¿Joven y en reproducción asistida? Ay, amiga…

Empezar los tratamientos de fertilidad con más de 35 años y además sin pareja como fue mi caso, supuso que aceptar la reproducción asistida no fuera especialmente complicado. Afortunadamente existía esta solución para ser madre y siempre di las gracias por ello.

¿Pero qué  pasa cuando una pareja heterosexual intenta tener un hijo y además tiene alrededor de treinta años?

Nadie entiende nada: ellos los primeros y después el resto del mundo.

Su familia, amigos y es posible que hasta su ginecólogo les dirán que tranquilos, que en cuanto dejen de pensar en ello se quedarán embarazados.

Por otro lado para la mayoría es como si no existieran por que actualmente los que no somos médicos, nunca pensamos en alguien joven cuando se habla de necesitar reproducción asistida.

¿Te suena?

 

Endometriosis, miomas, formas extrañas de útero y lo más inesperado de todo: FSH, o sea, baja reserva ovárica, o sea, menopausia precoz.

Si tú estás viviendo este caso imagino qué rabia sientes, que sensación de estafa con la vida que esperabas llevar, los años que llevas intentando no quedarte embarazada (aunque las que empezamos más tarde nos desespera recordar todos esos años vividos siempre agobiados por si ocurría lo que no deseábamos: un embarazo) ¡qué ironía!

Te recuerdo los tres consejos que te doy en el video:

No esperes más de un año para empezar a hacerte pruebas. Si estáis yendo a por un embarazo y sabéis que más o menos estáis coincidiendo los días de la ovulación y aun así no lo estáis consiguiendo: se impone una visita al ginecólogo y pruebas… ¡y que no te quieran convencer!.

2º Vas a sentirte extraña y te lo van a hacer sentir porque eres joven y sana, porque estás ansiosa por tener un hijo, porque no puede ser, porque tiene que haber un error. Sal fuera, pide ayuda, únete a personas que te entiendan y por supuesto, aquí estoy si lo deseas.

3º Esto más que un consejo, es un comentario, una noticia: da gracias a que tuvisteis la gran idea de tener un hijo jóvenes y no estuvisteis siete años más tomando la píldora o usando cualquier otro medio anticonceptivo mientras tus problemas aumentaban si tú saberlo.

A pesar de todo, eres joven, eres fuerte, tienes ganas y tienes claro tu objetivo, eso te hace candidata a mamá, te lo aseguro.

Eres la primera que tiene que creer que:

Yes, you can.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal

Quizás también te interese:

2 pensamientos en “¿Joven y en reproducción asistida? Ay, amiga…

  1. Rosa

    He estado leyendo tus artículos y me han parecido todos muy interesantes y de gran ayuda. Justamente hoy nos hemos encontrado tras una eco que seguramente tenga un embrazo anembrionario.
    Si ya es duro de por si, esto llega después de tener que someternos a un tratamiento reproductivo con menos de 30 años cuando “todo está bien”.
    Como tu creo que no hay que esperar un año a hacerse pruebas. Tuve dos bioquímicos y tras 10 meses de búsqueda infructuosa decidimos empezar a realizar pruebas. Y menos mal porque parecen que no se terminan nunca. Hemos estado 10 meses más haciendo pruebas y probando otros métodos como el OMIFIN sin éxito.
    Me parece fantástico que habiendo pasado por lo que has pasado, decidas comoartirlo con otras personas para ayudarles.

    Responder
    1. Eva María Bernal Post author

      Hola, pues sí, mucho historial para ser tan joven, qué duro. ¿te han hecho y a pruebas genéticas? y a tu marido?
      Decidí profesionalizar mi experiencia y dedicarme a ayudar a quienes lo estáis pasando ahora, pero muchas veces, puf, de repente conecto con todo lo que sufrí… en fin!
      Siento que estés pasando tú ahora este momento tan duro…

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *