Etiqueta: aborto

Reseña de “Infertilidad” de Nancy Tame

Habitualmente busco libros que hablen de infertilidad y de reproducción asistida. Me gusta hacer reseñas para ti de estos libros, pero también me gusta apoyar con mi compra a cualquier persona que haya vivido este proceso y lo haya plasmado en un libro.

A veces los libros tienen una editorial detrás, como es el caso de los libros de Marian Cisterna, Samanta Villar o Raquel Sánchez Roca y en otras ocasiones son autopublicados como es el caso de Alejandra Vidal (Puesta a parir) y el mío propio que ya llevo publicados de esta manera tres libros y está a punto de ver la luz el cuarto gracias a la estupenda plataforma de Amazon.

En esta ocasión el libro viene desde México bajo el sello de la editorial Grijalbo

 

Si prefieres ver el video:

libros infertilidad

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio del artículo, haz CLICK AQUÍ:

Reseña de “Infertilidad” de Nancy Tame

 

La autora

Nancy Toman es una psicoanalista mexicana con gran experiencia atendiendo a pacientes con infertilidad. Ha escrito también el libro: Infertilidad. El dolor secreto

 

¿Qué cuenta este libro?

Es un estupendo repaso a todos los aspectos de la infertilidad. Habla tanto de reproducción asistida como de gestación subrogada y adopción, aunque los capítulos más amplios pertenecen a la reproducción asistida.

 

¿Para quién es?

Es un libro que puede encajar especialmente para las personas que llevan ya un tiempo y están sufriendo demasiado por la situación.

Pero también puede ayudar a situarse a todas aquellas personas que se encuentra todavía en estado de shock intentando asimilar que la infertilidad ha llamado a su puerta.

 

¿Qué vas a encontrar?

El libro está dividido en 10 capítulos muy bien estructurados en los que además de informarte, sorprenderte con impresionantes anécdotas y darte tips para poder entender lo que estás viviendo, al final de cada capítulo encontrarás algunas preguntas que hace hacerte y contestar por escrito. También te va dando en cada capítulo libros de referencia para que puedas consultar.

 

Breve descripción de los capítulos

Cap 1: se abordan los mitos que impera sobre la infertilidad, la autora define que se entiende por este concepto y cuáles han sido algunas creencias equivocadas sobre ese problema.

Cap 2: Nancy analiza los antecedentes históricos de la infertilidad y la gran importancia que se le ha prestado a lo largo de la historia.

Cap 3: Breve explicación de algunos de los tratamientos utilizados para concebir hijos. La información es sencilla y se reflexiona también sobre la relación médico-paciente

Cap 4: Se refiere el proceso emocional de la infertilidad; se plantean los distintos momentos por los que puedes pasar tanto tú como tu pareja e incluso tu familia. Se señala que no son etapas, sino momentos que van y vienen.

Cap 5: Se profundiza aún más sobre la infertilidad y las emociones. ¿Cómo te afecta? ¿Cómo os afecta como pareja? ¿Y respecto a la sociedad? Lo que para unos está bien, otros lo reprueban.

Cap 6: La autora habla sobre uno de los momentos más dolorosos que podemos vivir: cuando un embarazo no llega a término. Tus sentimientos de perdida explicadas en profundidad.

Cap 7: Nancy nos habla sobre la maternidad subrogada y la adopción desde el punto más emocional.

Cap 8: Se trata el tema de los embriones vitrificados. Las connotaciones éticas que pueden acarrear, aunque por otro lado esta técnica nos haya ayudado tanto.

Cap 9: Pero no siempre se llega a buen puerto. Vivir sin hijos es algo a lo que tendremos que enfrentarnos alguna de nosotras y esta psicoanalista con toda su pericia, nos habla de ello

Cap 10: ¿Qué pasa con todos los profesionales que atienden a los pacientes de reproducción asistida? Ellos también están muy involucrados en nuestros procesos.

 

 

libro-infertilidad-nancy-tame

© Editorial Grijalbo

 

El tono del libro

Maravillosamente empático. De verdad que vas a sentirte que alguien coge tu mano y te cuenta todo lo que sabe para intentar hacerte sentir mejor estando informada y sobretodo comprendiendo la revolución que tienes dentro tuya

Puedes adquirirlo desde aquí:

 

Si crees que a alguien le interesaría leer este libro sobre infertilidad, por favor no dudes en compartir este video post. Muchas gracias

¿Qué es un Embarazo bioquímico?

El embarazo bioquímico es una situación que ocurre muy a menudo tanto en reproducción asistida como en la sexual. También se le conoce como aborto bioquímico.

 

Aborto bioquímico

 

Si prefieres escuchar este videopost, haz CLICK AQUÍ:

Embarazo bioquímico. Sí, estuviste embarazada

 

¿Qué es un embarazo bioquímico?

El embarazo bioquímico ocurre cuando se produce implantación pero el embrión  deja de crecer en sus primeros estadios.

En la reproducción sexual muchas mujeres lo sufren, pero sencillamente tienen su menstruación en el día que le tocaba o con una ligera diferencia y no llegan a saber que estuvieron embarazadas.

Las mujeres que estamos en reproducción asistida, sabemos cuando ha habido implantación, es decir, embarazo, ya que en la mayoría de las clínicas nos hacen una beta HCG para confirmar el resultado del tratamiento de fertilidad.

Como ya te aconsejé en este otro post, hazte siempre esta prueba incluso cuando tu clínica no la pida.

 

Síntomas de embarazo bioquímico

No existen síntomas físicos específicos ya que al ocurrir tan pronto es muy posible que no te haya dado tiempo a tener síntomas de embarazo y en caso de haberlos tenido, la llegada de la menstruación sería el síntoma más evidente. No esperes nada especial aunque algunas mujeres refieren que los síntomas habituales de su regla se intensifican.

Ahora bien, si los valores de la beta HCG son muy bajitos, es importante estar alerta y repetir la prueba cada 48 horas para comprobar qué es lo que está ocurriendo.

El caso que yo he acompañado con una beta más baja y que haya salido adelante fue una beta de 12 mUI/ml en día 15 post fecundación

 

Causas del aborto bioquímico

La causa principal son los problemas cromosómicos y debido a ello has de sufrir al menos 2 bioquímicos para que te hagan pruebas específicas con las que descubrir si hay problemas ocultos que no estén permitiendo crecer a los embriones una vez implantados.

Los problemas genéticos, inmunológicos o de trombofilias también están detrás de muchos de los abortos que sufrimos,

 

Consecuencias emocionales

Cada mujer y su manera de reaccionar es un mundo, pero cuando llevas tiempo luchando por un embarazo.

Cuando lo tenías ahí, ya en tu mano.

Cuando era una realidad y solo tú ya sentías hasta que punto su existencia te acompañaba.

Cuando ya por fin tu familia estaba en marcha y de repente este embrión ya no puede más y se para, puedas caer en una tristeza que requerirá un tiempo para superarla.

Afortunadamente, lo más habitual es que en uno o dos ciclos hayas recuperado las fuerza para seguir en el camino a tu hijo.

 

¿Y qué te dicen los que te rodean?

Es posible que te encuentres con que los de alrededor tuyo, restan importancia a tu embarazo. Oirás frases como: Mejor ahora que estando de 3 meses o mejor ahora a que ya te estuviera dando pataditas y lo perdieras.

Esto puede hacer que te encierres aún más en tu burbuja. No puedo darte ningún remedio contra estas palabras que la mayoría de ellos dicen al ignorar el dolor que te están causando, pero te sugiero que aprendas qué personas tienen la sensibilidad necesaria para no querer hacer pequeñito tu dolor.

Personas que te acompañarán como tú necesitas en este proceso de duelo.

 

¿Hay algo positivo en todo esto?

Sí, hay algo aunque no lo creas. Todos los ginecólogos a los que yo he oído, coinciden en que la fase más desconocida de todo el proceso del embarazo  sigue siendo la implantación. Ese es el gran misterio de la reproducción humana y tú gracias a este embarazo aunque malogrado, sabes que implantas bien.

¿Qué puede haber algo que haga que los embriones se paren? Por supuesto, pero has demostrado que eso no afecta a la capacidad de implantación de tu endometrio.

 

¿Y tú? ¿Has tenido embarazos bioquímicos? En caso de más de uno, por favor, no dejes de contarnos cuándo empezaron a actuar tus ginecólogos.

Ojalá te haya interesado tanto este videopost como para compartirlo. Expande la información. :)

Sufrir un aborto e iniciar un nuevo tratamiento

Cuando hemos vivido un aborto no deseado, la perspectiva de un nuevo tratamiento y quizás embarazo, puede esperanzarnos e inmovilizarnos a partes iguales. Nos preguntamos cuándo es el momento correcto para iniciar un nuevo tratamiento de fertilidad.

En este video post quiero ayudarte a tener fuerzas para retomar tu camino con la ayuda de todos los  profesionales que necesites, pero sobre todo, con tu propio empuje.

 

 

Unos ginecólogos en Madrid me informan de que el aborto podría finalizar tanto a través de un expulsivo natural o provocado o con un legrado. Lamentablemente a veces se combinan ambas situaciones ya que aun intentando ser lo menos intervencionistas posible, hay que hacerlo ya que quedan restos o directamente no se desencadena ni a corto ni a medio plazo.

¡Ojalá estas ideas te ayuden!

 

No trates de ser fuerte para los demás

Esto es muy de las mujeres. Cuidar a los demás, que los demás no lo pasen mal.

Eres tú y tu pareja si la tienes, la que ha sufrido una pérdida e incluso me atrevería a decir que puesto que fuiste tú la que tuviste a otro ser vivo dentro durante unas semanas, la principal sensación de soledad eres tú quien la vive. Tú eres la que más necesita ser cuidada, acompañada y si lo necesitas, consolada.

 

Sí, has estado embarazada

Hayas estado embarazada 10 días o 40, el embrión estuvo ahí. Fue una realidad en vuestra vida. Habrá personas que si ocurre antes de la semana 12 y no digamos ya si ocurre en los primeras días tras la primera falta, intentarán restarle importancia a la pérdida. Por favor, enfócate en el apoyo de otras personas.

Sabemos que lo dicen queriendo ayudar, pero cuánto daño hacen…

 

Si rascas un poco…

Cuando se sufre un aborto, empezamos a mirar a nuestro alrededor y descubrimos cuántas personas los han vivido. ¡Es increíble! Pero ¿dónde estaban todas esas experiencias sin compartir? Sorprende que hoy en día el aborto no deseado siga siendo un tema tabú, pero así es. Aprovecha esas historias que en la inmensa mayoría de los casos tienen un final feliz para creer en que la tuya puede ser igual que la de ellas.

 

Vive todas las fases del duelo

Las mujeres con infertilidad tenemos una permanente sensación de que no podemos perder el tiempo.

Relatos en los que estaba ocurriendo el aborto y ya se está pensando en iniciar el siguiente tratamiento son una realidad, pero ese niño que ya no va a venir, necesita un tiempo de despedida.

Con él venía la formación de una nueva familia ¡ibas a ser madre!; haría abuelos a vuestros padres, tíos a vuestros hermanos, suponía demasiadas ilusiones y expectativas que si no trabajamos bien, acabarán saliendo y a destiempo: tristeza, ansiedad o alguna emoción necesaria para acabar de cerrar la herida.

 

No tires las ecografías que tengas

Puede que desees pasar página, ir hacia adelante. Puede que sea insufrible el dolor y que no quieras volver a saber nada de ese embarazo que no prosperó.

Como mujer que ha sufrido muchos abortos, puedo asegurarte que me produce mucha pena no tener el recuerdo de ninguno de esos embriones que no pudieron crecer. Para algunos esto es una exageración, pero solo por si acaso… ¡hazme caso!

 

Ecografía embrión

 

Con el tiempo todos y cada uno de ellos encontrarán un sitio en tu vida y tener un papel con su imagen, te ayudará a darles un espacio real y sereno.

 

No aceleres el inicio del siguiente tratamiento

Intenta tomarte el obligatorio reposo físico que supone un aborto como un tiempo para asimilar emocionalmente lo que has pasado.

No se trata de alargarlo demasiado, sino de vivir el tiempo de duelo como corresponde. Este proceso tiene unas fases muy claras y estudiadas y saltárselas solo acabará complicando el proceso de cicatrización.

 

Si es tu primer aborto

Es más que probable que no consigas sacar a tu médico del argumento de que ha sido casualidad o mala suerte. Quizás te desesperes, sí, pero tienen mucha razón porque en la mayoría de los casos se trata solamente de una mala combinación genética a la hora de la fecundación. Te sugiero utilizar visualizaciones como estas para recobrar la confianza en que sí, la próxima vez puede ser.

 

Si es tu segundo aborto

Una manera muy buena de ganar algo de seguridad, es solicitar pruebas cuando se ha tenido más de un aborto. Antiguamente se hacían tras el tercero, pero actualmente puedes conseguir que te las hagan antes. Saber que algo lo ha provocado o por el contrario, no descubrir nada puede ayudarte a pensar lo que nos dicen tanto: que ha sido “mala suerte”.

 

Acepta el miedo que sientes

El miedo va a estar ahí, no quiero engañarte. Has dejado de ser inocente y sabes que a la mayor felicidad, puede seguirle que tu corazón se rompa y el miedo es una expresión de todo lo que sientes, principalmente el pavor a que vuelva o ocurrir.

Pero ¿sabes una cosa? Un día me dijeron que el que no apuesta no gana y si tú no te atreves a intentar un nuevo embarazo, da por seguro que no podrás tener un niño. En un nuevo positivo puede estar tu hijo y piensa que el día que su embarazo siga adelante, él estará ahí ya para siempre.

 

Un último pensamiento

 

Para finalizar quiero decirte algo con lo que seguramente te va a costar conectar si todavía no has tenido un hijo:

 

Cuando por fin ocurra, te darás cuenta que lo más importante en la vida de una persona que se ha convertido en madre o padre es que su hijo esté sano. Por encima de todo.

 

Y aunque se dan casos en los que el problema son enfermedades de la madre o del padre que no se diagnostican hasta que ocurre el aborto, la mayoría de las veces es una mala calidad embrionaria la que no permite que estos embriones continúen desarrollándose.

Piensa que esos embriones llegaron hasta donde pudieron, genéticamente no tenían potencial para ir a más. El objetivo tanto de los médicos, pero principalmente tuyo, ha de ser un niño sano en casa, y este embrioncillo que se fue, probablemente no lo era.

 

Si este post te ha parecido interesante o crees que alguien que conoces, podría ayudarle, te invito a compartirlo. Muchas gracias

 

Cuando hay que renunciar a tener un hijo. Entrevista

Nadie quiere oír hablar de renunciar a tener un hijo cuando está intentando poner en marcha su proyecto familiar. Es una posibilidad que nos encoge el corazón.

La maternidad es parte de la mayoría de las mujeres. Deseamos darle rienda suelta a nuestra pasión por criar niños. Sentimos que nos partiría el alma cerrar esta puerta.

Sabéis que yo soy de las que dice que quien continúa en reproducción asistida lo acaba consiguiendo. Mi mensaje más importante es que quien sabe adaptarse desde la intimidad de las relaciones sexuales, pasando por la reproducción asistida y llegando a la adopción o más allá, puede tener un hijo.

 

Pero a veces, sólo a veces, esto no es así

 

En contadas ocasiones, hay personas que tienen fuerza mental, recursos personales y económicos para poder afrontarlo y llega un momento en el que sienten que hay que poner un punto final.

 

La protagonista

 

Conozco a Gloria Labay desde hace más de 10 años. Ella nos acompañó en el proceso a muchas mujeres que hemos acabado teniendo nuestros hijos con más o menos dificultad. Íbamos a ser madres solas por elección y teníamos toda la fuerza del mundo.

Luchamos con uñas y dientes por nuestro sueño pero ella tuvo que acabar aceptando lo que es el temor de toda mujer con o sin pareja y que está en reproducción asistida o en adopción: no tener un hijo.

Aunque no queramos ni pensarlo, es una realidad y por la salud mental de muchas de nosotras, hay que estar preparada también por si llegara la situación.

 

Si quieres oír la entrevista o descargarla, Haz click AQUí:


Si prefieres oírla desde Youtube, haz click AQUÍ:

 

 

 

 

Preguntas:  

 

  • Hace cuánto tiempo decidiste no continuar en al búsqueda de un hijo. Creo que es importante saberlo para saber cuánto tiempo has tenido para madurar todo este proceso.
  • ¿Qué edad tenías cuando empezaste la búsqueda y cuántos años estuviste en ello?
  • Háblanos de tus estados civiles o sentimentales a lo largo de este proceso
  • Cuéntanos el proceso de los tratatamientos, los embarazos, los abortos…
  • Durante ese proceso, ¿tuviste apoyo profesional de terapeutas o psicólogos?
  • Y un día, tras todo este proceso decides parar. Hablamos de ese día. ¿Lo recuerdas?
  • Te he preguntado por un proceso, pero quizás hubo algo que ya fue el detonante que te hizo darte cuenta de que hasta ahí habías llegado.
  • ¿Què apoyos externos o trabajo interior tuviste que hacer para lograr aceptar que no serías madre?
  • ¿Has logrado estar bien, sentirte bien contigo misma a pesar de no cumplir el sueño?

 

Una vida sin hijos

 

  • ¿Qué alternativa ha cubierto ese espacio?
  • Tú además eres matrona: Las personas que estamos en tratamiento tenemos una revolución de sentimientos con respecto a todas las amigas y conocidas embarazadas, nos preguntamos cómo se puede gestionar el trabajar directamente con ellas. Imagino que habido una evolución en tus sentimientos con respecto a esta situación, hablamos de ella, por favor.
  • ¿Sientes que está cerrado completamente el duelo o crees que es algo que necesita más tiempo hoy incluso que permanecerá para siempre contigo?
  • Pasaste por fecundación invitro, donación de óvulos, adopción y no sé si te llegaste a plantear la maternidad subrogada. ¿Lo hiciste?
  • Qué le dirías directamente a una mujer en tu misma situación o que se está acercando a ella

Esta entrevista se ha realizado por vuestro interés en que entrevistará a alguien que había tenido que renunciar a la maternidad y también gracias a las preguntas que posteriormente me enviasteis por la redes sociales. Vosotras hacéis que Creando una familia esté viva.

 

Gracias por compartir un pedacito de
vuestra intimidad conmigo

 

Si queréis ver a Gloria Labay en la entrevista que le hiceron para el diario El país sobre este tema, os la dejo AQUÍ

 

¿Te parece interesante este artículo? Por favor, compártelo en tu redes sociales para que llegue a otras personas que la necesiten. Como dice Gloria, hasta en la renuncia a la maternidad existe el tabú.

El acompañamiento tras un aborto en Reproducción Asistida

Quiero compartir con vosotros una conferencia que di a personas que se estaban preparando para acompañar el duelo de las personas que habían sufrido un aborto tras lograr un embarazo por reproducción asistida.

Aunque a grandes rasgos sería igual que el de una mujer que lo logró por relaciones sexuales, creo que en nuestro caso y debido a las experiencias que acumulamos, existen matices que yo intenté transmitirles.

 

¿Aborto o pérdida?

Recuerdo que cuando me contrataron, me pidieron que hablara sobre las pérdidas en reproducción asistida,. Tú y yo sabemos que muy pocas personas hablan así de lo que les ha pasado: la inmensa mayoría de nosotras decimos que hemos tenido un aborto. Ellas, como personas que quieren acompañarnos desde la empatía y la comprensión, se sienten más cómodas hablando de pérdidas, pero nosotras que no tenemos tiempo que perder, quizás si las nombramos así, nos harían reflexionar hasta puntos que ahora mismo no nos podemos permitir.

 

Los negativos

Hace tiempo escribí un artículo que se titulaba Cuando cada negativo es una pérdida. Para algunas personas es una exageración. En cambio, a lo largo del tiempo, algunas me han escrito dándome las gracias por validar y darle la importancia que ha tenido para ellas el hecho de que se les transfirió embriones vivos y dentro de ella dejaron de crecer. Por mi parte sería el único caso en el que hablaría de una perdida, porque con ese hecho de haber dejado de multiplicarse, nos ha hecho perder ese mundo que se habría por delante en el que nosotras ya éramos madres, nuestras parejas padres, nuestros padres, abuelos, etc. un universo de pérdidas ya que se van también ilusiones y esperanzas. Para algunas personas será relativamente sencillo pasar un pequeño duelo de ir al siguiente tratamiento pero para otras personas, pueda hacer falta que pasen varios meses.

 

Los abortos de repetición

Acompañar a mujeres que están viviendo esta experiencia, es muy complicado, pero porque partimos de que la mayoría de ellas están muy hundidas, sin esperanzas y acompañar con presencia y palabras se complica ya que llega un momento en el que no nos creemos absolutamente nada de lo que nos dicen y nos volvemos muy escépticas ante cualquier atisbo de esperanza.

 

La culpa

En ocasiones, las mujeres que sufrimos abortos sentimos culpa. ¿Habremos hecho algo que no era bueno para el embrión? ¿Quizás ese paseo tan rápido, el stress o una relación sexual “muy dinámica” hayan tenido algo que ver? ¿Será la edad? En fin, la lista puede ser infinita. Conseguir que comprendamos que en los comienzos de un embarazo, el mayor porcentaje de abortos ocurre por causas cromosómicas y no de estilo de vida o enfermedad de la madre, es muy importante.

 

Y al lograr un nuevo embarazo

Si se habla con mujeres que han sufrido un aborto, el hecho de imaginar que les vuelve a ocurrir, les parte el alma, les parece imposible poder volver a superarlo, así es que muchas de nosotras pasamos el tiempo que pasa hasta que ocurrió el anterior aborto en un estado constante de tensión aunque una vez superado, la mayoría de nosotras acabamos disfrutando más o menos del embarazo, aunque hay un grupo de mujeres que vive en el miedo los nueve meses y creo que eso va también a influir en su actitud hacia la intervención médica a lo largo del proceso, a la hora del parto en incluso en la lactancia.

 

La gran diferencia

Entre la experiencia de un aborto en una mujer con infertilidad y el de una mujer fértil es que la primera no sabe si va a poder volver a lograr un embarazo y eso añade un plus de dolor a su pérdida.

 

Me encantaría que aportaras tus vivencias para que otros profesionales puedan conocernos un poco mejor. Anímate y escribe tu comentario y si te ha gustado, por favor suscríbete a mi canal de YouTube y comparte el vídeo.

Los diferentes tipos de abortos en reproducción asistida

En otras ocasiones hemos hablado sobre el aborto en reproducción asistida.

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, pincha aquí:

Los diferentes tipos de abortos en reproducción asistida

 

En realidad no difieren de los que vienen de la reproducción natural, más allá de lo problemática que fue su búsqueda y qué es lo que significa esto a la hora de sufrirlos.

abortos en reproducción asistidaUn aborto no deseado siempre es un dolor para la mujer o para la pareja, pero cuando además nos ha costado tantísimo como suele ocurrir en reproducción asistida se juntan demasiadas cosas para poder aceptarlos al menos al principio.

Es muy posible que cuando pase el tiempo y puedas ver tu aborto con perspectiva, te darás cuenta de que efectivamente ocurren por algo y ese algo casi siempre es que genéticamente el embrión no era viable.

Y te puedo asegurar que cuando tengas hijos te darás cuenta del valor que es tener un hijo sano, el sufrimiento que puede traer a un niño y a su familia el que aparezca algún tipo de enfermedad o discapacidad graves.

Quiero hacerte un resumen para que puedas acudir aquí directamente, sobre todos los post que he escrito alrededor del aborto. Ojalá no lo necesites nunca pero si así fuera aquí tendrás toda la información:

  • El aborto en reproducción asistida: En este artículo, te hablo sobre lo que supone el aborto en general. Sobre nuestra sorpresa, la negación. Aceptar lo inesperado.
  • Embarazo bioquímico. Otro sueño roto: ¿Por qué casi todo el mundo quiere quitarle importancia a nuestro embarazo por haberlo perdido tan pronto? Iba a ser nuestro hijo, ¡a ver si se enteran! Había alguien empezando a crecer. Merece el mismo respeto que cualquier  otro aborto.
  • El shock de un aborto diferido: Otro golpe en la frente. Estamos viviendo tan felices, ignorantes de la realidad que ha ocurrido en  nuestro cuerpo y un día, una cara extraña del ginecólog@ durante una ecogarafía cambia el rumbo de lo que se suponía nos iba a pasar.
  • ¿Qué es un embarazo ectópico?: El aborto más peligroso y largo de todos. Puede llevar a operaciones de urgencia, pérdida de trompa o a tener que inyectarte una microquimioterapia. Nunca os avisaré lo suficiente.
  • ¿Has sufrido un embarazo anembrionario o huevo huero? Seguramente ni sabías que esto podía pasar; la placenta crece y crece… vacía. Yo me sentí estafada cuando lo tuve.

Ahora quiero darte tres sugerencias para ayudarte en este proceso:

1- Me gustaría que escucharas el audio de un taller que celebré junto a Mónica Alvarez, especialista en duelo gestacional y perinatal. En ella hablamos sobre la pérdida tan dolorosa que es un aborto que nos ha hecho casi tocar el cielo y de donde nos han bajado de golpe.

 

Pincha aquí para escuchar  o descargar “Las emociones perdidas”:

Las emociones perdidas

Siempre insisto en la necesidad de hacer los duelos necesarios por esos bebés en potencia que no vinieron por que con ellos se fueron vuestras ilusiones, proyectos, expectativas, nombres y habitaciones y no es sano pasar por encima de ellos.

Hay mujeres que no quieren ni oir hablar de esto y es totalmente respetable. Ellas sienten que eran embriones y punto. Yo no es que empezara pensando eso, pero mis cuatro abortos me alejaron  mucho de pensar que no eran más que células.

2-Te invito a revisar las afirmaciones que he creado para las personas en reproducción asistida por que además hay alguna específica para las que hemos sufrido abortos. Como esta: Pincha AQUÍ

3- Si necesitas ayuda clínica no dudes en acudir a un psicólogo o un terapeuta y si lo que deseas es pasar apoyada y asesorada los tratamientos de reproducción asistida con los que continúes, no dejes de contactar conmigo. Estaré encantada de acompañarte.

¿Quieres compartir tu experiencia con nosotras? ¿Tras tener uno o más abortos lograste tener a tu bebé? Da un mensaje de esperanza.

¿Qué es un embarazo ectópico?

Hoy os quiero hablar sobre el embarazo ectópcio que aparte de la dolorosa pérdida emocional que supone, son un peligro potencial para nosotras.

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, haz CLICK AQUÍ:

¿Qué es un embarazo ectópico?

Existen diversas razones por las que puede producirse un embarazo ectópico y una de ellas, nos afecta directamente: la reproducción asistida.
Muchos de los casos se resuelven por si solos, otros necesitan de una inyección de metotrexato que detiene el embarazo y otro requieren de una laparoscopia para quitar la trompa afectada.
 

Una famosa doctora me contó un día lo siguiente…
Este es el proceso de un embarazo evolutivo:

  • Semana 4: beta
  • Semana 5: saco gestacional
  • Semana 6: embrión
  • Semana 7: corazón

 
Todo lo demás son excepciones que confirman reglas. De hecho esas fechas son los topes en los que debe estar ocurriendo, lo habitual es incluso antes.
Con esto quiero deciros que por favor, estéis muy muy atentas cuando una vez dado positivo, noteis que algo raro está pasando.
Para empezar y no quiero alarmar a las betas bajas pues también existen los embarazos bioquímicos, las betas de este tipo de embarazos son raras: bajitas, suben, pero no lo suficiente, te hacen pensar que puede que haya esperanza.
Hay síntomas físicos que van desde sangrados a dolores abdominales muy fuertes, dolores en un hombro, mareos, tensión baja. Pero, claro, estos síntomas no tiene que ir todos juntos y como estás embarazada puedes pensar que se debe a ello. Aunque hay un síntoma inequívoco:
 

Si tienes que ir a urgencias y en la semana 5
no se ve el saco, por favor:
 ¡Atención!

 
Un embarazo ectópico detectado a tiempo tiene solución, pero si no, corremos el peligro de que nos estalle la trompa y os aseguro que el peligro no es quedarte sin ella,… El peligro es la hemorragia que se produce y puede llegar a requerir transfusiones…
Por lo que me dijeron cuando tuve mi propia rotura de trompa, suele ocurrir a partir de la semana seis por lo que no es tan fácil que ocurra, pero si como en mi caso se adelante todo y estalla justamente al cumplir seis parece que no habría mucho que hacer…
Aprendí que algo así no me iba a volver a pasar…
Por que si alguno de los médicos se hubiera puesto firme y hubiera dicho, si hubiera insinuado, puede ser un embarazo ectópico u aborto tubárico, yo hubiera estado alerta y encima, por que a veces, donde los médicos no llegan por mil y una circunstancias (excusables o no), estoy convencida de que podemos llegar nosotras.

Tras un embarazo ectópico que los ginecólogos consideran como un accidente, la sensación puede que no sea tanto una cuestión de pérdida como una cuestión de tu salud.

 

A mi me sirvió mucho escribir un ritual tras el aborto.

En este post te cuento mi terrible experiencia con un embarazo ectópico

 

 

¿Lo has vivido? ¿Se solucionó bien? Muchas gracias si decides compartir este post.

Videoconferencia sobre los abortos en reproducción asistida

253290_10151596924317270_316885184_n
 

 

 Si quieres escuchar o descargar el audio de este evento, haz CLICK AQUÍ:

 

Dentro de la serie de post que ya os he escrito sobre el tema de los abortos en reproducción asistida he pensado que sería muy interesante tener la visión de una profesional de las pérdidas gestaciones:
Mónica Alvarez psicóloga al frente de la comunidad y web “Duelo gestacional y perinatal”.

954674_10151595869492270_1441601621_nConocí a Mónica hace muchos años debido a mis varios abortos, pues estábamos en contacto por la asociación “El parto es nuestro” y por mi blog Yendo a por el segund@ y ella siempre me escribía dándome consejos o ideas para ir superándolos.

En reproducción asistida tenemos prisa. Mucha. No podemos pararnos a hacer duelos pues el tiempo nos apremia, las ganas de por fin tener un niño en nuestros brazos no deja que tras un aborto, hagamos el duelo que toda pérdida necesita para sanar y poder seguir adelante. Así es que vamos atascando emociones y un día sin darnos cuenta empezamos a recordar o a llorar a todos esos niños que no fueron, a todos esos embrioncitos que se nos quedaron por el camino y nos invade una gran tristeza.

Dentro de poco vamos a realizar una videoconferencia gratuita conjunta. Os daremos más detalles en unos días, pero mientras:

Reservad el lunes 3 de junio a las 19:00.

Por ahora, te sugiero que vayas encontrando un hueco en tu camino para reflexionar sobre esto, especialmente si lo has pasado y crees que te puede ayudar. Además Mónica nos contará cómo puede ayudarnos específicamente con este tema y habrá un espacio para Preguntas y Respuestas

Aquí tienes el link para asegurar tu plaza ya que hay un tope y a través del cual también entrarás el lunes 3 de junio. Te recomiendo entrar unos diez minutos antes por si tuvieras algún problema. Sólo necesitas auriculares o salida normal de audio de tu pc. Te pedirá descargar una cosita, como una flor que es el software de la sala de conferencias. Luego te pregunta tu nombre y mail y ya nos esperas hasta que empecemos. Cualquier problema, por favor, estaré atenta hasta las 19:05 a la página de Facebook de Creando una familia.

Link: https://attendee.gotowebinar.com/register/9036989773459297280 

Una vez acabemos Mónica y yo de hablar abriremos paso a las preguntas. Dado que vamos a grabar la videoconferencia, las preguntas se escribirán por chat de manera que no saldrá el nombre de nadie.
Pero creemos que es muy interesante dejar constancia de la reunión.

Una última cosa:

 ¿Estás ya apuntada para recibir mi boletín?

Por que luego enviaré el link del video que grabemos
sólo a las personas que estén suscritas.
Pincha AQUÍ si todavía no lo estás.
¡No te la pierdas tanto en vivo y en directo, como grabada!

Si quieres leer cómo Mónica ha presentado esta videoconferencia a sus seguidores pincha AQUÍ

Si crees que a alguien le puede interesar no dudes en compartirlo, por favor.

El aborto en reproducción asistida

 

Nada te prepara para un aborto.
Tú lo sabes, sí. Oyes que ocurre. Le pasó a tu amiga o quizás incluso a tu hermana. Otras compañeras de embarazo los pierden tras mucho esfuerzo.

Si prefieres escuchar o descargar el artículo, haz CLIC aquí:

El aborto en Reproducción Asistida

 

Fotolia_43799126_XS

Pero a ti no te va a pasar.

  • No, porque has luchado mucho por conseguir este embarazo.
  • No, porque quizás llevabas varios años haciendo tratamientos y esta era “tu oportunidad”
  • No, porque el embrión era precioso.
  • No, porque tú lo has hecho con tanto amor que esto no es posible.
  • No, porque tú eres joven y tu problema era obstrucción de trompas.
  • No, porque estás sana y tienes salud.
  • No, porque esto no puede estar pasando.
  • No, porque tienes síntomas.
Pero si, nos ocurren y se nos parte el alma. No más que a nadie, pero es que las mujeres sin problemas de reproducción una vez pasado su dolor , pueden tener otro hijo, pero nosotras no sabemos si tendremos la oportunidad de otro embarazo. Y ese es nuestro terror… ¿y si esa era nuestra oportunidad?
Desgraciadamente los embarazos se pierdan tanto en reproducción natural como asistida y los porcentajes son iguales. Alrededor de un 20% según la SEF. Aunque en otros sitios aumentan esta cifra hasta un 50%.
Yo creo que incluyen los abortos bioquímicos de la reproducción natural de los cuales ni las mujeres nos podemos dar cuenta pues viene la regla normalmente y casi en fecha.
De hecho, no es por la reproducción asistida o por la manipulación en si, sino por la edad de los pacientes y los diversos problemas con los que se llega lo que suelen traer los abortos.
Aunque hace tiempo la media para empezar a hacer pruebas era de tres abortos, hoy en día suelen empezar a hacerse tras producirse el segundo.
Las que lo hemos pasado querríamos que en cuanto ocurre uno, ya nos hicieran todo tipo de pruebas, ¿verdad?
Por estadísticas los médicos saben que un aborto, dos y hasta tres son posibles sin que haya ningún problema específico lo que pasa que cuando has luchado tanto por un embarazo si a las dificultades que tú ya traes, les unes las probabilidades normales de aborto, pues claro, es sumar y sumar y no queremos asumir tanto riesgo…
Como este tema da para mucho voy a escribir sobre ello en varios post tanto a nivel médico como emocional.Aquí te hablaba del embarazo o aborto bioquímico.
¿Y tú? ¿Lo has vivido? ¿Lo has podido superar? No dejes de compartirlo si te apetece.