¿Puedo transferirme embriones vitrificados dando el pecho?

Debido a las múltiples consultas que me llegaban hace un tiempo escribí un post titulado ¿Es compatible la lactancia y la Reproducción Asistida? pero ahora las preguntas van más allá y creo que se merecían un nuevo videopost: Transferencias de vitrificados dando el pecho ¿Sí o no?  

 

 

Dado que mi hijo mayor estaba mamando cuando empecé la búsqueda del segundo por Fecundación in vitro, tuve que investigar todo lo que pude porque no hay estudios hechos hasta la fecha sobre si es compatible o no.

En realidad la única fuente que pude consultar dado que sabía que los ginecólogos de Reproducción Asistida no lo consideraban compatible fue la web del hospital de Denia e-lactancia  todo un referente para las madres que damos el pecho a nuestros hijos.

Allí puedes consultar medicamentos, infusiones, cualquier alimento que dudes sobre si es compatible o no con la lactancia.

Si por ejemplo introduces el término “Meriestra”, medicamento que muy probablemente utilices en una transferencia de embriones, verás que te da un riesgo bajo o poco probable.

 

Pero, de cualquier manera, hoy no quiero hablar tanto de tema médico sino  del práctico y para ello te cuento un poco cómo me he formado mi opinión:

Tras tener a mi primer hijo decidí esperar dos años hasta ir a por el segundo, pero recuerdo perfectamente a mi amiga M. avisándome de que estaba corriendo el riesgo de acabar en donación de óvulos. Pero al igual que los accidentes de tráfico o los abortos, una piensa que a ella no le va pasar y además es que yo creía firmamente en la importancia de esos dos años en exclusiva para mi hijo.

Así es que dejé pasar el tiempo…

Dos años después, Rodrigo seguía tomando el pecho, pero decidí empezar.

Una vez comprobado que todas mis hormonas estaban bien y que todas las medicinas que iba a necesitar en e-lactancia eran de riesgo leve o poco probable, hice la primera FIV y durante un año alterné lactancia y Reproducción Asistida.

Peeeeero, tras no lograrlo un año después y como iba a dar el salto a donación de óvulos, decidí que la paraba. Él tenía tres años y yo no sentía que ya le privara de nada (aunque si por él hubiera sido…)

El salto era grande, la apuesta, a muerte y ahí, a pesar de que sí considero que la lactancia y la Reproducción Asistida son compatibles (si las hormonas salen todas bien y sobre todo si la paciente asume el riesgo de que no funcione) la dejamos.

En un momento y tras sucesivos fracasos, sentí que tenía que elegir.

??????????????????

© Sergey Nivens – Fotolia.com

 

Entonces, Eva ¿me transfiero embriones vitrificados durante la lactancia?

FUNDAMENTAL:

Todas las hormonas, especialmente la prolactina, han de estar a niveles normales (cuando la lactancia es prolongada la prolactina se normaliza)

Y ahora voy a darte mi opinión basada en mi experiencia y lo que he ido viendo estos años. ¡Recuerda que yo no soy médico!

Te en cuenta eso de que “Esto es biología, no son matemáticas” y

que quedarte embarazada  puede que tenga que ver o no con la lactancia

y nunca lo sepamos:

 

Si son de tus óvulos y eres joven

Podrías arriesgarte  a transferir si el factor es masculino. Si es tuyo le daría otra vuelta aun teniendo (supuestamente) tiempo para hacer más FIV en caso de que no te quedaras. Que la Reproducción Asistida es dura… ¡Y cara!

 

Si son de tus óvulos y ya no eran tan joven

No te arriesgues. Cada vez tengo más clara esta recomendación si no quieres correr el riesgo a la renuncia genética. A veces las ganas de tener un segundo hijo nos puede, pero de verdad, si no quieres renunciar a la lactancia, no corras el riesgo de que esos embriones vitrificados no se implanten.

Por supuesto que pueden no hacerlo por otros factores, pero como nunca lo sabremos y como realmente ignoramos hasta dónde puede llegar la implicación de la lactancia en parejas con infertilidad, no correría el riesgo.

 

Si no son de tus óvulos y eres joven

No me arriesgaría. Tienes ya un niño nacido genéticamente igual a los embriones que tienes vitrificados y a no ser que tengas muchos, puedes perder la oportunidad de que sean hermanos genéticos del todo. Ah, y tendrías que hacer una nueva donación de óvulos con todo lo que ello implica…

 

Si no son de tus óvulos y ya no eres tan joven

No me arriesgaría a transferir. Puedes perder a los “hermanos genéticos” de tu hijo ya nacido. Es verdad que tienes que valorar el que vas a ser menos joven para llevar un embarazo adelante. Ponlo en la balanza y decide que es más importante: esa hermandad o tu edad. ¡Ah! y hacer de nuevo el proceso en caso de negativo.

 

Me encantaría que compartieras tu experiencia y te aseguro que puede ayudar mucho a esas mujeres que no saben cómo tomar una decisión sobre si transferirse sus vitrificados o esperar.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal