Etiqueta: pipitest

Diccionario de reproducción asistida (no oficial) 2ª parte

Segunda parte del post sobre el diccionario de reproducción asistida que hemos creado entre todas las pacientes de reproducción asistida y que encontrarás en foros y conversaciones.

No te pierdas la primera parte en la que hago un repaso de varias palabras que no encontrarás en este. Haz CLICK AQUÍ para leerla

Pero hoy además viene con video ya que os le quería contar en vivo :)

 



 

Guarri o la indeseable

La guarri es la menstruación, la regla. En los foros de Internet puedes encontrarlo mucho: me ha venido la guarri. Nunca hubiera imaginado que iba a estar tan contenta de que me viniera la guarri, etc.

Dado que una vez que entramos en reproducción asistida nuestra vida está regida por los ciclos menstruales, hablar de la menstruación será parte de nuestro vocabulario diario con médicos, compañeras de viaje y parejas.
Personalmente, nunca me gustó este término ni lo usé. Me pareció muy despreciativo con algo que es el fin de un ciclo, pero que a la vez significa renovación. Puede ser también porque nunca tuve grandes dolores ni mi vida se veía afectada por tenerla. Ahora que casi, casi soy una mujer con menopausia me da pena, de verdad, y la voy a echar de menos. La menstruación es el fin de un ciclo femenino y se puede vivir con conciencia.

 

Método diver

Vamos, lo de toda la vida. El sexo, las caricias, el amor, el divertimiento, la privacidad, la lujuria… lo que se ha hecho siempre con diversión y alegría para tener hijos.
Quizás todavía recuerdes la primera noche en la que tuviste relaciones sexuales dándoos la libertad para que se produjera una fecundación. Qué emoción, ¿verdad? Por fin tenías contigo al hombre de tu vida con el que querías formar una familia. El futuro padre de tus hijos nada menos.
No creas, a pesar de haber entrado en reproducción asistida es más que probable que el ginecólogo os recomiende en momentos puntuales tener relaciones sexuales, o sea, volver al método diver aunque ya no lo sea tanto, pero en el fondo sí que sigue existiendo esa pequeña ilusión de que podría ocurrir.
Como anécdota siempre recuerdo lo que me dijo una amiga a la que desde mi perspectiva de madre sola por elección, le dije que qué bonito debía ser ese momento en el que se hace el amor pensando en tener un hijo. Cuando un año después no habían logrado quedarse embarazados me dijo en tono de broma que cada vez que lo seguía intentando se acordaba de mí diciendo: ay, qué bonito debe ser…

 

relaciones sexuales

@Stockpick

 

Milagrito

A pesar de lo que la vida nos va currando nos una vez que nuestra infertilidad está confirmada siempre hay un lugar para la esperanza. El milagrito es ese embarazo que si estamos en pareja heterosexual sabemos que puede ocurrir… Porque a alguien le ocurrió. Porque nos han dicho que a la prima de no sé quién, justo cuando iba a empezar un tratamiento de fertilidad, le descubrieron en una revisión que estaba embarazada. O porque conocemos a una chica de un foro que cuando iba a empezar un tratamiento de donación de óvulos llego a la primera revisión en la clínica embarazada después de unas vacaciones.
Y como sabemos que eso ocurre: ¿por qué no creerlo? ¿y si nos pasara a nosotros?
Ay, ojalá hubiera muchos más, porque ocurren, yo los he visto, pero son poquitos.
A una amiga mía le ocurrió: tras ir a por el hermanito durante más de un año, pidió cita en la seguridad social y le hicieron una serie de análisis que confirmaron la peor de las noticias: su FSH estaba en 18. Eso casi para cualquier médico significa directamente una donación de óvulos y le dijeron que tenía que irse a la medicina privada ya que la pública no atendía ese tipo de casos. Mi amiga estuvo llorando tres semanas tras las que descubrió que, incluso cuando tuvo la cita con el ginecólogo y le dio el gran disgusto, ella ya estaba embarazada. Su milagrito tiene ahora cinco años

 

Pipitest

Es la prueba de embarazo casera y la puedes comprar en tu farmacia o en Internet. Cada vez los hacen más precisos, pero aquellas pocas clínicas que todavía en vez de beta, piden que las pacientes se lo hagan, les piden que esperen como mínimo al día que me les hubiera tenido que esperar la regla.

Pero tú y yo nos conocemos, ¿a que sí? Y esto tiene un peligro tremendo, ya que cuando estamos en betaespera, podemos empezar a ponernos muy nerviosas. Lo suficiente para que si lo has comprado por Internet y han sido muy económicos, empezar a hacerte pipitest tras pipitest a los poquitos días de haberte realizado la inseminación o la transfer de embriones.

 

Proges

Progesterona. Proges para las amigas. Vale que no es nada grave, ni difícil, ni problemático, pero, ayyy… ¡qué rollo! En cuanto nos hacen una transferencia de un embrión o una inseminación, nos mandan poner unos óvulos de progesterona que durante más o menos 15 días nos acompañarán. Estos óvulos se deshacen y la progesterona cae constantemente con lo que nuestras bragas se manchan con ella. También se pueden tomar de manera oral, pero entonces el globo en el que vives si la estás tomando de esa manera, es tremendo.

A mí particularmente, la progesterona para lo que me ha servido es para descubrir mis sangrados de implantación ya que en ese escrutinio en el que vivía, descubrí en varios de los tratamientos que la progesterona expulsada era rosa.

 

Rompefolis

Así es como llamamos al Ovitrelle, una hormona gonadotrofina que nos inyectamos el último día de tratamiento. Con ella se logra que los folículos que han estado creciendo se “rompan” y se produzca la ovulación 36 horas después de habérsela puesto lo cual se puede programar perfectamente la punción o la inseminación.

A mí, particularmente, era la inyección que más me costaba clavar en la tripa ya que la aguja era más gruesa que la de las hormonas diarias. 

 

Transfer

Así es como llamamos a la transferencia de nuestros embriones al útero. Lo que pasa que nosotras lo decimos así: la transfer. Quizás es que transferencia, nos suene a transacción bancaria, transfer es algo más cercano, más nuestro.
Ay, yo acumulé un total de doce o trece para mis hijos. Quizás pienses: ¡SOS! Yo no podría aguantar tanto, pero, imagínate, no se puede considerar para nada un fracaso pues supone un 33% de éxito en el acumulado ya que son tres niños.

 

Si este artículo te ha parecido interesante o curioso, me encantaría que lo compartieras en tus redes sociales y recuerda que si conoces alguna palabra que entre todas nosotras haya sido reciclada para nuestro diccionario no oficial de palabras de reproducción asistida, no dudes en dejarla aquí abajo explicándonos para qué la usas.

Se acerca la hora: mundo pipitest y mundo beta

¿Te provoca una sonrisa pensar en que ya por fin sabrás si estás embarazada? ¿O más bien escalofríos porque temes otro negativo?
Si prefieres escuchar o descargar el audio del artículo, haz CLICK AQUÍ:
Mundo pipitest y beta: se acerca la hora

 

Aquí hay historias para dar y tomar. Por mi parte no puedo compartir ninguna de pispitest por que sólo me he hecho un par de ellos en mi vida… y salieron negativos. No tengo muy buen recuerdo…


Aquí van algunas que me han contado:
pipitest

  • Hay mujeres que compran a través de Internet unas tiras en las que se orina y cada día desde la transfer…

¡Sí! ¡cada día!
Se hacen una prueba diaria. No quiero imaginar el estado en el que pasan la espera del resultado…

y luego nos dicen que no nos obsesionemos, ja, ja.

  • Otras mujeres aguantan estoicamente sin hacerse ninguna prueba hasta llegar a su beta.
  • Las hay que prefieren hacerse un pipitest antes de ir a la beta para estar preparadas por si el resultado es negativo.
  • Se les hace fotos cuando es positivo y se le manda a todo el mundo.
  • Se guarda como la mano incorrupta de Santa Teresa hasta la eternidad.
  • Hay quien se acuesta con un negativo y al revisar por la mañana se encuentra una rayita, con lo cual empieza otra agonía hasta el nuevo pipitest o la beta.
  • Como la beta Hcg suele hacerse en el día 15 post ovulación (habrá que calcularlo si ha sido transfer de vitrificados con ciclos sustituidos, donantes, etc) pero hay personas que el día doce ya no pueden más y como la realidad es que ya se puede saber, consiguen hacerse una beta en algún sitio.
  • Se, de personal sanitario que se hace múltiples betas por su fácil acceso a ellas.

Y sí, tengo mi propia anécdota del mundobeta, pero no estoy nada orgullosa de ella. Las que habéis leído Mi maternidad asistida, mi libro, la conocéis y voy a compartirla aquí…

Una vez no me hice una beta tras un tratamiento: No podía soportar otro negativo, otra llamada, las miradas de los trabajadores de la clínica; debió ser en mi transfer número nueve o diez buscando el segundo hijo.

Estaba convencida de que no estaba embarazada y no me la hice. Dejé la progesterona y me vino la regla. Ahí sentí que esto se me podía esatr yendo de las manos.

Los tratamientos de fertilidad tienen esto: efectos secundarios que gobiernan nuestras cabezas.

En fin, nunca, nunca hagáis esto: es absurdo, no. Estúpido y desesperado.

Pero, bueno, ya conseguí perdonarme.

¡Cuéntanos alguna anécdota tuya divertida o no, seguro que tienes algo que compartir!