Etiqueta: embarazo anembrionario

¿Has sufrido un embarazo anembrionario o huevo huero?

El embarazo al embrionario recibe también el nombre de huevo huero. Me pregunto a quién se le ocurrió ponerle un nombre tan triste.

Huevo huero, Yerma. Términos que ya no se usan demasiado pero que cuando se hace, la intensidad de ambos nos traslada directamente a un sitio desolador. 

 
Si quieres verlo en video:

Sufrir un embarazo anembrionario

 

 

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, haz CLICK AQUÍ:

¿Has sufrido un embarazo anembrionario o huevo huero?

 

Los primeros momentos

Acabas de dar positivo y aunque com precaución, estás feliz porque por fin ha llegado tu positivo.

Como cada clínica tiene su propio protocolo pueden ocurrir varias cosas: quizás te vaya a repetir la beta y hacerte una ecografía a la semana seis, o puede que te emplacen directamente a la semana siete.

Pero pongámonos en el siguiente supuesto: Tras el positivo te hacen una ecografía en la semana cinco y ahí está tu saquito. Una semana después, en la semana seis vuelves a hacerte una ecografía. En esta ecografía ya tendría que verse el embrión pero en tu caso no es así.

Por la cara de tu médico, sabes que eso no es bueno.

Según una gran doctora de la que os hablo en mi libro Mi maternidad asistida, el proceso de evolución de un embarazo en sus comienzos es así, tras un tratamiento de reproducción asistida:

-A los 14 días post fecundación se hace la prueba en sangre
-En la semana 5 se debe ver el saco gestacional
-En la semana 6, el embrión
-En la 7 semana el embrión debe estar latiendo.

Los comienzos del desarrollo de la vida están muy medidos. Todo lo que salga de ahí es pura excepción, que las hay, sí, pero pocas.

Para que entiendas qué está sucediendo; cuando el embrión tenía que empezar a crecer no lo hace pero el saco vitelino sí lo hace. Ha habido una especie de falta de comunicación entre las células del saco y las del embrión. Las del saco gestacional “no se han dado cuenta” de que el embrión dejó de crecer en algún punto, así es que continúa desarrollándose y preparando todo el proceso metabólico que necesita el embrión para alimentarse, respirar, etc.

 

¿Por qué ocurren los embarazos anembrionarios?

Lo más habitual es que haya habido algún problema genético o cromosómico.

 

¿Puede volver a repetirse?

No tiene por qué ocurrir en un siguiente embarazo, pero en caso de que así fuera, no dudes en pedir pruebas genéticas y ampliar las de tu pareja (masculina)

 

Una sensación devastadora

Todos los abortos son terribles pero este tiene algo de “estafa” en su comportamiento. Es una apreciación y un adjetivo muy personal, por supuesto, pero como ya también viví mi propio embarazo anembrionario, sé las sensaciones que puede producir:
Tú estás felizmente embarazada, te hacen tu preciosa ecografía en la semana cinco y veis esa maravilla de saco creciendo e incluso puede que ya haya una sombrita que parece el embrión ¡e incluso tienes síntomas! y, claro, eso te está dando mucha tranquilidad. Pero cuando llegas a hacerte la eco de las seis semanas allí no hay nada.

 

1_eco_5_5

 

Ver ese espacio vacío es como un agujero, como la luna, como el fondo de algo

 

Miran, buscan, mueven y allí no se ve nada y tú quieres creer que quizás tu embrioncito va un poco más lento y como haber excepciones, haylas, lo normal es que te emplacen a la semana siguiente, pero ya te insinúan que vayas preparándote para lo peor…

Mientras llega ese día vas a vivir momentos muy duros. La búsqueda frenética de información en Internet no va así no a alterar más todavía tu estado emocional, porque encontrarás tantas situaciones como testimonios leas.

 

¿Qué es lo más habitual?

Siento decirte que suele acabarse confirmando el diagnóstico de embarazo anembrionario debido a lo que te comentaba antes de que el proceso en el inicio está muy, muy medido.

Después el protocolo es un legrado o manejo expectante que para el cuerpo es el mejor (dejar que él sólo lo expulse) aunque la realidad es que la mayoría de las mujeres en Reproducción Asistida, supongo que por la dinámica en la que estamos nos hacemos un legrado.

 

Si has sufrido un embarazo anembrionario o embarazo por huevo huero, cuéntanos tu experiencia, por favor, seguro que tu experiencia puede dar información valiosa a otras compañeras. Y si te ha gustado, no dudes en compartirlo en tus redes, muchas gracias.