Etiqueta: cigoto

Acaba la punción, empieza la tensión: Los embriones

Vamos a hacer hoy una explicación entendible sobre los embriones.

Cuando nos hacen una punción se extraen los óvulos y rápidamente se los llevan al laboratorio para empezar el proceso de FIV o ICSI:

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, haz CLICK AQUÍ:

Acaba la punción, empieza la tensión: Los embriones
 

Antes de irte a tu casa ya te suelen dar la alegría o el susto de decirte cuáles son inmaduros y cuántos pasan a laboratorio.

Allí los fecundan mediante inyección en el caso de la ICSI o dejan que ellos mismos se encuentren con algún espermatozoide en el sitio que les tienen preparado en el caso de la FIV.

Según la SEF (Sociedad española de fertilidad) la evolución superdetallada en los días siguientes es así:

Velocidad de división esperada:

  • Día 0: Entre 16 y 18 horas después de la FIV y entre 16 y 20 horas tras ICSI se observa la fecundación normal. Es un cigoto
  • Día +1: Entre 25 y 27 horas en algunos embriones se produce la primera división mitótica, observándose 2 células. Si no es así, el embrión debe tener 2 células a las 30 horas de la FIV o ICSI. Ya es un embrión
  • Día +2: Entre 40 y 44 horas después de la fecundación se espera que el embrión de buena calidad se haya dividido en 4 células
  • Día + 3: A las 67-71 horas el embrión debe tener 8 células.
  • Día +4: Tiene al menos 16 células. Es un embrión en estado de mórula
  • Día +5 o +6: a no se distingue la cantidad de células que hay. Es un blastocisto.
A nivel personal son unos días muy complicados y de mucha tensión.  Las mujeres solemos sacar nuestra vena hiperresponsable y asumimos como cosa nuestra lo que está pasando en el laboratorio aunque ya no podamos hacer nada. 

La tensión no queda sólo en el número de células en el que se divide; además, es muy importante la fragmentación.

¿En qué consiste? Cuando el embrión comienza su división puede ir dejando “restitos” entre las células y eso no es bueno por que afecta a su crecimiento en varios sentidos. Lo habitual es que te digan: están fenomenal  por que están muy poco fragmentados o por el contrario no los verán muy buen aspecto si hay demasiada fragmentación y te lo dirán que no tienen muy buen pronóstico.

embrión

Mira la explicación técnica de Ignacio Durán y Cristina Ruiz:

Al producirse la fragmentación, los fragmentos resultantes quedan en la periferia del embrión (entre este y la envoltura) y pueden afectar al mecanismo de adelgazamiento de la zona pelúcida. A su vez, cuando hay una fragmentación excesiva el volumen celular del embrión es menor y su expansión será menor pudiendo llegar a ser insuficiente como para romper la zona pelúcida.

Y entre lo que ha pasado en la división y cómo ha ido la fragmentación decidirán qué clasificación darle: En unas clínicas los llaman embriones de clase A, B y C y en otras los numeran 1, 2 y 3.

A ti, puede que te den esta información y puede que no, cada clínica  es un mundo para esto y para todo (este tema se merece otro post).

Está fenomenal tener embriones A o 1, por supuesto, pero cree a tu médico si te dice que un B o 2  y hasta un C o 3, embarazan y lo mismo te puede suceder al contrario, blastocistos aparentemente preciosos no lo consiguen.

Recuerda que para que un niño nazca tienen que ocurrir millones de cosas y esto es sólo el principio, por que aparte de lo bonitos o no que sean los embriones: tú, tu cuerpo, tus hormonas y tu útero deben estar en el día perfecto y momento perfecto para ese embrión.

(No te asustes más, aunque suene imposible… sucede)

La decisión de transferir en estado de mórula o ya “crecidito” o sea, un blastocisto, va a depender de diversos factores, pero una vez explicado bien, tendrías que tener tú la última palabra. Lo digo por que muchas clínicas se cierran en sus protocolos y no se adaptan a la singularidad de cada paciente y no hacen un cultivo prolongado casi en ningún caso.

Eso sí, siempre conscientes del riesgo que supone estar dejando crecer a un embrión fuera de su lugar natural y que eso puede suponer que muchos se nos queden en el camino, ganamos, a cambio en que si un embrión ha conseguido hacerlo y llegar al día 5 o 6, ¡es que promete!

 

Si quieres comparte en la red que te apetezca o dále un +1.Gracias