí puede darnos una idea.

En el caso de querer saber si el embarazo es múltiple o de un único embrión, va a haber que esperar hasta la ecografía, pero no me diréis que un valor de 700 en embriones que se fecundaron hace 15 días, no empieza a darte una idea de lo que puede estar creciendo ahí dentro :)

 

2) ¿Ha habido implantación?

 

Me sorprende que para tantos médicos sea importante saber si ha habido implantación y para otros no. Sin hacer un análisis es imposible confirmar si has tenido un bioquímico (embarazo que apenas dura unos días)

Y eso, créeme, es importante saberlo sobre todo cuando has sufrido dos o tres. Seguro que está dando información crucial sobre tu caso.

Pero incluso aunque solo haya uno: te has quedado embarazada y lo has perdido, es importantísimo. Les he oído decir muchas veces en las jornadas sobre avances médicos en reproducción asistida a las que acudo que la implantación sigue siendo el gran misterio. Entonces: ¿Cómo es que no quieres saber si la hubo o no?

 

3) Fiabilidad asegurada

 

Una prueba de embarazo de orina puede fallar. Un análisis de sangre nunca Esta realidad es incuestionable.

Eso sí, las pruebas de orina, cuando dan positivo siempre es una información correcta aunque no sepamos qué niveles de HCG tenemos o si luego va a seguir adelante el embarazo o no. No hay falsos positivos.

En cambio, sí existen los falsos negativos y una prueba de orina negativa te abre la puerta al infierno (¿que exagero?): primero el golpe de no ver la rayita y que confirma tus peores presentimientos. Luego el mar de dudas en el que te sumerges sobre si te lo habrás hecho demasiado pronto o no.

Y ahí empieza el problema de alimentar la esperanza: en los foros siempre nos animábamos diciendo “hasta la beta puede haber embarazo”. Porque lo sabíamos, porque era un hecho, porque les pasaba a nuestras compañeras, porque las pruebas de embarazo de orina no son fiables al 100 % salvo que ya lleves muchas semanas de embarazo, situación que en nuestro caso no sucede ya que solemos hacerlos en los días en los que esperábamos la regla o un poco antes.

Yo soy anti pipitest total, pero eso es una opinión personal. En cualquier caso no estoy sugiriendo no hacértelo si ese es tu deseo o si prefieres llegar a la clínica sabiendo (casi seguro, es cierto) a lo que te vas a enfrentar.

De hecho, esta es la razón esgrimida por aquellas clínicas que deciden no hacer la beta: que así pasamos la primera noticia en la intimidad de nuestro hogar.

Pero es que siempre lo digo: no somos niñas, somos mujeres enfrentándonos a una batalla personal y cuanta más información tengamos, mejor, no lo olvides nunca.

 

Mi recomendación

 

Si quieres haz una prueba de orina en casa, pero SIEMPRE ve a hacerte luego una beta HCG

 

Un testimonio

 

Con el permiso de una de las usuarias de La comunidad (el espacio privado que tenemos y al que puedes unirte desde AQUÍ) quería traeros este testimonio tan impresionante

… pero me enteré de que estaba embarazada a los tres meses de hacer la IAD. Un desastre. Todas pensaréis: ¿pero la beta no te salió positiva? Es que no hubo beta. Me dijo que me hiciera una prueba de embarazo en casa y como salió negativa pues con eso se quedó. Total que al mes y medio tenía que hacerme mi revisión ginecológica ordinaria, y fue entonces cuando mi ginecóloga me dijo que estaba embarazada.

 

Ramita

 

Si estabas dudando sobre si hacerte la beta o conoces a alguien en esta situación, por favor envíale este post. Espero que te haya ayudado a tener un poco más claro la importancia de hacerse siempre la beta tras un tratamiento de fertilidad.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal