Vitrificar o no vitrificar óvulos. That is the question

La vitrificación de óvulos es una técnica relativamente nueva. Tan nueva que hasta finales del año 2012 era considerada como experimental.

Si prefieres escuchar o descargar el audio del artículo, haz CLICK AQUÍ:
 
Vitrificar o no vitrificar óvulos. That is the question

 

Cada vez más mujeres van plateándose esta posibilidad, pero todavía falta mucho para que cale de verdad por que…

¿Quién piensa en vitrificar óvulos con 30 años?

Una se siente con la vida, la salud y la juventud por delante.
Craso error en cuanto a la reproducción.
Según la clínica FIV Madrid donde estuve compartiendo mi experiencia como usuaria y madre por reproducción asistida, es precisamente el comienzo de la  edad ideal para vitrificar: entre los 30 y los 35 años. Máximo 38 años.
¡¡¡¡AGGGGGGGGG!!!! 

Otras clínicas lo adelantan a los 25 años, pero sí remarcan los 35 con edad tope para tener opciones reales.

Algunas os echaréis a temblar, pues es precisamente sobre esa edad, cuando muchas mujeres se plantean que todavía quieren esperar un poquito más, bien por que se emparejó no hace mucho, bien pro que no tiene pareja, bien por que considera que “todavía” no es el momento.
Hay mujeres yendo a las clínicas con 40 años a informarse sobre la vitrificación; y sí, por supuesto que mejor será con 40 que con 41 o 42, pero el médico debería advertir claramente que la probabilidades son muy bajas. No es solamente que habrá que hacer más ciclos para conseguir ovocitos por que la paciente tiene la edad que sea sino que ella entienda claramente que tiene pocas posibilidades por que a partir de los 40 años la reserva ovárica está muy tocada.
Nos comentaron que hace falta un mínimo de 15 óvulos por paciente y la media actual para que nazca un niño son 25 ovocitos: Eso quiere decir que casi la mitad no lo están consiguiendo.
Conozco a personas que lo han hecho con treinta y pocos años y están muy contentas y más tranquilas con respecto a su futuro reproductivo.
Esta técnica puede evitar la necesidad de donación de gametos en un futuro sobre todo, si se hace con tiempo suficiente.
Sería un buen regalo por el 30 cumpleaños, ¿verdad? Lo que pasa que luego hay que pagar el mantenimiento, pero ¿qué es eso pudiendo vivir a cambio sin esa espada de Damocles que tenemos las mujeres encima nuestro como nos contaba Jaqueline de la Vega en la presentación oficial de la Feria inVITRA?

¿Y tú, te vas a animar? ¿Rondas ya los 38? Pues correeeeeeee.
Si te apetece comparte donde quieras: Facebook, Twitter… Compartirlo en toda red social es bienvenida.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *