Errores en reproducción asistida. el 1º, no hacerse una beta

Cuando nos embarcamos en reproducción asistida vamos con alegría, con miedo, con ilusión y con tantos de los sentimientos que hemos hablado en muchas ocasiones.

Lo que ignoramos realmente es hacia dónde vamos y cómo vamos a reaccionar.

 

Lo que va sucediendo va a hacer aflorar lo que siempre ha estado en nosotras. Nuestra manera de enfrentarnos al mundo, lo que pasa es que tratándose de tener un hijo, deformar nuestra familia, de nuestro proyecto vital, la alteración a la que podemos llegar te va a sorprender mucho.

Quiero hacer una serie de videos sobre cosas o errores en los que no debemos caer nunca en reproducción asistida, alguno de ellos te va a sorprender como este que te cuento y del cual soy la protagonista: ¡Pa matarme!

Si has leído mi libro Mi maternidad asistida, puedes recordar lo de ahí:

 

 

A veces temo asustar a personas que se acerquen a mi página y están empezando en la reproducción asistida.

¡Dios santo, cómo nos verán a las que llevamos mucho tiempo!

Seguro que piensan que a ellas no les va a pasar, como nos ocurre a todos; que no creemos que nos va pasar casi nada malo en la vida e incluso a veces también nos negamos lo bueno por que llegamos a creer que sólo le pasa a otros.

Ojalá sean de los afortunados que en uno o dos tratamientos se quedan embarazadas pero si no es así o son como mi amiga y compañera de los PicNic online Marian Cisterna o si son como la mayoría de nosotras, el proceso va a ser complejo.

Y posiblemente nos lleve a cometer errores como el mío, de los cuales iremos hablando en sucesivos video post.

 

Puedes encontrar todas los errores que hemos ido revisando en reproducción asistida en este ALBUM de PINTEREST que he creado. ¡Pásate a verlo!

¿Tú has hecho algo fuerte, fuerte? Venga, se valiente y no te cortes, compárte con  nosotros esas cositas que la reproducción asistida te ha hecho “cometer”.

Acerca del autor

Eva María BernalEva María Bernal Eva María Bernal