¿Qué pasa después del positivo de Reproducción Asistida? 2ª parte. Parto y lactancia

Continuo con la segunda parte de el artículo que iniciamos sobre lo que llega después de conseguir nuestro soñado positivo por reproducción asistida y que puedes leer haciendo CLICK en esta foto:

 

tras el positivo

 

Vamos hablar del parto y de la lactancia.

Como ocurre en el embarazo, aquí se te abren múltiples opciones según tu manera de ser y lo que traes aprendido unido a la información que busques y las inquietudes que te vaya surgiendo.

 

Parto

 

Es posible que hayas estado intentando sustraerte al miedo a lo largo de los casi nueve meses de embarazo, pero para las que lograrlo fue una odisea, casi le llevamos de serie, así que cuando se va acercando el momento del parto, un hecho trascendental, importante y que efectivamente no es sencillo, puede volver a surgir.

 

parto 1

 

Nuestros niños son llamados niños de oro por los médicos, dado lo que nos ha costado que llegaran a este mundo y por lo tanto te puedes encontrar con que muchos de ellos actuan de manera “demasiado conservadora”.

Y si a eso le unimos la inseguridad que toda embarazada siente cuando se está acercando el momento del parto, tenemos servido un parto intervenido y con altas probabilidades de cesárea.

Sí, las cesáreas son muy necesarias en muchas ocasiones, pero en otras muchas, dependiendo del equipo médico que te toque habría ocurrido o no.

Quiero decir que si tú le explicas a un ginecólogo que no tiende a intervenir los partos, las razones por las que a ti te hicieron una cesárea te las desmontará una por una.

Leo en los foros de reproducción asistida mujeres que piden cesáreas a sus médicos o que fantasean con la idea de que se la hagan y así evitar riesgos.

Recuerda siempre que una cesárea es una cirugía mayor y que la recuperación es más complicada que en un parto natural.

En caso de que te la hicieran, insiste en que no se lleven a tu hijo. Existe una campaña llamada Que no os separen con la que se intenta luchar contra esta práctica inútil si a tu hijo o a ti no os pasa nada.

 

Captura de pantalla 2014-06-03 a la(s) 10.29.11

 

Si no obstante, os separaran por algo tuyo, pide que se le entreguen a tu pareja o a otro adulto de confianza y que se pegue al bebé al pecho incluso metiéndolo dentro de su ropa (método canguro).

Si me permites uno de los mejores consejos que me dieron a mí y que puse en práctica tras mi segunda cesárea (Sí, he tenido dos) fue pedirle a todo el mundo que por favor no me visitaran en el hospital.

Ya llegaría el momento días o semanas después. Sólo tu familia más allegada que además te servirá de ayuda deberían ir a verte al hospital.

No es fácil de hacer, por que da un poco de vergüenza atreverse a pedirlo, pero te aseguro que la diferencia entre mi primera estancia y la segunda fue abismal.

Acaba de nacer tu hijo, necesitas conectarte con él, ir recuperándote e iniciar la lactancia.

Regalaos ese tiempo.

 

Lactancia

 

No tengas miedo, de verdad. Decide durante tu embarazo hasta qué punto es importante para ti que tu hijo reciba de ti una de las mejores cosas que puede darle, tu leche.

 

bebé mamando.png

 

Platéate la lactancia como algo que va a funcionar, que esa es la alimentación mejor para tu bebé y que en caso de que se complique, tiene una solución:Porque esto se puede pensar en abstracto, pero estar convencido del todo no es lo mismo.

¡Buscar ayuda!

Esa es para mi la principal diferencia entre las mujeres que logran establecer una lactancia y las que acaban abandonando.

Porque pueden ocurrirnos múltiples factores que no esperábamos como grietas, mastitis, cansancio terrible, la familia que no para de repetirte: ese niño pasa hambre pero todos tienen solución si tú sola o con ayuda de una pareja estáis decididos a lograrla.

Existen muchos grupos de lactancia y profesionales que incluso pueden ir a tu casa.

Establecer la lactancia, por lo general no es fácil, pero la satisfacción que da ver a tu hijo mamar de tu pecho sabiendo que lo qu ele estás dando es un tesoro, para nosotras, mujeres que hemos luchado tanto porque estén junto a nosotras, creo que se debería ser una prioridad.

 

Hazte cargo de tu embarazo, parto y lactancia.

 

Los médicos están ahí para ayudarnos, pero tienes que decidir cuál es la tendencia con la que te sientes más cómoda pues te vas a encontrar con todo tipo de ellas según acudas a uno u otro.

 

Te recuerdo que en La comunidad de reproducción asistida de esta página, tienes varios profesionales que pueden acompañarte en tu parto y lactancia que hacen descuentos especiales para las usuarias de ella.

 

¿Cómo te sientes estando ya embarazada por tratamiento? Te sientes como una más o sigues viviendo esa inseguridad o miedo del que hablo?

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal