¿Qué pasa si la pareja se rompe y la mujer se plantea la maternidad en solitario?

maternidad en solitario

 

Hace unos meses estaba preparando el taller que hice sobre maternidad en solitario para futuras Madres solas por elección cuando me llegó un mail de una de las participantes del programa El camino a tu hijo.

 

Si prefieres escuchar o descargar el audio de este artículo, haz CLICK AQUÍ:

¿Qué pasa si la pareja se rompe y la mujer se plantea la maternidad en solitario?

 

Me comentaba que aunque el programa le había gustado mucho, echaba de menos que cuando hablaba de las diferentes situaciones por las que una mujer llega a plantearse ser madre sola por reproducción asistida no nombrara el caso de aquellas mujeres que han tenido que tomar la decisión de romper una pareja para poder continuar con su proyecto de maternidad.

 

¡Era cierto! ¡ERROR!

 

 

¿A quienes había nombrado?

  • A aquellas mujeres que pasados los 35, 37 años empezaban a preocuparse de su reloj biológico y pensaban que ya no podían esperar más la llegada de una pareja.
  • Y en segundo lugar también nombré a aquellas mujeres de alrededor de los 30  que estaba empezando a hacerse tratamientos de reproducción asistida para tener hijos sin esperar a esa hipotética pareja de la que hablábamos.

 

¿A quién dejé sin nombrar?

A ese grupo emergente de mujeres que aún partiéndoseles la vida acaban dejando a su pareja y tienen que reorganizar su proyecto compartido de formar una familia con otro adulto para convertirlo en un proyecto de maternidad en solitario.

 

Actualmente no existen estadísticas de cuál sería el grupo más amplio en las madres solas por elección.

Pero te cuento, por que tengo información de primera mano ya que soy una de las fundadoras de la Asociación madres solteras por elección y en ella estamos más de 400 mujeres y nuestros hijos.

El grueso de mujeres que tenemos más de 35 años cuando nos planteamos tener hijos sigue siendo el mayoritario, pero desde hace años el grupo de mujeres más jóvenes ha ido aumentando poco a poco.

Siempre hemos tenido mujeres que nos han comentado que estaban en pareja y que se había terminado porque en un momento dado ellos no les acompañaban en el camino de la maternidad, aunque tampoco eran tantas.

Eso está cambiando y al igual que la participante de mis talleres, cada vez me escriben y conozco a más mujeres que tienen que decir adiós al que creían era el amor de sus vidas.

 

¿Qué está pasando? ¿que está cambiando a esta gran velocidad?

Pensaba yo que las mujeres que decidíamos ser madres solteras por elección eramos “bastante radicales” y atrevidas, pero estar en pareja y atreverse a dejarla por que tienes muy claro que quieres un hijo, me parece mucho más complicado.

 

Como leí una vez:

a una mujer que quiere tener un hijo
no hay nada que le pare.

y creo que este es uno de esos casos claros.

 

Somos muy afortunadas por vivir en una sociedad en la que podemos tomar estas decisiones.

 

Mucha gente no está de acuerdo con este tipo de decisiones que estamos tomando y se lleva las manos a la cabeza sobre hacia dónde va esta sociedad.

Nunca entro en discusión con ellos por que no creo que tenga que justificar mi modelo de familia.

La sociedad está en desarrollo, como siempre, y en esta época uno de los aspectos que están en evolución es la familia.

 

Así es que si estás en este caso y ya has tomado tu decisión de romper la pareja busca más que nunca apoyo. Muchas personas no van a entender tu decisión.

Insisto, muchas.

 

Pero cuando una tiene un objetivo, sólo hay que mirar al horizonte e imaginarlo.

 

Si eres una mujer que ha vivido esta situación o qué cree que va a tener que tomar esta decisión, por favor me gustaría mucho que nos dejarás tu comentario.

 

 

 

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

10 pensamientos en “¿Qué pasa si la pareja se rompe y la mujer se plantea la maternidad en solitario?

  1. Ana

    Este es mi caso y no se qué podría contar que sirviese de inspiración.. básicamente es como si algo tirase dentro de mí para alcanzar mi objetivo, ser madre y casi no tengo tiempo para lágrimas por lo que no pudo ser, ya que tengo alegría por lo que será :)
    Un abrazo a Eva porque tu trabajo me sirve de guía y apoyo en el camino que hay que recorrer.

    Responder
  2. EVA G MENDUIÑA

    Pues sí, esta historia me suena!!! En mi caso fue mucho tiempo de lucha para convencer a mi pareja de ser padres, así que yo creo que esos años me sirvieron para coger fuerza para enfrentarme a la maternidad sola. Yo lo tenía muy claro, si ponía en la balanza, prefería ser madre que pareja!!! Además considero que pareja puede ser durante toda tu vida, la posibilidad de ser madre se acorta en el tiempo, así que no lo pensé dos veces y salí corriendo!!! En enero hará dos años que llevo luchando para ser madre, todavía no lo he conseguido, pero NUNCA me he arrepentido de seguir esta camino sola.
    En cuanto a lo que dices de que la gente no lo va a entender, totalmente de acuerdo. Lo que yo llevo observando durante este tiempo es que que una mujer haya roto una relación para enfrentarse a la maternidad sola suele dar miedo, a amigos, familia y posibles parejas. No sé si me explico que hayas sido madre y te hayan abandonado vale, que te quedaras embarazada y tu pareja no se haga cargo también vale, que no tengas parejas y decidas ser madre se empieza a aceptar, pero que te separes para ser madre no es fácil de comprender, sobre todo, creo yo, que por que lo ha elegido una misma, y eso asusta, o lo pueden confundir con un capricho que ya se le pasará…..

    Cuando ven que pasa el tiempo y sigues con tu lucha, que te lo tomas en serio..los más cercanos, los de corazón, te apoyan incondicionalmente!!!!

    Gracias Eva por este post y por todo tu trabajo.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Eva, muchas gracias a ti por compartir tu experiencia tan interesante y con tantos detalles. Es verdad que va ocurriendo más…
      Por otro lado tú dices que no te has arrepentido NUNCA, pero me da la sensación de que ellos se arrepienten un poco más de haberos dejado ido… es mi sensación.
      Con el tiempo ambos agradeceréis no haberlo hecho sin creer de verdad que estabais haciendo lo que queríais (cada uno con su decisión)
      Un abrazo y gracias de nuevo

      Responder
  3. Maria

    Hola,
    Acabo de escuchar tu artículo de mujeres que rompen la pareja para poder tener un hijo y me he sentido completamente identificada. Yo aún estoy en trámite tanto de ruptura como de decisión de tener un hijo sola con donante. Tengo una pareja desde hace casi 12 años, el no quiere tener hijos ( aunque ya tiene uno de una pareja anterior ) y yo cada vez estoy más segura de que si quiero. Desde hace un par de años me viene rondando la idea de ser madre por encima de todo, incluido el. Voy a cumplir 36 años y tendría que decidirme ya. Es muy duro querer a tu pareja pero a la vez saber que no podrás ser feliz si renuncias a la maternidad por él, y yo estoy segura que si renunciara me arrepentiría toda mi vida. No me da miedo ser madre soltera, a mi hermana y a mi nos crio mi madre sola ( mi padre se desentendió de sus hijas al divorciarse y casarse con otra mujer ) y hemos sido súper felices y sin ninguna carencia. Mi madre lo hizo genial y con tanta naturalidad que parecía facilísimo.
    Lo duro de esta situación no es saber si quieres ser madre soltera, es saber que puedes, quieres pero que no podrá ser con la persona que has compartido tu vida y quieres. Tienes que renunciar a una parte de ti, que es tu pareja, para lanzarte a la piscina…
    En fin, solo quería decirte que pensaba q yo era la única en esta situación, pero gracias a tu articulo veo que no hay nada nuevo bajo el sol.
    Muchas gracias por tu artículo, me ha encantado.
    María

    Responder
  4. Eva María Bernal Post author

    Hola, María gracias por compartir tu historia. Debe ser durísimo, no puedo imaginarlo. Desgarrador. Pero ser madre tiene un plazo y si sientes que es tu camino…
    Te deseo mucha suerte! y no no, no eres la única…

    Responder
  5. Carla

    Hola,
    Yo me encuentro ahora en la situación de decidir si dejo a mi marido, con quien llevo 10 años (4 casados + 6 de novios) por cumplir mi sueño de ser madre. Tengo casi 38 años, he esperado mucho tiempo preguntándole si no querría tener hijos, ni uno sólo, y siempre me respondía “ahora mismo no”. Yo ya no puedo esperar más, literalmente, se me está haciendo tarde y me da miedo que ya haya esperado demasiado. Realmente me arrepiento de no haber aclarado este tema cuando éramos novios. No parece una decisión tan importante cuando encuentras al hombre perfecto, y después de 10 años juntos sigo pensando que él lo es.
    Lo hemos hablado y si yo decidiera seguir adelante él abandonaría el domicilio conyugal y nos divorciaríamos. Cuesta mucho, mucho trabajo tomar la decisión de dejar al amor de mi vida y enfrentarme a la maternidad sola, pero él ya ha reconocido que no querrá hijos nunca. Además se juntan factores como los laborales, trabajo a turnos, de lunes a domingo, vivo lejos de mi madre y para poder cuidar del bebé necesitaría volver a casa de mi madre para que ella me ayudara, y vender o alquilar mi vivienda para conseguir algo más de liquidez. Como veis, al estrés de la maternidad en solitario tendría que añadir un divorcio y una mudanza.
    Y nada me garantiza que no vaya a gastar todos mis ahorros para nada, quizás ni siquiera consigo un embarazo y entonces lo pierdo todo.
    La otra opción es seguir con mi marido, pero sé que el hecho de no tener hijos me haría muy infeliz y a largo plazo acabaría pagando mi frustración con él y no creo que la relación durara toda la vida, por lo que acabaría sola, sin marido ni hijo.
    No tengo ni idea de qué hacer en este momento y me planteo intentar la inseminación artificial y hablarlo con mi marido sólo si consigo quedarme embarazada, si no me quedo embarazada tampoco le perdería a él. Pero llevar el tema en secreto me parece una jugarreta y no lo veo justo para él.
    No le deseo a nadie que pase por lo que yo estoy pasando.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Hola, mucha gracias por contarnos un testimonio tan desgarrador emocionalmente. Qué dilema. Yo,si me permites, te sugiero no hacer tratamientos en secreto. Mantener un secreto así sería duro para ti y si él se entera, imagina su reacción. Un abrazo fuerte

      Responder
  6. Carla

    Si, esa opción, por injusta para él, ya la he descartado. Él no merece ser el segundo plato de nadie.
    Muchas gracias Eva Marea,

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *